‘GH VIP 7’: ¿Es Alba Carrillo la peor concursante?

La modelo critica al programa que le está dando de comer y se niega a dar contenido

‘GH VIP 7’: ¿Es Alba Carrillo la peor concursante?

"Ten la decencia y vergüenza de por ti misma coger la puerta e irte y pagar la penalización" le decía ayer Jorge Javier Vázquez a Alba Carrillo en una de las galas más duras de 'GH VIP 7'.

Es algo inusual que un presentador anime a uno de los fichajes más potentes de un reality a marcharse pero todo tiene una razón y por lo que estamos viendo en el concurso de la modelo podría estar totalmente justificado.

Alba Carrillo entraba como una de las "locas" favoritas de Mediaset, siendo una jugosa inquilina en la casa de Guadalix ya tanto en otros programas como en realities había sido una de las protagonistas metiéndose en todas las tramas y jugando hasta el final.

Pero eso es algo que está brillando por su ausencia en esta edición:

Una villana siempre es necesaria pero...

Sin habérselo planteado desde un principio, Alba Carrillo se ha convertido en la villana del programa: se ha erigido como la líder del grupo mayoritario, prohibiendo a sus "palmeros" que simpaticen con los miembros del otro bando y si lo hacen les castiga con su indiferencia eterna.

La modelo no deja de criticar a Adara - una de las favoritas- al sentir que el "pescao está todo vendido" y asegurar que será la ganadora de la edición. De esta forma ha entrado en un bucle contra ella y sus amigos que la han convertido en la típica popular del instituto que margina a los que destacan por algo.

Hasta ahí estaría todo bien, porque todo reality necesita de una buena y una mala y Alba interpreta a la perfección ese odioso papel que está destinado a ser castigado por la audiencia, pero...

...no si juega en contra de las reglas

...no lo está haciendo bien. Se ha pasado de mala quizá porque es más inteligente de lo que suelen ser los que ejercen esos papeles y eso no juega a su favor. Sino que la desquicia y nos desquicia más.

Desde que cree que ya tiene perdido el concurso, se ha dedicado a castigar al programa que le da de comer. Todo lo que ocurre cree que es para dejarla mal, para ser injustos con ella, para emborronar su imagen, etc. Y ha decidido no dar más juego y quedarse durmiendo todo el día bajo una manta o no hablar en las galas para no dar contenido. Pero de muebles la historia de GH ha estado llena, solo que ella ha decidido ser un mueble molesto:

Al saber que estaba nominada pidió que no la salvaran, que se quería ir de allí, que no cobraba lo suficiente como para hablar y dar juego. De hecho, dedujo que cuando le propusieron hacer la curva de su vida no le dijeron que aún seguía nominada para que "largara" más. Se ha creído que el programa (su jefe) es su enemigo y no hace su trabajo.

Por ello, ayer Jorge Javier le pedía que se disculpara con los que habían creído en ella, con los que le estaban pagando y a los que había puesto verdes y si se quería ir que dejara de despotricar y lo hiciera.

Algo que la modelo no hizo. Pero tampoco cambió de actitud. Por lo que todo apunta a que su concurso acabe siendo un fracaso más molesto que gracioso y es una pena para una concursante que tanto prometía.

 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?