La casa de Sergio Ramos y Pilar Rubio, al descubierto

La pareja ha desvelado poco a poco en sus redes sociales los rincones de su hogar

La casa de Sergio Ramos y Pilar Rubio, al descubierto

Sergio Ramos y Pilar Rubio en la presentación del documental "El corazón de Sergio Ramos", en Madrid / Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images

La vida de Pilar Rubio y Sergio Ramos ha cambiado radicalmente en 2019. Además de celebrar su espectacular boda en Sevilla el pasado 15 de junio, han decidido dar un paso más en su relación y cambiar de casa comprándose un chalet en La Moraleja (Madrid). Un hogar que hasta ahora sigue siendo todo un misterio. Aunque la pareja nos ha ido enseñando poco a poco lo que esconden sus rincones familiares en sus respectivas cuentas de Instagram. ¿Quieres saber cómo es?

Por lo que han podido mostrar, a esta casa no le falta de nada: una enorme entrada con portón, un salón con muchos sofás donde, al parecer, pasan la mayor parte de su tiempo, y un gran comedor repleto de paredes blancas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) el

La joya de la corona se encuentra en una de las zonas de ocio de la casa: una sala de cine. Como lees. La familia ha dedicado una de las habitaciones a crear un espacio con pantalla gigante en el que puedan ver sus películas favoritas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sergio Ramos (@sergioramos) el

Lo más representativo del maravilloso chalet es lo que lo decora, detalles que claramente llevan el nombre de Pilar Rubio. Cuadros psicodélicos y figuras que dan un toque rockero al hogar. Además, de unas sillas muy peculiares que le dan vida a su blanca cocina, pues están dedicadas a algunas de las leyendas musicales que más le gustan, al menos, a la presentadora: Kiss y Michael Jackson. ¿Será también fan Ramos?

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) el

Como protagonistas de la casa que son, Sergio, Marco y Alejandro también tienen su propio espacio: un salón de juegos decorado con paredes rosas y mesas blancas donde pueden pasar las horas jugando y dibujando. 

Además, no podía faltar el enorme jardín que destaca en el chalet, con una piscina paradisíaca y una zona de descanso y una explana de césped artificial donde el futbolista puede entrenar ampliamente. Da envidia, ¿verdad? Seguro que ellos están disfrutando de su nuevo hogar como los que más.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?