La productora de ‘Gran Hermano’ habla por primera vez del presunto abuso sexual a Carlota

Zeppelin TV ha emitido un comunicado tras dos años de silencio

La productora de ‘Gran Hermano’ habla por primera vez del presunto abuso sexual a Carlota

'Gran Hermano Revolution', como su propio nombre indica, produjo tal revolución en el formato que dos años después de su emisión aún se sigue hablando de él. 

Lo triste es que no es por algo positivo, sino todo lo contrario. En aquella edición ocurrió algo que nunca antes había pasado y es que presuntamente un concursante abusó sexualmente de una compañera. Así lo denunció Carlota Pardo y estos días José María López está a punto de ser juzgado.

Ahora, la productora ha decidido hacer sus primeras declaraciones sobre el caso.

Lo que sucedió en Guadalix

Carlota conoció a José María en la casa de Guadalix y desde casi los primeros días mantenían una relación.

José María y Carlota en 'GH Revolution' / Mediaset

Pero una noche de fiesta, ella bebió tanto que quedó semi inconsciente, momento en el que su pareja se la llevó a la cama y hasta ahí pudieron ver los espectadores. Según ha revelado esta semana El Confidencial, a la mañana siguiente el programa llamó a Carlota al confesionario para mostrarle las imágenes del supuesto abuso y pedirle que "no dijera nada".

Tras ello, expulsaron de forma fulminante al joven y la concursante continuó en el programa con ayuda psicológica.

Poco antes del juicio, Carlota se quejaba en sus redes de no haber recibido ninguna atención por parte de la productora ni cadena, y sigue sin entender cómo en la casa más vigilada del país, pudiera ocurrir algo así: "No llego a explicarme cómo el programa lo permitió. Esto pasa a la una y media de la mañana, y nadie irrumpió. Cada habitación de la casa tenía trampillas por las que el equipo del programa podía entrar de urgencia. Si GH llega a actuar, nadie se hubiese enterado, no se hubiera alterado la dinámica del programa porque no había nadie más en la habitación".

Las primeras declaraciones de la productora

Tras dos años de silencio, Endemol Shine, empresa madre de la productora Zeppelin TV encargada del reality, ha emitido un comunicado (aunque no a un medio español) a Variety en el que hace sus primeras declaraciones sobre lo ocurrido:

"Tenemos protocolos establecidos para Big Brother que fueron seguidos por el equipo en España. El equipo de producción que estaba de guardia esa noche sospechó que se había producido un incidente y así lo transmitió a los productores ejecutivos del programa. Tras revisar de las imágenes, José María fue expulsado de la casa y Carlota recibió apoyo de profesionales independientes. Tras pasar varios días fuera de la casa, durante los cuales estuvo continuamente acompañada y siguió recibiendo apoyo psicológico, Carlota decidió no presentar cargos y regresar al programa, con la aprobación del psicólogo".

"Nos gustaría enfatizar que ningún contenido se grabó con la intención de ser emitido. Sin embargo, visto con perspectiva, lamentamos que la conversación donde se informó a Carlota tuviera lugar en el confesionario. Las imágenes solo se proporcionaron como prueba cuando las autoridades lo solicitaron, encriptadas y protegidas. La decisión de no informar al resto de concursantes sobre el incidente, y por qué se le pidió a Carlota que no lo mencionase en aquel momento, fue tomada por el equipo de producción de buena fe, con el fin de proteger su privacidad y porque el incidente iba a ser notificado a la policía. Por motivos judiciales, respetamos el proceso legal en curso".

Unas declaraciones que argumentan lo más criticado del caso: tanto la decisión de seguir grabando a la concursante mientras le mostraban el vídeo del presunto abuso, como la petición de que "no dijera nada".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?