los40-menu-burger
los40-icon-lupa
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • FOTOGALERÍAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • Tarjeta LOS40
  • los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Así es cómo BTS y París hicieron realidad el sueño de mi hermana

    Un caluroso 8 de junio, la sorprendí con unas entradas para el concierto de BTS en París. Desde España, emprendimos la aventura

    Así es cómo BTS y París hicieron realidad el sueño de mi hermana

    BTS en 'Good Morning America' / John Lamparski (Getty Images)

    Suena el despertador, miro mi teléfono móvil y observo los dígitos de la pantalla que alumbran mi habitación. Las cuatro de la mañana. La aventura había comenzado, y yo no había pegado ojo, claro.

    Ese día, 8 de junio, la misión de sorprender a mi hermana pequeña con unas entradas para el concierto de BTS en París había comenzado. Yo marcharía a la Ciudad del Amor desde Madrid con mi mejor amiga, mientras que mi hermana lo haría con mis padres desde Málaga, el paraíso en el que nací.

    Mi hermana es una fan acérrima de la exitosa banda de K-Pop, así que cuando vi la oportunidad de conseguir nuestros pases para uno de los cuatro conciertos que ofrecían en Europa con el Love Yourself: Speak Yourself Tour, me lancé a por ello. Londres y París son las dos únicas ciudades que han visitado y en las que han ofrecido su música en directo. Así que, ¿cómo podía dejarlo escapar?

    El pasado viernes 7 de junio, mi padre, que es el único de mi familia que se ha compinchado conmigo en esta locura, le contó a mi madre y mi hermana que al día siguiente, por sorpresa, viajaríamos a Bilbao para celebrar el cumpleaños de un familiar. Lo que ellas desconocían es que se convertirían en las víctimas de la gran sorpresa.

    Ya todos en los respectivos aeropuertos, y antes de dirigirnos a nuestras puertas de embarque, decidimos hacer una videollamada. Ahí fue cuando se ocasionó el bigbang. Mi hermana aparecía en pantalla y yo, aprovechando ese plano, le enseñé las entradas del concierto.

    Apenas puedo describir su reacción. Ella siempre ha sido de interiorizar sus sentimientos, así que no esperé un alboroto en mitad del aeropuerto. Lo que sí creí que ocurriría, y así fue, es que las lágrimas comenzasen a inundar su rostro. (Aún recuerdo cuando le regalé una mochila de BTS por su cumpleaños y se arrancó a llorar).

    "Carmen, nos vamos a París a ver a tu grupo favorito en directo", le dije. Yo, como hermana mayor, no pude evitar emocionarme. No hay nada más reconfortable que eso. Os lo aseguro.

    Después de recuperar las fuerzas, cogimos nuestros vuelos y nos reencontramos en la capital francesa. Abrazos y sonrisas recibieron nuestra quedada.

    Un estadio, 90.000 personas, entradas agotadas

    Transcurrieron las horas y varios paseos por las preciosas calles de la ciudad hasta que partimos hacia el lugar en el que mi hermana cumpliría su sueño. El Stade de France de Saint-Denis nos esperaba con las puertas abiertas desde las 16:30 horas.

    Fans de BTS en las afueras del Stade de France el pasado 7 de junio / Geoffroy Van Der Hasselt (Getty Images)

    Aquel recinto es enorme. Jamás imaginé que lo pisaría para asistir a un concierto de BTS con otras 89.999 personas, y qué buena decisión. Banderas de todos los rincones de Europa se alzaban en el aire, incluidas las españolas, lo que llenó nuestros cuerpos de orgullo.

    Y llegó el momento. El estadio, iluminado por los light sticks de los miles de seguidores allí presentes, rugió durante varios segundos. A mi hermana le brillaron los ojos y yo ya supe que uno de mis sueños también se había cumplido.

    Con un juego de luces y apareciendo en las dos pantallas gigantes ubicadas en los laterales del escenario, los siete jinetes del apocalipsis aparecieron sobre el escenario. Gritos de emoción e histeria retumbaron en el Stade de France. Llegó el turno de Dionysus.

    Pero BTS tenía claro que su objetivo no solo era el de presentar su últimos discos. Este espectáculo también estaba dedicado a aquellos seguidores que los han acompañado en las etapas previas a su gran salto al mercado internacional. Por ello, también interpretaron Not Today, Wings, Best Of Me, Serendipity y DOPE, acompañados también de los más recientes Euphoria, Just Dance y Boy With Luv con un gran LOVE en la pantalla. De ete modo, cada uno de sus integrantes también tuvieron la oportunidad de lucir sus talentos individuales.

    Con el paso de los temas, del tiempo y de los cambios de vestuario, el nivel de adrenalina aumentaba y no había forma de frenarlo. Inconscientemente, el concierto llegó al ecuador con temas como Baepsae, Fire, IDOL, Singularity y Fake Love, con sus respectivas coreografías de infarto.

    El juego de luces, la variedad de escenografía y los ritmos no cesaron. Incluso, los protagonistas de la noche interactuaron con los miles de seguidores allí presentes. Ellos, por su parte, respondían en el idioma de los gritos, ya que era la única forma de que aquello fuese un forma de comunicación bidireccional.

    Luego llegó el turno de Seesaw, Epiphany, The Truth Untold, Tear y el electrónico tema de MIC Drop junto a Steve Aoki. Aunque no contamos con la presencia del DJ, no dejamos de saltar ante el juego de luces de colores cálidos que ofrecieron. Suga dejó caer su micrófono y nosotros aún queríamos más y más. ¡Que nunca acabe!

    Concierto de BTS en París / Laura Coca (LOS40.com)

    El final se acercaba y lo supimos desde el segundo en que oímos sonar las melodías de Anpanman con castillos hinchables sobre el escenario. Después lo hicieron So What y Make It Right. Pero si hay algo de lo que BTS es consciente es de que sus fans son uno de los mayores pilares de su trayectoria, por lo que ellos también debían ser los protagonistas de la noche. De este modo, los siete integrantes regalaron unas bonitas palabras de agradecimiento a los 90.000 seguidores allí presentes.

    Fue ella. Mikrokosmos fue la canción que puso el broche final a la noche. Giré hacia mi hermana y la abracé, pues su emoción la dejó en un estado de shock constante con el que apenas conseguía moverse ni articular palabra. "He cumplido mi sueño" fue lo único que pronunció cuando salíamos del recinto, y en aquel momento yo fui la más feliz del planeta.

    BTS en Stade de France / Laura Coca (LOS40.com)

    ¿Cómo siete personas que no conoces pueden hacer tu sueño realidad? Tal y como dijo John Lennon, "un sueño que sueñas solo, es un sueño. Un sueño que sueñas con alguien, es una realidad". Aún recuerdo cuando un día se levantó con una gran sonrisa y me contó emocionada lo que había soñado aquella noche. Había ido a un concierto de BTS en París conmigo y con mi mejor amiga. "¿Te acuerdas que un día hablamos de lo guay que sería ir a uno de sus conciertos?", me preguntó aún en shock. Yo, con brillo en los ojos, miré a mi alrededor, comprobé que aún estábamos en la capital francesa, que era domingo 9 de junio y que todo había ocurrido el día anterior. "No lo has soñado, lo has vivido". Y lo mejor todo, yo lo he hecho contigo.


    icono_desplegar_comentarios_2

    Comentarios

    icono_desplegar_comentarios_2
    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?