Las lágrimas de Rosa López: “Te quitan la voz y desapareces”

La cantante visitó Aquellos maravillosos años junto a Natalia, Geno y Gisela

Rosa Lopez

Foto: Telemadrid

En los últimos dos años, Rosa López ha confesado en algunas de sus apariciones televisivas algunos de los episodios más oscuros que tuvo que vivir al comienzo de su carrera tras ganar la primera edición de Operación Triunfo.

Con Risto Mejide confesó que había dado "too much information" cuando desveló la culpa de que hubiera perdido la voz: "Tenía una gira tremenda y mi voz estaba preparada, pero hubo un día que, yo no sé por qué, una chavala [miembro de su equipo] no paraba de preguntarme si estaba bien. Ella tenía miedo a que fallara y se empeñó en que yo estaba mal y que, por cojones, quería traer a un médico. Yo me acojoné cuando el tío abre el maletín y me doy cuenta que rueda un bote colorcillo azul y blanco. No sé qué coño era eso. No sé qué me pincharon en el culo".

La solista granadina, que acaba de lanzar Rarezas, volvió a hablar sobre el asunto tras las preguntas de la presentadora Toñi Moreno en Telemadrid y sus palabras no tienen desperdicio: "Tras aquello tuve un quiste, que se provocó por el esfuerzo que hice en tres días. En el primer concierto me fue bien, el siguiente también, pero en el tercero durante la sexta canción no es que no pudiera cantar, es que me asfixiaba. A raíz de eso te quitan la voz y desapareces".

Geno, su compañera de edición, apuntilló el momento con su opinión personal: "Hicieron una auténtica barbaridad con esta señora. Cantar en unas tonalidades que no le corresponen. Europe's living a celebration ya tenía unas tonalidades que no eran para ella".

Rosa López también dejó en el aire que tenía muchas dudas con algunos gestores que aparecieron en su carrera: "Yo hasta los 6 años de mi carrera no he enterado nunca de si tenía cuenta o no tenía cuenta. Todo el mundo quiere dinero pero al final los que salen escaldados son los que no saben".

No fue su única queja a nivel monetario. Las cuatro invitadas confesaron que generaron mucho dinero pero que no se hicieron millonarias: "Éramos muy jóvenes y no mirábamos lo que se llevaba la productora, ni las agencias de publicidad y compañías". El malestar llegó a su culmen cuando empezaron a pedir la carta de libertad. Fue Gisela la que desveló las razones: "Llegaban trabajos y preguntaban por mí, pero como yo [en ese momento] ya tenía trabajo no me los comunicaban. Me enteré a posteriori y fue entonces cuando decidí pedir la carta de libertad".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?