Generación Vetusta Morla: la no-crónica de un concierto

A veces, el privilegio de dedicarte a lo que más te gusta obedece a vivir cosas extraordinarias

Pucho

Pucho, durante la actuación de Vetusta Morla el pasado 27 de diciembre en Madrid. / Mariano Regidor/WireImage

Termina 2019. Desde aquí el respeto más absoluto por todo aquel genio que, entre acordes, nos recuerda que siempre quedará la música, pese a todo y en muchos de los casos, a todos.

Luego están los otros genios, con la arrogancia en escena de quien hace música honesta y mágica. Como consecuencia a esta unión entre magia y honestidad, hoy son la banda sonora de toda una generación. Vetusta Morla, ya es, por mérito propio, la biblia en directo y en streaming de toda una generación, que además está muy harta de muchas cosas y tiene mucho que decir. Tiene todo que decir. El mensaje es certero, y eso siempre conecta. Orgullo, mucho orgullo, y muchos años de trabajo.

No sería riguroso si te dijera que he visto a Vetusta Morla cinco veces desde 2009. Probablemente sean más de 30, las veces que los he visto y oído en directo, a largo de todos estos años, desde aquel Un día en el mundo. Siguen siendo uno de los directos más directos que he visto en mi vida. Me siento especialmente orgulloso de pertenecer a la generación de Vetusta Morla y eso hay que decirlo alto y claro.

Más allá de lo indie o lo mainstream, más allá del pop y mucho, muchísimo más allá del rock. Hay una isla contemporánea y con un mensaje descomunal que se llama Vetusta Morla, y se merecen el edén, esa es la única verdad.

Juan Manuel Latorre  / Juanma Latorre sobre el escenario. Esto sí es un directo incendiario. / Photo by Mariano Regidor/WireImage

Arropados y aconsejados de forma exquisita por un chef gastronómico musical que se llama Kin, desde que la Morla es Vetusta… Y con una familia detrás que se llama Esmerarte, que cuida, produce y graba... pero además, llama y acompaña.

El resto de mortales, que vivimos la música desde cualquiera de sus poros, seguimos abriendo la boca en cada trabajo y podemos disfrutar de lo que se llama y desde hace mucho tiempo, se proclama La Generación Vetusta Morla.

No hay caretas, lo que hay es lo que ves, desde los primeros directos para elegidos de generación. Honestidad y oficio por encima de industrias y prejuicios. Mensaje por encima de chantajes y postureos, eso es Vetusta Morla.

Y al final, por encima de todo está el show. Si has tenido la suerte de verlos, sabes de qué hablo. Si no es así, creo que deberías, por lo menos, correr el riesgo de que te guste, porque en el 98% de los casos, se cumple. A partir de ahí, ya eres uno más de la Generación Vetusta Morla

Gracias de nuevo, David. Muy agradecido, no solo por el final de esta Gira en el Wizink Center madrileño. Gracias sobre todo por seguir cerrando giras y abriendo ilusiones en forma de canción, ese el verdadero Golpe maestro.

Larga vida a Vetusta Morla.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?