El ordenador de 60.000 euros de Apple puede arruinarte.

Analicemos la situación y decidamos si vamos a comprarlo o no...

El ordenador de 60.000 euros de Apple puede arruinarte.

Pues no nos habíamos quedado muy lejos de la cifra.

Desde 6.499 y hasta algo más de 62.000 euros te puedes gastar en el nuevo Mac Pro de Apple. La pregunta que tenemos el 95% de los mortales en la cabeza es: ¿Para qué?

¿Qué necesidad real puede tener un ser humano hoy en día para gastar el dinero que podría pagar por un piso en un ordenador?

Pues en la misma pregunta está la respuesta; si 62.000 euros es la cantidad que pagarías por un piso o por un buen coche, Apple no está hablando contigo para esta transacción.

Un buen amigo mío me decía esta mañana: “Puedes comprarte un Ferrari o puedes comprarte un Seat Panda, al final ambos van a llevarte de un punto A a un punto B.” Y no le falta razón. Bien, pues aquí tenéis el Ferrari...

Apple ha creado una nueva “clase” de ordenadores. Una máquina más que preparada “para todo” pero que sólo “la élite” podrá pagar. Con esté trasto Apple va a dónde se mueve el dinero de verdad; los pequeños podemos irnos a la cama ya.

¿Qué ordenador instalará Ed Sheeran en el ático de su edificio en Londres? ¿A qué máquina conectará Justin Bieber el ProTools de su garaje para grabarse las demos? ¿Qué potente máquina instalará Mickey Mouse para que los genios de Marvel editen sus películas que generarán millones en taquilla? Sí, amigos; para ellos es el Mac Pro de Apple, no para ti.

También podremos ver como esta máquina se abre camino en el mundillo influencer, donde la pasta se mueve en contenedores y se tiene que llevar en ‘traspaleta’ de una habitación a otra. El ‘youtuber’ capaz de pagar este Mac Pro con el dinero generado por uno de sus videos es el ‘youtuber’ con el que Apple está hablando.

Ahora bien, ¿qué puede resolver este Mac Pro que no resolviera un iMac ya?
Eso es lo gracioso, que la respuesta es: “Nada”.

El mismo Marques Brownlee del canal de tecnología MKBHD de Youtube ha determinado que el video que en su iMac tardaba 11 minutos en exportar, ahora tarda algo más de 4 minutos. ¿No está mal no? Pagar cinco veces más para recortar tiempos a la mitad… Parece un trato justo. Pues el chico todavía dice que ampliaría los 384 gigas de RAM que tiene su máquina.

El ordenador de 60.000 euros de Apple puede arruinarte.

Pero bueno, os confieso que es la envidia la que habla. Si tuviera el dinero suficiente para que me diera igual gastar 1.000 o 60.000 en un ordenador, ya tendría el nuevo “super-pepino” de Apple encargado. Al final, sólo poder decir que tienes 28 núcleos en el procesador, 1,5 TERA-bytes de RAM y 64 Gigas de memoria de video entre tus dos gráficas, alegra la vida y te da una tranquilidad extra de cara a cualquier trabajo.

Eso y una estructura de acero del todo original y creada para que la conducción de aire refrigere tu equipo y se encargue de que tus procesos sean los más silenciosos del mercado es lo que te dan 62.088 euros. Pero necesitarás alguna pantallita a la que enchufar la torre, ¿no?

Por supuesto. La pantalla que Apple vende a juego de este Mac Pro es el “Pro Display XDR”; 32 pulgadas de pantalla “Retina” con resolución 6K, 1500 nits de brillo y un contraste con un ratio de 1.000.000:1, para que sepas como son los colores y la verdadera oscuridad.

Apple ofrece su pantalla en vidrio estándar por 5.499 euros y en vidrio nanotexturizado, que sube la cifra a 6.499 euros; ahora bien, tendrás que pedirle a tu padre que sostenga la pantalla con las manos mientras tú trabajas o apoyarla contra la pared, porque el “Pro Stand” de Apple, el pie para esa pantalla, se vende por separado y tiene un precio de 1.099 euros.

Como veis, lo que a ojos de algunos pueda parecer que Apple ha perdido el juicio, es en realidad una declaración de intenciones de los de Cupertino y la llegada de la marca a un nuevo mercado, que tenían abandonado desde hace años y que saben de sobra que tiene dinero de sobra para pagar.

Si mañana me tocara la lotería (pero la lotería ‘big time’, no unos cuantos miles de euros), me tiraría a la piscina sólo por darle a la vida ese punto de frenesí. Esa sensación que te pone el corazón arrítmico porque tu cerebro sabe que ese gasto “no se hace” y manda señales a tus órganos vitales para lo notes de alguna forma.

Le pondría hasta las ruedas, por 480 euritos más.

Pero vaya, que no va a ocurrir. Y yo que lo siento.

 

 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?