Soy una pringada consigue que Pablo Motos viva uno de los programas más incómodos de ‘El Hormiguero’

El programa más visto del día

Soy una pringada

Soy una pringada pone a Pablo Motos entre las cuerdas. / Pablo Cuadra/WireImage

Esty Quesada, más conocida como Soy una pringada, se pasó este martes por El Hormiguero y seguramente Pablo Motos ha tenido pesadillas con ella durante toda la noche. Ya la entrada nos puso sobre aviso.

Mientras Nuria Roca entraba al ritmo de la música, toda sonrisas y entrando en el juego. Ella, hacía una peineta al público y acababa con las manos sobre la cara. “¿Estás bien? Qué susto me has dado, pensaba que te habías emocionado”, le decía el presentador. Ella aseguraba que todo era porque “me hace gracia estar aquí”.

Desde el principio dejó claro que no se lo iba a poner fácil a Motos que está más acostumbrado a lidiar con invitados que son más bien amigos que entran al trapo de todo lo que les propone.

Etsy y Nuria acudieron al programa para presentar Road trip, un programa un tanto surrealista que se estrena este 26 de enero en TNT. La idea consistía en juntar a estas dos mujeres que, previamente, no se conocían personalmente, en un viaje de 2000 km de Miami a Nueva York.

En realidad, Nuria Roca sabía de la existencia de su compañera de viaje por su hijo, “me puso un vídeo suyo hablando de una persona en concreto y me había hecho mucha gracia”. Etsy, por su parte, reconoció que sí que la conocía, “es un icono de la televisión”, y confesó que se la esperaba “más estirada y más pija”.

Parece que después de la experiencia han logrado ser amigas aunque está claro que son la noche y el día. Nuria es el optimismo personalizado mientras que Etsy es la bandera del pesimismo que ha hecho de la muerte y el suicidio su tema de conversación favorito.

Durante el programa, la youtuber se mantuvo a su bola, contestando con monosílabos y lo que algunos han considerado, impertinencias. Aunque Nuria intentaba quitar hierro a todo, está claro que la tensión estuvo presente durante todo el rato.

En redes, muchos ponían de relieve la incomodidad que se vivió.

Finalmente, fue el programa más visto del día y logró dividir a la audiencia. Muchos criticaron el papel de Motos que, según muchos, no supo lidiar con la invitada que terminó convirtiéndose en la gran protagonista.

Otros, criticaron que se le diera cabida a una chica con unos valores, supuestamente, tan dañinos para la juventud.

Y no faltaron los que alabaron la actuación de Etsy y quienes aplaudieron hasta la camiseta que mostró -en la que podíamos ver una foto de Motos en una especie de postura de yoga bastante extraña y que él pidió que dejara de mostrar durante el programa-.

Vamos que, a favor o en contra, lo que está claro es que el paso de Soy una pringada por El Hormiguero, no dejó a nadie indiferente.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?