Alfred: “Al final todo el mundo, por más estrella que sea, va en pijama, va al lavabo y come pizza”

Publica ‘Otra luz’

Alfred García

Alfred debuta en el mundo de la poesía. / Miquel Benitez/WireImage

Alfred ha anunciado un retiro temporal de los escenarios. Dos años sin descanso al final pasan factura y es hora de tomarse un respiro. Él lo va a hacer aunque antes ha querido presentarnos otro de sus últimos retos, publicar su primer libro.

Otra luz es un debut literario que recoge poemas y fotografías que ha ido recopilando a lo largo de los tres últimos años y que reflejan su paso por la academia de Operación Triunfo y su sentir antes y después de esa experiencia vital.

Aunque reconoce que le importa poco si la gente lo entiende o no, lo cierto es que disfruta hablando de él, o eso me dio la impresión tras charlar un rato con él. De su paso por OT, de sus compañeros, de sus relaciones sentimentales, de su obsesión por la música, de la fama o de lo que está por llegar ha dado algunas pistas que nos ayudan a conocerle un poco mejor.

Acostumbrado a hablar de tu música, hacerlo de un libro, ¿es muy diferente?

Las artes son complementarias y siempre se puede hablar de todo en un tono más o menos parecido, aunque es verdad que la poesía es algo más crudo y más desnudo, depende de a qué te dediques más allá de la poesía.

¿Te pensaste mucho eso de enfrentarte a este nuevo reto?

No me lo pensé mucho porque tampoco tuve capacidad de reacción como para pensarlo. El libro estaba escrito porque yo normalmente disfruto mucho escribiendo poesía, novelas…porque me gusta escribir. Igual que como cantautor, los discos vienen hecho. Un día me llamó Penguin Random House y me preguntaron si quería sacar un libro con ellos y les dije que sí.

De todas formas, dices que escribes poesía y novelas. ¿Por qué has decidido debutar con poesía en lugar de con novela que, a priori, tiene un público más mayoritario?

Precisamente por eso. Vengo de una familia y una profesión donde me relaciono con personas y artistas de todo tipo. Un día puedo estar en asa de Pablo López componiendo, y al otro, puedo esta con Albert Pla. Y creo que son bastante diferentes como para decir que las barreras no existen en el mundo de la música. Sí es verdad que para estar en según qué escenarios, por ejemplos, vengo de Operación Triunfo, un programa más bien blanco y pop con una imagen más juvenil, artistas como Pablo López y Albert Pla, con las composiciones que tienen, no es lo mismo. Pero yo me siento cómodo en cualquier sitio, no tengo ningún tipo de miedo ni de prejuicio ni expectativa con nada. Y creo que la poesía puede ser igual de accesible que la música pop. La educación que nos dan a nivel social y cultural, habría que plantearse qué es accesible y qué no.

Lo que he sido siempre es un poco viejoven, no sé que se tiene que tomar para no serlo.

Abres con unos versos de Extremoduro, ¿cuándo lo descubriste?

Lo descubrí con once años cuando intentaba entender lo que pasaba por mi cabeza y veía que en los versos de Extremoduro encontraba sentimientos o experiencias que yo había sentido a través de esos versos.

Extremoduro con once años, ¿eras un niño precoz?

Lo que he sido siempre es un poco viejoven, no sé qué se tiene que tomar para no serlo, pero lo que sí que sé, es que Extremoduro marcó mucho mi infancia. Yo he vivido en un pueblo/ciudad que siempre ha tenido mucho empeño en apostar por la cultura y no por esa tan pop sino por la más underground y contracultural y Extremoduro siempre me había llamado la atención. Yo sentía mucha curiosidad por los modelos diferentes a los establecidos como la poesía urbana, la contracultura más allá del underground, aquellos poetas que eran más extremos y que al final, con los años, he ido coincidiendo con algunos comom El niño de Elche. Nos conocimos en un concierto donde había 30 personas y ahora ambos estamos abiertos a un público más grande. Creo que ahora el underground ha tomado una posición mucho más en primera fila. Ahora mismo estamos viendo que grupos que se consideran underground están fichados por multinacionales y van a tocar a sus fiestas de Navidad. No quiero dar nombres pero Extremoduro vino desde abajo y siempre los consideraré como uno de los grandes grupos que marcó esa faceta de la poesía.

Que  me dejen, sinceramente, me trae un disco más.

En el prólogo, David Castillo, entre muchas otras cosas, asegura que has tenido pocas novias porque estás casado con la música. ¿Una manera sutil de decir que eres un poco obsesivo?

Mi tío dice que no he tenido muchas novias porque tampoco se las he presentado. Tiene razón en una cosa y es que soy una persona obsesiva y mi mayor obsesión es el arte y las formas diversas de crearlo.

¿Pero te ha costado alguna relación tu entrega al arte?

Yo creo que todas.

¿Y no es un precio un poco alto?

Pago el precio del amor pero el amor y el desamor traen algunas canciones. Que me dejen, sinceramente, me trae un disco más. Creo que me sale barato entre comillas. Es una forma positiva de mirarlo. Es como darse crema a uno mismo, un poco de aloe vera.

He sufrido mucho de ansiedad y tienes que aprender a controlarla.

Uno de tus versos: “Qué mejor droga que la soledad”, ¿te defines como un solitario?

Es incompatible vivir como yo vivo con gente a mi lado, voy bastante a mi bola… Cuando aprendes a estar solo nunca más quieres que nadie te acompañe, la verdad más grande que hay es la soledad. Cuando aprendes a estar contigo mismo, es lo mejor que hay. Y hay muchísima gente, más de la que te imaginas, que no sabe estar sola, y cuando no sabe estar sola, recurre a las drogas.

¿Y tú cómo aprendiste?

Supongo que adaptándome a las situaciones. He sufrido mucho de ansiedad y tienes que aprender a controlarla y nadie más que tú va a poder controlarla. No es una pastilla o una tila, es encontrar el equilibrio y saber escucharte.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de alfredgarcia (@alfredgarcia) el

Cada vez hay más artistas que hablan de ansiedad: Shawn Mendes, J Balvin, Zayn Malik, Selena Gomez… ¿crees que es algo que va muy aparejado a la vida de artista por la vida tan compleja que tenéis?

No es mi caso. Siempre hay una equivocación conmigo. Dicen que empecé a tener ansiedad cuando entré en Operación Triunfo y no es verdad, fue antes. Yo ahí ya estaba saliendo un poco de eso. Me encanta que haya artistas tan grandes con Shawn Mendes o J Balvin que lo estén hablando tan abiertamente. Sinceramente, lo que pienso es que necesitan poder expresarlo, no hay nada que reconforte más que hablarlo.

En tu libro hablas de tu paso por la Academia. Hablas de “un hotel impersonal donde nos sometieron a los delirios de los diseñadores de éxitos”. Así leído, suena duro, ¿no?

No, yo me lo pasé muy bien, es otra forma de mirarlo. Uno puede ser lo más capaz de imaginarse mundos y perspectivas.

Por lo que reflejan tus fotografías, en ese “hotel impersonal”, el espacio más vuestro eran los dormitorios, ¿no?

Al final todo el mundo, por más estrella que seas, va en pijama, va al lavabo y come pizza.

“La fama puede ser mortal”, ¿tú te has visto superado por ella en algún momento?

No, pero Michael Jackson, Amy Winehouse y Marilyn Monroe murieron de lo que murieron.

Londres, Madrid, Gijón, Santander, Azores…hay muchos lugares en tu libro. A día de hoy, ¿cuál dirías que es tu ciudad?

Pues fíjate que mi lugar está al lado de algunos pueblos pero no tiene ningún nombre. Podríamos decir que estoy en medio de un limbo geológico y mejor que sea así.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de alfredgarcia (@alfredgarcia) el

La palabra ‘duda’ está muy presente en tus poemas. ¿Cuáles son tus mayores dudas?

Yo no dudo mucho, lo tengo todo muy claro. Las dudas son necesarias para seguir adelante pero yo ahora mismo no me encuentro con dudas de nada.

“Cuántos caminos habré de tomar para encontrarme”, ¿en cuál estás ahora?

Yo creo que es más reencontrarme y eso no es muy difícil, sólo hay que buscar el faro.

¿Y cuáles son tus faros?

Creo que los faros son aquellos lugares donde quieres llegar y donde estás cómodo y ahora mismo me voy a dedicar un poco más a disfrutar que a vivir porque creo que vivir hemos vivido mucho estos dos años y voy a disfrutar más a partir de ahora.

¿Dos años que has vivido muy rápido?

No sé si es deprisa o lento, yo creo que voy muy lento. Tendría que estar mucho más arriba. Pero mi madre dice esto, la discográfica dice aquello y, al final, entre que deciden una cosa y otra me voy de vacaciones. Ya me echaréis de menos, tú.

En los agradecimientos del libro mencionas a muchos compañeros de la Academia, ¿qué te han dicho del libro?

Hostia, les ha encantado. Me acuerdo de la reacción de Aitana que fue muy bonita. No sólo ella sino también su familia, me dijeron que había sido un regalo muy bonito. Es lo que quería hacer con este libro, hacer un regalo a las personas que han estado a mi lado y que me han inspirado a hacerlo. También a hacer un homenaje a los poetas que me han inspirado que, muchos de ellos son familia mía, otros no, pero que he tenido la oportunidad de conocer. A Robe Iniesta le conocí hace poco y le gustó el libro. Empiezo un ciclo de algo interesante, dedicarse en pequeñas dosis a la poesía y la escritura desde un punto de vista más literario.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Extremoduro (@extremoduro.es) el

¿Alguno de esos compañeros se ha visto reflejado en estos poemas?

No tengo ni idea. Igual sí, igual no. Es una cosa muy personal y creo que intransferible. Si me lo dijeran tampoco lo iría contando por ahí.

La que no está en esos agradecimientos es Lola Índigo…

No, es que tampoco sale.

¿Y eso?

Porque no le hice ninguna foto. Se fue la primera semana, qué quieres que le haga.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de alfredgarcia (@alfredgarcia) el

Un libro que en el título lleva mucha luz, sin embargo, recoge una colección de imágenes que se centran más bien en lo oscuro, ¿un contraste buscado?

Creo que lo interesante está en lo que no se ve. Siempre estamos viendo las cosas del mismo color. Si le quitamos el color quizás nos ayuda a tener que usar más la imaginación y no tenerlo todo tan comido.

De las firmas de libros, ¿qué esperas del tú a tú con tus lectores?

Que pregunten, que les haya gustado o no es algo relativo. Es algo que me puedo creer o no. Lo bonito está en que pregunten, es lo interesante, que la gente tenga curiosidad por saber más sobre las cosas. Dicho esto, creo que no les responderé, pero que pregunten.

Otra de las cosas que han llamado la atención es la diversidad de idiomas: español, catalán, inglés. ¿Te salen así o traduces?

El otro día compuso una canción por esa línea: “No sé por qué escribo esta canción en español y no sé por qué tengo esta pequeña intuición de que si la traduzco en inglés, será mejor canción”. Es una letra que escribí el otro día y la traduje al inglés y verdaderamente sonaba mejor. Estuve seis años en una formación de cantautores en lengua inglesa y creo que dieron mucho para que las composiciones fueran también anglosajonas. O en catalán, mi lengua materna, he vivido de muchos artistas catalanes como Sopa de cabra, Albert Pla, Silvia Pérez Cruz… mi tío David Castillo que es poeta y escribía en catalán. Y en español, la lengua del país y la tengo integrada como la catalana o la inglesa.

Hay que estar preparado para aguantarse a uno mismo y yo estoy super preparado.

Has anunciado un parón pero, ¿qué tienes en mente, además de disfrutar?

Estoy viendo todo muy azul, muy cristalino, como de playa y arena, como si fuera una playa. Os dejo el marrón este del invierno, yo paso.

¿Te has puesto plazos?

No, no. Sin presiones, hay que estar preparado para aguantarse a uno mismo y yo estoy super preparado.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?