En iFixit han desmontado el Mac Pro y están contentos

Se le puede ‘meter mano’ con facilidad

En iFixit han desmontado el Mac Pro y están contentos

Desmonstando el Mac Pro / iFixit

Si a algo nos tiene acostumbrados Apple es a morir en servicios técnicos cuando sus ordenadores presentan problemas. Mucho se ha hablado de ellos y muy largo es ese debate, pero cuando un iphone, ipad, imac o incluso macbook pro presenta algún fallo, la solución fácil siempre implica pasar por caja sustituyendo componentes completos que cuestan un dineral.

Con Mac Pro, Apple ha querido volver al compromiso con el cliente y para ello han creado un ordenador que puede ser abordado por un usuario no profesional en la gran mayoría de las situaciones que requieran acudir a sus tripas.

Lo primero que ha hecho iFixit, para resolver la duda que todo el mundo seguía teniendo en la cabeza, es comprobar si el nuevo Mac Pro de Apple de 6500 euros puede servir para rayar queso como su apariencia podía indicar. El resultado aquí:

En iFixit han desmontado el Mac Pro y están contentos

Un destornillador, tres llaves ‘Torx’ y una llave ‘Allen’ son todo lo que necesitareis si quereis entrar a operar vuestro recién comprado Mac Pro. Sólo con esos elementos podréis dejar el Mac Pro con este aspecto:

El Mac Pro desmontado por iFixit / iFixit

En palabras de iFixit, que no siempre quedan contentos cuando se ponen a desmontar cacharros de Apple: “El nuevo Mac Pro es un milagro: bonito, increíblemente bien construido y una clase maestra en ‘reparabilidad’”.

Uno de los pocos ‘peros’ que han salido a la luz en este proceso llega con los SSD, que siguen siendo fabricados para Apple y no se pueden desmontar. Uno de los elementos que más puede encarecer la confección de tu ‘ordenador a la carta’. Afortunadamente, siempre queda la opción de comprar un disco duro de 512 Gb o 1 Tb y luego vivir de discos duros SSD externos, que funcionan de maravilla.

Desmontando el Mac Pro / iFixit

Mac Pro ha recibido un 9 sobre 10 en la escala de ‘reparabilidad’ de iFixit, siendo ‘10’ lo más fácil de reparar.

Apuntan que la apertura del cacharro no podría ser más fácil; que las reparaciones básicas y las ampliaciones pueden ser ejecutadas con herramientas estándar o sin herramientas incluso, que los componentes más importantes son modulares y usan sockets estándar e interfaces estandarizados en la industria electrónica y que Apple aporta pasos y diagramas para que puedas hacer tú mismo de verdad.

El lado negativo, como comentábamos, es que los discos duros SSD, aunque son modulares, son un diseño de Apple y no serán fáciles de conseguir.

Así que, ya sabéis, si el miedo que teníais al acercaros al Mac Pro no era el gasto de dinero sino la falta de certeza en lo que respecta a su “post-venta”; podéis abrir la cartera con fuerza ya, porque el ordenador más potente de Apple deja que metas las narices hasta la cocina.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?