Rupert Grint, la oveja negra de ‘Harry Potter’ que recela del éxito Daniel Radcliffe y Emma Watson

El actor protagoniza la nueva serie de M. Night Shyamalan para Apple TV, 'Servant'

Rupert Grint Harry Potter Servant Apple

El actor Rupert Grint acude a la premiere mundial de 'Servant', la nueva serie de M. Night Shyamalan para Apple TV / WireImage vía Getty Images / Gary Gershoff

Rupert Grint siempre fue la oveja negra del grupo. Ya lo era cuando encarnó a Ron Weasley en la mítica adaptación las novelas de J. K. Rowling a la gran pantalla y lo siguió siendo tras finalizar su paso por Harry Potter. El actor británico ha seguido una trayectoria profesional muy diferente a la de Daniel Radcliffe y Emma Watson, sus dos compañeros de aventuras mágicas en Hogwarts, y en algunas entrevistas hasta ha llegado a dejar caer algunas pullitas hacia ellos.

"No soy tan competitivo porque tengo niveles de ambición diferentes. ¡Hay que vivir la vida!", dijo el actor cuando le preguntaron por su carrera. Grint recela del éxito, del dinero y del bombo que se le da a cuestiones aparentemente tan superficiales como la fama. De hecho, ha sido quien ha participado en papeles menores desde el fin de Harry Potter: algunas series británicas de poco éxito y producciones que han acabado en fracaso, como Charly CountrymanCBGB.

Grint, además, tuvo la extraña fijación de convertirse en repartidor de helados y en director de un hotel rural tras acabar la épica aventura mágica. Una decisión excéntrica que mostró la necesidad del actor de separarse del cine. Gracias a Dios, Ron Weasley está de vuelta, y lo hace de la mano de M. Night Shyamalan con la serie Servant, que lleva en emisión desde noviembre en la plataforma Apple TV y que coprotagoniza junto a Lauren Ambrose (A dos metros bajo tierra) y Toby Kebbell (Black Mirror).

Rupert Grint, la oveja negra de ‘Harry Potter’ lleva una carrera distinta a la de Daniel Radcliffe y Emma Watson

Carreras muy diferentes

Hay notables diferencias con sus compañeros de reparto en Harry Potter. Para Grint el final de la saga fue un shock absoluto: "Estábamos en una burbuja y creíamos que nunca iba a terminar". Pero, de repente, terminó, y la incertidumbre llegó a sus vidas. "¿Realmente quiero esto?", se preguntó el actor, que confesó sentirse liberado, pues ahora podía peinarse como quisiera y poder cumplir su mayor deseo: quitarse las amígdalas que tanto problemas le daban.

Daniel Radcliffe supo desenvolverse bien al acabar las películas, especialmente en el cine de terror (La mujer de negroCuernos). Dentro de unos meses estrenará su nueva obra, Escape from Pretoria, donde interpreta a un colono blanco encarcelado en una prisión sudafricana.

A Emma Watson le va mejor aún: aparte de convertirse en embajadora de la buena voluntad de la ONU Mujeres ha protagonizado La bella y la bestia, ha trabajado junto a Alejandro Amenábar en Regresión y ha estrenado hace dos días la última película de Greta Gerwig, Mujercitas, que ya está siendo un éxito del cine feminista.

A pesar de los caminos tan diferentes que han llevado, los actores y actrices de Harry Potter siguen siendo buenos amigos. Tienen un grupo de WhatsApp por el que suelen conversar, acuden a las premieres de películas de otros excompañeros de reparto y de vez en cuando se les puede ver reunidos en eventos conmemorativos de Harry Potter.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?