los40-menu-burger
los40-icon-lupa
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • LOS40 Dance
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • FOTOGALERÍAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • Tarjeta LOS40
  • los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Crítica: Ed Sheeran, más polifacético que nunca en ‘Nº6 Collaborations Project’

    Después de varios singles, por fin podemos escuchar uno de los trabajos más ambiciosos del británico. Pero, ¿alcanza la calidad de su otros discos?

    Crítica: Ed Sheeran, más polifacético que nunca en ‘Nº6 Collaborations Project’

    Kevin Mazur / Getty

    A estas alturas de la película, Ed Sheeran puede hacer lo que le de la gana. Con varios récords a sus espaldas, el músico ha estado siendo protagonista de titulares durante estos últimos meses por llenar estadios de decenas de miles de personas con un espectáculo basado en él y su guitarra. Es muy evidente: El pelirrojo tiene el peso suficiente en la industria como para colaborar con quien quiera y cuando quiera. 

    De hecho, hace dos años, ya dejó ver que lo suyo eran las colaboraciones imposibles. Cumplía un sueño colaborando en el disco de Eminem, a la vez que hacía lo mismo en su discografía una nueva versión de su Perfect junto a Beyoncé, -e incluso otra con Andrea Bocelli-. Sus fans, que no acostumbraban a ver voces ajenas al británico en sus discos, no pudieron recibirlo mejor. Ahora, puestos a sorprender, ha decidido hacerlo a lo grande: Ya ha llegado Nº. 6 Collaborations Project. 

    El anuncio del tracklist no dejó indiferente a nadie. Artistas tan alejados del estilo popero del pelirrojo como Travis Scott, Cardi B, Justin Bieber o incluso Skrillex se reúnen en uno de los que ya promete ser álbum del año, y que ya está disponible en todas las plataformas. Porque este disco no iba a ser pop, como ya venía avisando el pelirrojo; Nº. 6 Collaborations Project es un increíble collage de estilos por los que Ed Sheeran se va moviendo cómodamente, aunque tutelado por sus respectivos colegas. 

    Él mismo lo llama “una compilación de los artistas de los que soy fan”, y se ve rápidamente. Ed Sheeran ha llamado a quien ha querido, sin imposiciones ni sugerencias. En la larga lista que componen todos los ‘feats’ del disco, el músico ha dejado entrever sus gustos -y amistades- que van desde lo más puro del mainstream internacional a joyas desconocidas que se abren al gran público en cada canción. 

    La idea surgió gracias a la última canción que cualquiera relacionaría con el bueno de Ed: Lady Marmalade, de P!nk, Mya, Lil’ Kim y Christina Aguilera. Su intención era hacerlo con Justin Bieber y Bruno Mars, aunque la idea acabó ensanchando en otro álbum recopilatorio. El nº 6, más concretamente. Y para quien se lo esté preguntando, sí, hubo nº 5; aunque fue por 2011 y las colaboraciones distaban bastante de los nombres que ha reunido para este

    En un principio, Ed Sheeran quería hacer su propio 'Lady Mermelade'

    Sin embargo, aunque se muestre como una fiesta de estilos musicales, Ed rápidamente se va a su favorito. Y es que, aunque el británico creciese con rock de fondo, rápidamente acabó aficionándose al rap y el hip-hop, detalle que se ve en muchos temas de su discografía. Por ello, no es de extrañar que los raperos hayan conquistado más de la mitad de las colaboraciones del disco. De este modo, se pueden oír temas como Remember The Name, muy animada para incluir nombres como su amado Eminem o 50 Cent; o Antisocial, con un impecable Travis Scott que eclipsa una canción con una temática atrayente y más profunda de lo que solemos oír del cantante.

    Pero por mucho que se desviase, el rock compone el ADN del músico, y se nota desde los primeros segundos de Blow. Siendo una de las grandes sorpresas del disco -pese a ser estrenada hace ya unos días-, Ed Sheeran dejándose llevar por el rock es lo mejor que le podía pasar al proyecto, volviendo a demostrar una versatilidad musical increíble al ritmo de una guitarra eléctrica. Está claro que no está nada mal acompañado: Chris Stapleton y un flipante Bruno Mars -que por cierto, toca todos los instrumentos de la pista- completan la canción más redonda del disco. ¿El secreto? Quizá sea que se lo han pasado como críos grabándola. 

    Poco a poco se va saliendo de la zona de confort, yéndose a un inesperado Nothing on You que se sube en plena marcha al boom de la música latina gracias a su colaboración con el trapero argentino Paulo Londra. Huyendo de un ritmo bailable, el británico nos trae un tema tranquilo pero que mantiene una esencia de fiesta que no se puede quitar de encima. Puede que no vaya a copar listas, pero es suficiente como para no pasar desapercibido dentro del disco. 

    Siguiendo con South of the border, Ed sigue apostando por el mundo latino, aunque alejado del español: Camila Cabello entra en este temazo para hacerlo pegadizo y suficientemente memorable como para encandilar a los fans. No falta nada, pero parece que siguiendo la estela de su amor por los crossovers quiso rizar el rizo incluyendo a la trapera Cardi B para el final. Acabando por todo lo alto.

    Ed Sheeran se une a la fuerza de Camila Cabello y Cardi B

    Cross Me es el último lanzamiento al público. Se trata de un freestyle que conquistó a Ed nada más escucharlo y quiso incluir en el disco. Aunque fuese una grabación que no tenía la calidad suficiente para un álbum, el artista consiguió encontrar la manera de meterlo editándola como pudo. Y así lo hizo: Habemus temazo junto a Chance The Rapper & PnB Rock

    Y llegó el momento de la balada. Ed Sheeran no sería Ed Sheeran sin un Thinking Out Loud o un Perfect dentro de su disco, por lo que Best part of me con Yebba es una muy digna sucesora. Una letra simple con la que volver a creer en el amor hace que ésta sea una de las pistas que menos pierde el estilo habitual del pelirrojo y le deja muy dentro de su zona de confort, pero la química con la cantante es evidente y rápidamente se olvida para disfrutar del tema. 

    El resto de temas que completan este álbum siguen sin desmerecer al producto final. Sin hacer otra lista interminable, los fans verán otras sorpresas como Way to Break My Heart con Skrillex, que se aleja mucho de lo que seguramente muchos esperaban -porque no todo es Bangarang-; o la ya estrenada Beautiful People con Khalid, que se abandera del buenrollismo que ya intentó I Don’t Care

    Tenemos ya un disco que, simplificando muchísimo, vale la pena escuchar entero. El británico ha demostrado ser capaz de cualquier cosa en la música, poniéndose los pocos retos que le quedaban por cumplir. Con o sin su guitarra, Ed conquistará a su público con su nuevo proyecto e incluso atraerá nuevos adeptos que vendrán por los nuevos géneros y se quedarán por su voz. Seguro que ya hay gente que ni habrá terminado de escuchar este disco y ya está pensando cuál será el siguiente movimiento de Ed. ¿Volverá a hacer temblar la industria? Habrá que esperar para verlo. Aunque sea dándolo todo a ritmo de Blow.


    icono_desplegar_comentarios_2

    Comentarios

    icono_desplegar_comentarios_2
    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?