Cuando Estefanía de Mónaco quiso ser cantante y llegó al número 1 de LOS40

La princesa rebelde de los Grimaldi llegó a vender cuatro millones de su single más exitoso y colaboró con Michael Jackson

Cuando Estefanía de Mónaco quiso ser cantante y llegó al número 1 de LOS40

Estefanía de Mónaco, en una emisión televisiva francesa en 1991. / ARNAL/Gamma-Rapho via Getty Images

Mócaco siempre ha sido una caja de sorpresas, y durante años, Estefanía fue la princesa rebelde de Europa. Sus romances, sus bodas y sus divorcios estaban siempre presentes en las portadas de todo el mundo. Sin embargo, más allá de su movidita vida sentimental, lo que mucha gente desconoce es que hubo una época en la que la pequeña de Rainiero probó suerte como cantante.

Estefanía era una suerte de it girl cuando presentó su disco, Besoin. El primer single extraído de este álbum, Huracán, se convirtió para sorpresa de muchos en un enorme éxito en todo el mundo con más de cuatro millones de copias despachadas. Aunque no contaba con el apoyo de su familia, si contó con el respaldo del público, especialmente en Francia, el país donde más popular fue en su etapa como cantante. De hecho, fue el primer single en la historia de Francia en permanecer un mínimo de 10 semanas en la lista de singles más vendidos

Una de sus señas de identidad fue su look ochentero, con el que marcó mucha tendencia. Muy andrógina, con el pelo a lo garçon, siempre supo mantener un estilo muy personal. 

la princesa Estefanía de Mónaco, en 1989. / Frederic meylan/Sygma via Getty Images

Su segundo single también fue un éxito de ventas en muchos países, en francés se tituló Flash y en inglés One love to give, y llegó a coronar la lista de LOS40 el 31 de enero de 1987. Estefanía estaba en ese año inmersa en una gira promocional por las televisiones de toda Europa. De hecho, llegó a cantar en TVE.

Movida por este éxito, que parecía que incluso la sorprendió a ella, continuó su carrera ascendente y firmó un contrato discográfico con Sony para un segundo álbum. Para ello, se mudó a Los Ángeles e invirtió cinco años, después de los cuales publicó Stephanie. 

El toque mágico del Rey del Pop

Después del histórico éxito de Bad, Michael Jackson estaba intentando de mantener el listón con su cuarto disco, grabando las canciones que iban a componer Dangerous. Para una de ellas, In the closet, intentó reclutar a Madonna para acompañarle en una canción sobre el amor mantenido en secreto. A ella no le gustó el poco control que podría tener en este matrimonio musical, y Jackson recordó como segunda opción a la princesa monegasca con voz sensual que estaba sonando en toda Europa. 

Aunque su voz quedó registrada como 'mistery girl' (chica misteriosa), y siempre se asumió que pertenecía a Naomi Campbell después de participar en el videoclip. Fue años después, en 1993, cuando el Rey del Pop reconoció en rueda de prensa la identidad de esa voz, pero Estefanía de Mónaco ya había perdido la relevancia de su época dorada y, junto a su guardaespaldas, Daniel Ducruet, se retiró dispuesta a formar una familia.

Michael Jackson - 'In the Closet'

La princesa no siguió con esa aventura musical y terminó abandonando el mundo de la canción, a pesar de la insistencia de su amigo Michael Jackson para que siguiera.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?