los40-menu-burger
los40-icon-lupa
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • LOS40 Dance
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • FOTOGALERÍAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • Tarjeta LOS40
  • los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Mujeres en la música urbana: radiografía de un fenómeno que ha venido para quedarse

    Las veteranas prepararon el camino. Las novatas lo pisan fuerte. ¿Quiénes son y a qué se enfrentan?

    Mujeres en la música urbana: radiografía de un fenómeno que ha venido para quedarse

    Nathy Peluso, una de las caras más recientes / Xavi Torrent / Getty Images

    Primero fueron el rap y el hip hop, luego el reguetón y el trap y ahora tenemos un conglomerado de estilos y artistas bajo la etiqueta urban donde también caben flamenco, ritmos latinos y africanos. La música evoluciona y se transforma y, si nace a pie de calle, más. Mientras tanto, las mujeres seguimos peleando día a día en todos los ámbitos, quizá en unos más que en otros, quizá en todos por igual. Analizamos la situación de las artistas femeninas de música urbana en nuestro país con dos expertas de la escena, Inma Grass y Sonia Cuevas.

    Inma Grass (socia fundadora y directora comercial de Altafonte) fue directora de promoción del mítico sello Boa y responsable del lanzamiento de míticos del hip hop estatal. Sonia Cuevas es co fundadora de Zona Bruta, el sello discográfico que vio nacer a muchos nombres destacados del rap como Mala Rodríguez, Arianna Puello, SFDK o Frank T, entro otros.

    P: ¿Las artistas de la escena urbana (rap, trap, hip hop, reguetón,...) están suficientemente valoradas dentro de la misma? ¿Igual de bien/mal que en cualquier estilo musical?

    Inma: Suelen ser más transgresoras y arriesgadas en sus propuestas que las de otros estilos; por lo tanto, más polémicas y más sujetas a críticas en todos los sentidos. Pero creo que es algo con lo que están acostumbradas a convivir y quizás son más inmunes a estas valoraciones.

    Sonia: No creo que lo tengan más difícil en esta escena musical que en otras... Antes había menos mujeres raperas pero no porque no se las aceptara sino porque el interés por este género era mayoritariamente masculino. A día de hoy eso ya ha cambiado: cada vez hay más chicas en el circuito, ya sea rapeando o como público.

    Mala Rodríguez, pionera del género / Fotopress / Getty

    P: La forma actual de consumir música (Internet) implica una mayor exposición física en redes sociales: ¿favorece o perjudica esto a las mujeres artistas?

    Inma: Todavía vivimos en un mundo hetero-patriarcal en el que se sigue juzgando a las mujeres, en primer lugar, por su aspecto físico, en lugar de por su trabajo o talento. Cuando eres una artista, te estás exponiendo continuamente y es difícil evitar las críticas de los neandertales, que viven agazapados en sus cuevas repartiendo su frustración gracias a la impunidad que también permiten las redes.

    Sonia: Recuerdo que ya sucedía con La Mala o Arianna Puello en sus comienzos... el abanico de estereotipos de los raperos era mucho más amplio (todo tipo de físicos), pero en cuanto salía una tía ya empezaban a surgir los comentarios sobre su aspecto. Las artistas femeninas están siempre más expuestas y condenadas a las opiniones sobre su físico. También depende de cada una, de cómo se quiera exponer y gestione esa exposición. La presión social siempre va a estar ahí.

    P: Muchas letras de ciertos estilos urbanos son machistas y cosifican a la mujer de forma explícita. Pero cada vez hay más referentes femeninos en estos estilos... ¿es una contradicción o una respuesta a esa cosificación?

    Inma: No creo que las canciones con letras muy machistas influyan en el hecho de que surjan cada vez más artistas femeninas haciendo música urbana. Se debe a que es el género de moda y con el que ahora se identifican para crear su música y a que van desapareciendo muchas barreras que les impedían desarrollar una carrera musical. De todas formas, es difícil generalizar sobre música urbana porque no es lo mismo reguetón que hip hop que trap. Son estilos y códigos diferentes. Creo que la mayoría de las artistas que actualmente eligen sexualizar su música lo hacen consciente y voluntariamente porque les gusta, les apetece y les parece una buena estrategia de marketing. Quizá se dé algún caso de manipulación machista pero en la música urbana las mujeres no son fácilmente manipulables.

    Sonia: El hip hop es así. Lo que lo diferencia de otros estilos es que los raperos/as siempre han escrito sus letras y han hablado de sus realidades. Lo que vamos a ver siempre a través del rap es lo que pasa en la calle. Aunque a veces no nos guste cómo se expresan (que pasa en todos los estilos pero en el rap es más llamativo porque se habla en primera persona), las letras son un reflejo de la realidad. En el hip hop la cosificación o sexualización siempre ha sido más explícita pero también porque se copiaba o imitaba lo que ocurría en EEUU, sobre todo en los comienzos; ahora, con el trap y el reguetón, hay grupos con una temática más machista, pero no deja de ser un reflejo de la realidad de la calle.

    'La Rosalía' petándolo en el escenario / Jason Koerner / Getty

    P: ¿Es un momento histórico para las artistas femeninas de la escena urban?

    Inma: Sí. Creo que la música urbana era un territorio mayoritariamente masculino y cada vez hay más mujeres poderosas y atrevidas rompiendo barreras y llegando muy lejos.

    Sonia: Sí, porque es la realidad de ahora, lo que está pasando en general y en todos los ámbitos. El hip hop es un reflejo constante de la sociedad. Es muy importante recordar que ahora sí hay más referentes femeninos, como en cualquier otra escena o profesión.

    P: ¿Qué opináis de los últimos vetos o casos de censura en la música urbana? (SFDK en Bioritme festival tras la queja de una mujer ofendida por sus letras / C.Tangana por sus letras machistas en las fiestas de Bilbao)

    Inma: El caso de SFDK me pareció una injusticia tremenda con el grupo. La chica protestó porque le ofendían las letras, pero no fue capaz de decir qué letras o qué canción. SFDK es un grupo que históricamente ha defendido a los desfavorecidos y tiene varias canciones que defienden la igualdad y el valor de las mujeres. Ambos casos me han hecho pensar si no estaremos entrando en una época en la que solo se va a admitir un arte políticamente correcto y si las propuestas artísticas provocadoras, que alteran y agitan conciencias, que polemizan y transgreden, se terminarán prohibiendo o autocensurándose.

    Sonia: Estoy en contra de la censura en general, incluso de las letras de reguetón. No creo que sea la solución. La gente tiene que tener criterio a la hora de elegir lo que escucha y, sobre todo, quien contrata a ese artista, que es el máximo responsable. Lo del festival me pareció excesivo. La susceptibilidad de esa chica, en ese momento, no es razón para tomar esas medidas. En general creo que ese nivel de confrontación no nos va a ayudar y que cuando se lucha por la igualdad hay que buscar lo que nos une, no lo que nos separa".

    P: ¿Qué artistas femeninas de aquí destacarías?

    Inma: Rosalía es Dios. La Mala sigue dando caña. Fenómenos como Bad Gyal, Ms Nina, Nathy Peluso, Flaca, o La Zowie están arrasando. Pero también empiezan a destacar artistas tan interesantes como IRA, Luna Ki, Kenya Racaile, La Blondie y guerreras como Machete En Boca o Tremenda Jauría".

    Sonia: Rosalía, porque tiene cierta relación con el entorno urbano, aunque haga música mainstream. Me parece muy bien que en España tengamos ese producto así, tan exportable. Pero es un caso aparte. También me gustan mucho Nathy Peluso, La Mala, Lucía Leona o Gata Catana".

    Pisando fuerte en la escena urbana ayer y hoy

    Bad Gyal, una fiera / Medios y Media / Getty Images

    Nathy Peluso: arrasadora artista argentina que ha venido para quedarse. Rap, latin y soul se fusionan en este huracán al ritmo de coreografías hipnotizantes sobre el escenario. Su segundo disco, La Sandunguera, la ha llevado de gira por España Latinoamérica. Recientemente ha publicado su primer libro, Deja que te combata. 

    Bad Gyal: cantante, productora y compositora barcelonesa de 22 años cuya música es una coctelera que aúna dancehall, trap y reguetón. Ha girado por USA, México y Asia y este año fichó por Interscope Records.

    Mala Rodríguez: la que sembró el camino y sigue demostrando que es la jefa. La que primero fusionó el rap con el flamenco (no lo olvidemos). La vimos en Vis a Vis haciendo un cameo en el último episodio y recientemente disfrutamos con el videoclip de su tema Aguante.

    Ms. Nina: uno de los ejemplos más representativos del trap en español con temazos como Chic, que alcanzó en número 1 en Spotify, Tu sicaria o Traqueteo. Ha colaborado con artistas consagrados del estilo como Khaled, La Favi, La Zowie

    Arianna Puello: la dominicana con más power y veteranía en la escena hip hop de nuestro país. Compositora y actriz, debutó con El gancho perfecto y siempre supo rodearse de lo más top desde sus comienzos (El Meswy, Frank T o Mucho Muchacho, entre otros).

    Gata Catana: Ana Isabel García fue una joven rapera cordobesa que nos dejó en 2017. Con solo 25 años, esta politóloga y poeta (acababa de publicar el poemario La Escala de Mohs) hacía un hip hop cargado de mensajes reivindicativos y feministas, a veces con tintes flamencos y electrónicos y con la particularidad de centrarse en temas históricos o mitológicos.

    Rosalía: no podía faltar nuestra artista actual más internacional. Con dos Premios Grammy Latinos por Malamente se ha convertido en la cantante española más premiada por la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación y dos MTV Music Awards. ¡Trá-trá!


    icono_desplegar_comentarios_2

    Comentarios

    icono_desplegar_comentarios_2
    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?