Quim Gutiérrez y Natalia Tena nos hablan de su experiencia en ‘Te quiero, imbécil’

La película, dirigida por Laura Mañá, se estrena en cines este viernes

Quim Gutiérrez y Natalia Tena nos hablan de "Te quiero, imbécil"

Quim Gutiérrez y Natalia Tena presentan la nueva película de Laura Mañá, Te quiero, imbécil, una comedia romántica sobre un treintañero que está anquilosado en los estereotipos de otro tiempo que se enamora de una antigua compañera. Dos polos opuestos entre los que nace una intensa chispa amorosa.

No hay nadie mejor para explicar la trama que el propio Quim Gutiérrez: "Te quiero, imbécil es la historia de un tío que molaba cuando tenía quince años, que se despierta a los treinta y se da cuenta de que ha sacado tripa, que lleva la raya del pelo en el mismo sitio, las mismas camisetas, vive con sus padres y que le ha dejado la novia", explica.

"Entonces él decide adoptar los rasgos del hombre de éxito del siglo XXI, lo que permite un viaje al ridículo más espantoso: la depilación excesiva, los hábitos alimenticios nuevos, el deporte sin prescripción médica, etcétera. En ese viaje encuentra a alguien que fue importante en su pasado, Raquel, con la que tiene una relación poco convencional. Ella es la suerte de su vida y lo auténtico que vale la pena en su vida.

¿Qué es lo que más os ha gustado a vosotros de vuestra propia película?

Natalia Tena (NT): Esta película tiene algo de Bridget Jones. Mezcla varios toques de romance y comedia, como en aquella escena en la que el guapo de la película, Colin Firth, le dice a ella que le quiere como es.

Quim Gutiérrez (QG): Lo que me mola es que a diferencia de otras comedias románticas aquí Marco no es un perdedor, sino un tío que molaba y que es muy listo pero con mucha pereza por adaptarse. Es una persona que evita hacerse preguntas sobre qué quiere hacer en la vida, pero hay un momento en el que la vida le da un zasca.

¿Qué diferencia Te quiero, imbécil de otras comedias románticas?

QG: Se distingue en que Marco es un protagonista que tiene rasgos positivos desde el principio. Lo que pasa es que tiene algunos que son insalvables, porque es un tío muy desactualizado. Para que te hagas a la idea: esa raya en el pelo la llevaba yo cuando tenía quince años. Él viste igual que entonces, como si no hubiera crecido, pero tiene un sentido del humor muy guay y unos gustos personales muy peculiares. En eso se parece a Raquel.

La Guerra Civil, la intensidad de Almodóvar... ¿Echáis de menos más comedias en los Goya?

NT: Creo que con más comedias los premios serían más bonitos. Hacer reír a la gente es igual de difícil que hacerles llorar. Es extraño que no haya más nominadas. Aunque recuerdo que, por ejemplo, a Melissa McCarthy sí que la nominaron La boda de mi mejor amiga. No entiendo por qué no hay más premios para estas películas.

¿Cuál ha sido vuestro momento cómico favorito en una ficción? Una serie de televisión, una película...

NT: Yo hace poco acabo de ver La maravillosa Sra. Maisel. Es estupenda. Trata sobre una mujer que empieza a hacer standup comedy en los años cincuenta, cuando le deja el marido. Ella es judía, ama de casa y le cambia la vida. Rachel Brosnahan y Alex Borstein, la que hace de manager, son dos actrices buenísimas. Justo la vi la semana pasda, vine de vacaciones y no quería empezar el mundo (risas).

QG: A mí me gustaría mencionar como Amy Schumer como actriz de comedia. Lo flipo mucho con esta tía. Ha hecho Trainwreck (Y de repente tú). También hay una película que hace referencia a Te quiero, imbécil y que recuerda a la relación entre Marcos y Raquel, ¿Hacemos una porno?. Una peli que trata de la relación de un tío y una tía que son colegas pero donde aparece una pulsión sexual. Me gusta porque los roles masculino y femenino son intercambiables. Pueden hablar de sexo sin tapujos. Uno se mete con el otro con cosas que normalmente estás acostumbrado a ver criticando a la mujer, pero aquí está invertido y eso aporta un punto de vista novedoso.

Vosotros habéis trabajado tanto en comedia como en drama. ¿Os decantáis por alguno de los dos?

NT: A mí personalmente me gusta hacer el switch. Antes estaba haciendo Origins en Sudáfrica, que era como ciencia-ficción "dystopian"... ¿Cómo se dice en español?

QG: ¿Distopía? (Silencio) (Risas). Me parece razonable...

NT: Pero era una cosa muy futurística que mezclaba drama y thriller. Cuando me dieron esto me sentí afortunada. Tenía ganas de hacer otra cosa.

¿Qué le diríais a la gente para que sea más feliz?

NT: Les recordaría que se van a morir. Creo que eso ayuda mucho a apreciar el momento.

¿Vuestras películas favoritas de la temporada?

QG: Yo vi Parásitos y...

NT: ¡Ah! ¡Parásitos! Iba a decir esa. Lo vi con mi familia en noviembre. Maravillosa. Me gustó también 1917. Yo además soy muy friki con la Primera Guerra Mundial. Siempre compraba libros sobre el tema. Mi madre, cuando era pequeña, pensaba que era una niña rara. Esa y la Guerra de Vietnam me han interesado siempre mucho.

QG: Yo hace poco vi 120 pulsaciones por minuto, que es de 2017 pero valdría porque es reciente (Risas)

¿El cineasta soñado con el que os gustaría trabajar?

NT: Con Quentin Tarantino sería muy guay.

QG: Yo diría Alejandro González Iñárritu.

¿Y vuestros artistas musicales favoritos?

QG: Yo fui súper fan de Michael Jackson.

NT: Yo fui súper fan de Nina Simone.

QG: Hostia, qué guay.

NT: Sí, ella fue alguien muy importante para mí.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?