los40-menu-burger
los40-icon-lupa
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • FOTOGALERÍAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • Tarjeta LOS40
  • los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Iker Jiménez desvela el peor episodio de su carrera: “Perdí todo de un plumazo”

    El presentador de 'Cuarto Milenio' se sincera con su público

    Iker Jiménez desvela el peor episodio de su carrera: “Perdí todo de un plumazo”

    Cuatro

    A día de hoy, Iker Jiménez es uno de los presentadores más queridos de la televisión. Los casos paranormales que investiga en su programa Cuarto Milenio han cautivado a miles de personas, que se quedan pendientes de la televisión para intentar conseguir respuestas.

    Pero la vida de Iker tuvo en capítulo muy negro que él mismo ha querido revelar en su programa. El presentador tuvo que hacer frente a una dura crisis personal en el que, tal y como asegura, “perdi todo de un plumazo: “Hace 20 años tuve un momento de esos de perder de un plumazo mi estatus y lo que había logrado con bastante esfuerzo (…) Con 26 años estaba en un estatus absolutamente, para mis perspectivas, maravilloso. Pero hubo un momento en el que, por ciertas circunstancias, no tenía nada de un día para otro y sin ningún tipo de seguridad, con los dos bolsillos resplandecientes”.

    En ese momento, tal y como cuenta el presentador, de un día para otro, perdió todo “de un plumazo”: “Me fui, me dijeron que me fuera”.

    Fue entonces cuando el comunicador decidió retirarse unos días a Sigüenza, aunque no tuviese ningún tipo de relación con aquella localidad: “Le dije a mi mujer que me iba al castillo de los Obispos de Sugüenza”.

    Ver esta publicación en Instagram

    Una publicación compartida de La nave del misterio (@navedelmisterio_) el

    Allí, Jiménez asegura que encontró una paz interior para reflexionar: “Escribía en ese maravilloso lugar y tenía la impresión de que era el típico sitio de esplendor en la Edad Media pero que se había quedado de lado en la actualidad. Me bajaba muy de madrugada. Bajé cinco o seis días. No tengo ni idea del motivo, pero tuve la sensación de que esto me iba a traer suerte”.

    De este modo, Iker fue recuperando la ilusión y a sentirse con fuerzas para continuar adelante. Ahora, vente años después, continúa teniendo su propio programa y trabajando haciendo lo que más le gusta. “Estamos en una sociedad que cuando lo pierdes todo, en vez de considerarse que es muy interesante el aprendizaje para regresar, se moniza un poco a esas personas. Lo importante es volver a caminar”, ha terminado diciendo Iker.


    icono_desplegar_comentarios_2

    Comentarios

    icono_desplegar_comentarios_2
    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?