Getty Images for Spotify / Foto © Frazer Harrison

Ella es: Lao Ra

1 de 5 Su nombre real es Laura Carvajalino, pero todos/as la conocen como Lao Ra, una de las promesas de la canción más destacadas de la música colombiana. No es para menos, su estilo es descarado, potente, seductor y elegante a la vez. Va a juego con su personalidad. No tiene pelos en la lengua, ni al hablar ni al cantar, haciéndose poderosa en su naturalidad y sinceridad innatas. Hablamos con la autora de temazos como La Patrona, Me Gusta o Picaflor (su colaboración con C. Tangana) sobre su percepción del feminismo en la música.

LOS40 / Foto: © Lara Úbeda

"La batalla ha cambiado pero el principio sigue siendo el mismo"

2 de 5 A ojos de la artista, es importante recalcar el papel que las nuevas generaciones juegan en el feminismo, cómo una nueva ola de mujeres recoge el testigo de sus predecesoras para seguir luchando y avanzando: "El ‘neofeminismo’ es real y nuestra generación es diferente de las anteriores. Es como si hubiésemos estado calladas durante un tiempo y ahora volviésemos a levantar la voz. Ya no se trata tanto de libertad como de equidad entre géneros: igualdad de pagos, oportunidades… Creo que la batalla ha cambiado, pero el principio sigue siendo el mismo". Al mismo tiempo, piensa que el cambio, aunque imparable, debe llegar progresivamente: "Es importante reconocer que sí que se han hecho avances y no caer en la guerra entre hombres y mujeres, ni en el señalamiento. Los cambios son de poquito a poquito, la cultura no cambia de un día a otro".

LOS40 / Foto: © Lara Úbeda

"El logro de esta nueva ola es haberle dado voz a las víctimas"

3 de 5 La historia del feminismo cuenta con grandes hitos como la declaración del sufragio femenino como derecho humano universal en 1948 o la proclamación del Día Internacional de la Mujer en 1975. Para Lao Ra, esta cuarta ola del feminismo también destaca por haber conseguido cosas como "quitar del poder a personas que estaban abusando de su condición de ‘hombre con dinero’. La lucha de estos últimos años se resume un poco en eso: el movimiento #metoo, la condena de Harvey Weinstein, temas como el que trata la película El escándalo. El logro de esta nueva ola es haber expuesto a esas personas y haberle dado voz a las víctimas, porque es difícil salir y decir “hola, yo sufrí abusos sexuales”, el estigma que te queda para toda la vida. Que esas mujeres se hayan podido sentir más cómodas o protegidas a la hora de contarlo es un logro".

LOS40 / Foto: © Lara Úbeda

"Las redes sociales son un arma de doble filo, hay que saber manejarlas"

4 de 5 Una de las particularidades de nuestra sociedad actual es la incursión de las redes sociales en la vida de las personas, jugando también un importante papel dentro de las luchas sociales. Pero, ¿su existencia es positiva o negativa para el feminismo? Según la cantante colombiana: "Las redes sociales son un arma de doble filo, hay que saber manejarlas. Han hecho que todo se exponga de manera más fácil y que los mensajes se difundan más rápido. Pero me preocupa la perspectiva que pueda tener un hombre (mis propios amigos), porque a pesar de no tener las mismas presiones, también sufren. Pienso que están más expuestos a la difamación, que puede “caerles el guante” cuando en realidad no han hecho nada y que las redes sociales se vuelquen contra ellos, porque Internet se presta mucho al bullying. Con esto no quiero decir que se deba desacreditar a la víctima en ningún caso, siempre hay que creer. Pero también hay que tener esto en cuenta. "

LOS40 / Foto: © Lara Úbeda

"Parece que tengamos que ser siempre sumisas, dejar que el hombre sea el que guíe, no exigir, estar para adornar"

5 de 5 La desigualdad de género es un mal que se extiende a todas las parcelas de la realidad, afectando también a la industria musical y al desarrollo de la carrera de las artistas. No siempre tiene que ver con hechos o palabras tangibles o concretas, sino con la asimilación de roles de género que impiden a las mujeres desenvolverse con naturalidad y seguridad: "Creo que muchas de nosotras tenemos la sensación (aunque no siempre te lo digan expresamente terceras personas) de que no podemos hablar tan duro, que tienes que ser amable. Al exigir te sientes un poco mal, como una bitch, en vez de que se te perciba como “asertiva”, que es la palabra que usaríamos con los hombres. “Él está siendo asertivo pero tú estás siendo una insoportable”. Parece que tengamos que ser siempre sumisas, dejar que el hombre sea el que guíe, no exigir, estar para adornar".

Este 8 de marzo, celebramos el Día Internacional de la Mujer con entrevistas a 6 artistas que van a dominar el futuro de la música desde el empoderamiento.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar