Alan Cumming: “Si por algo quiero ser recordado es por ser un provocador”

Hablamos con el protagonista de Instinct ahora que estrena su segunda temporada

Alan Cumming: “Si por algo quiero ser recordado es por ser un provocador”

Alan Cumming en una foto promocional de Instinct

Alan Cumming (Escocia, 1965) es bien conocido por todos los que han crecido viendo cine desde finales de los 90. Quizá nunca consiguió llegar a ser uno de esos rostros que copaban todos los personajes protagónicos en la edad dorada de los blockbusters, pero fue uno de los villanos en el renacer de James Bond que supuso Goldeneye, tiene papel en tres títulos de culto como son Romy y Michelle, Spiceworld: La Película y Burlesque, apareció en la última cinta de Stanley Kubrick, Eyes Wide Shut, y lo hemos visto como uno de los fijos en la exitosa trilogía de Spy Kids.

Si bien es cierto, en los últimos años Cumming ha dejado la gran pantalla para centrarse en las series de televisión con  títulos tan memorables como Web Therapy, The L Word o The Good Wife. Todos ellos títulos con reconocimientos en forma de galardón durante los años en los que se mantuvieron en emisión.

Ahora, referente como es de la comunidad LGTB, activista (como él mismo se encarga de recordar) y una de las voces del Hollywood actual más luchadoras por el mantenimiento y consecución de derechos en su propia comunidad vuelve a la pequeña pantalla en España con la segunda temporada de Instinct, la serie que protagoniza y de la que también es productor ejecutivo. Y con un protagonista abiertamente gay, casado y que parece en los nuevos capítulos intentará adoptar a un crío. Sin hacerlo el centro de la trama.

Alan Cumming: “Si por algo quiero ser recordado es por ser un provocador”

Vuelve el personaje de Dylan Reinhart y nosotros aprovechamos el paso por Madrid de Alan Cumming para charlar con él acerca de los aspectos más interesantes de este trabajo que tan buenas alegrías le ha vuelto a dar al actor.

P: Alan, ¿qué nos cuentas de la segunda temporada de Instinct?

R: Lo más importante de esta temporada, dado que la primera funcionó tan bien, es que tanto la cadena donde se emite como la productora se pueden relajar un poco. Por ejemplo, mi pelo. Mi pelo es una metáfora de como todo lo demás va a cambiar. Incluso te diría que ese póster (señala al nuevo póster de la serie) es mucho más arriesgado. De todas las cosas de las que tenían miedo en un primer momento han gustado al público y eso ha hecho que se relajen los responsables. Por todo ello la serie ha encontrado su tono mejor aunque sigue muriendo, pero con un mejor tono.

P: ¿Es cierto que en esta segunda temporada se va a ahondar más en la vida personal de Dylan, tu personaje?

R: Sí, está la parte en la que van a adoptar un niño y todo eso que es un momento muy importante. También es verdad que en esta temporada su pasado en la CIA va a empezar a afectar a algunos de los casos y hay un personaje relacionado con eso que aparece hacia el final de la temporada que resulta bastante aterrador. Hay muchas otras que pasan pero no puedo recordarlo en este momento, pero todavía sigue habiendo muertos y resuelvo cada uno de los casos. Ah y Bojana, ella consigue tener algo de sexo (se refiere a Lizzie).

Ver esta publicación en Instagram

Tomorrow! @instinctcbs returns! 9/8pm on @cbstv in the US!

Una publicación compartida de Alan Cumming (@alancummingsnaps) el

P: Eres un pionero que interpreta en la pantalla a un investigador homosexual y casado, algo que no hemos visto mucho hasta la fecha por no decir nada, ¿era eso algo que determinó tu decisión de aceptar el papel?

R: Bastante, la verdad. Verás, ¿cómo podría decir esto? Hacer una serie de 'polis' no era una de mis ambiciones, pero de repente leer este show que se basa en una serie de libros escrita por James Patterson que vende uno de cada diecisiete libros colocados en los aeropuertos... Es una aproximación mainstream y que se emite en una matriz como CBS (en España lo hace Fox Life). La sensación que tengo es que esta serie une dos partes muy importantes de mi vida como son el ser un activista LGTBQ y el ser un actor reconocido. De hecho me parece que la serie trata los temas que me importan de una manera nada sensacionalista. Sí, es gay, pero, ¿sabes qué? eso no es lo principal de la historia. Y eso resulta muy importante para mí. Viviendo como vivimos en un mundo en el que son tan importantes los mensajes que se proyectan, si tienes la oportunidad de hacer algo que cambie la mente de las personas y su forma de ver las cosas... lo agarro con fuerza.

P: Hablando del clima político actual, ¿crees que necesitamos más que nunca programas de televisión de entretenimiento?

R: Nunca he pensado que el 'entretenimiento' no signifique educación o cambio, ¿sabes? Creo que las cosas que más se aproximan al mero entretenimiento son las que más consiguen cambiar las mentes de los espectadores. No me gusta nada cuando los comediantes dicen cosas como que ellos no se meten en política. Me encantaría pegarles una bofetada porque en realidad sí están haciendo una política desde la posición de hacer chistes con cosas que todos podemos entender. Cada cosa que haces en tu vida es un acto político, como vives tu vida es un gran acto político. Para mí es cobarde el decir que uno no hace política. Así que si, el entretenimiento es política y creo que el mejor tipo de entretenimiento es el que nos hace reír, pero también pensar. De todas las cosas por las que me gustaría ser recordado, la que más me gustaría sería la de provocador.

Fox Life emite un nuevo episodio de la segunda temporada de Instinct cada martes a las 22:10.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?