Ariana Grande, la Cenicienta de los Grammy 2020, que se quedó sin premio

Repasamos todos sus estilismos y encuentros

Ariana Grande

Ariana Grande, la Cenicienta de los Grammy 2020. / Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic

En las redes, son muchos los que han lamentado que Taylor Swift, Lana del Rey o Ariana Grande terminaran la noche de los Grammy sin ninguna estatuilla. Aun así, esta última, disfrutó del evento en el que tuvo un gran protagonismo.

Ya lo dejó claro desde el principio cuando llegó a la alfombra roja convertida en la Cenicienta del siglo XXI con un impresionante vestido de Giambattista Valli, en gris, y millones de capas de tul. De lejos, el vestido más grande de toda la gala.

Hubo quien criticó ese look princesa porque les parecía más propio de quinceañeras, pero lo cierto es que estaba impresionante y, a lo mejor, más que princesa, actuó como una auténtica reina.

Posó con sus padres y eso ya era una novedad porque no es una imagen habitual. Sus padres se separaron cuando ella tenía 8 años. No se llevaba bien con su progenitor pero, vistas las imágenes, no podemos pensar más que ha habido reconciliación familiar que les permite asistir juntos a eventos como este.

Ariana Grande y sus padres en la alfombra roja de los Grammy 2020. / Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic

Sin premios pero con reconocimiento

No se llevó ninguno de los cinco premios a los que optaba y eso decepcionó a muchos. Es lo que tiene que Billie Eilish lo haya acaparado todo. De hecho, la joven cantante, en uno de sus discursos aseguró que el premio se lo debería haber llevado Ariana.

Está claro que la artista revelación valora el trabajo de su, podríamos decir amiga, que no dudó en abrazarla una vez acabada la ceremonia. Y no fue la única que se mostró cariñosa con la cantante.

También la pudimos ver hacer muy buenas migas con Lizzo (otra de las grandes protagonistas de la noche) y Lil Nas X, otra de las grandes revelaciones del año. No había más que verles juntos para darse cuenta de la buena química que hay entre ellos.

Ariana Grande, Lil Nas x y Lizzo, tres artistas muy bien avenidos. / Emma McIntyre/Getty Images for The Recording Academy

También hubo posado con una de las artistas más esperadas de la noche, Demi Lovato, que subió al escenario embargada por la emoción de regresar tras la sobredosis que la ha tenido retirada de estos eventos un tiempo. Ambas posaron juntas.

Demi Lovato y Ariana Grande, dos protagonistas de los Grammy 2020. / Kevin Mazur/Getty Images for The Recording Academy

Y como esto no es cuestión de edad, vimos que diversas generaciones cayeron rendidas a la cantante que recibió beso, incluso, de la mujer de John Legend, Chrissy Teigen.

Chrissy Teigen y Ariana Grande, buenas amigas en los Grammy 2020. / John Shearer/Getty Images for The Recording Academy

Sobre el escenario

El vestido, muy aparatoso para estar toda la noche con él, desapareció cuando la tocó subir al escenario. Cambió el vestido gris por otro verde, también de inspiración princesa y con guantes largos a juego. Fue el que utilizó para cantar Imagine y My favourite things.

Pero había más, se quitó todo vestido para quedarse en ropa interior y meterse en la cama para recrear el vídeo de 7 rings mientras cantaba Thank u, next. Sí, se olvidó de parte de la letra de la canción pero no desmereció una actuación que fue muy aplaudida.

Ariana Grande en los Grammy 2020. / Kevin Winter/Getty Images for The Recording Academy

Se ha quitado la espina de haber tenido que cancelar a última hora, el año pasado, por desavenencias con la organización. Regresó para dejar claro que es una de las divas imprescindibles de estos tiempos.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?