Cristina Boscá explica su experiencia con la lactancia materna

"Ni pretendo dar ejemplo, ni juzgar a nadie, ni tampoco ser juzgada"

Cristina Boscá

Cristina Boscá, influencer en la maternidad. / Eduardo Parra/Getty Images

Desde que nuestra compañera de Anda Ya!, Cristina Boscá, se convirtió en madre, se ha transformado en una especie de influencer en materia de maternidad. No es algo que haya buscado pero las preguntas y comentarios que le han ido haciendo sus seguidores han despertado el interés por estos temas cada vez en más gente.

Muchos le han preguntado por el tema de la lactancia materna que ella defendió desde el principio. Ya nos contó en una ocasión su intención de visibilizar una práctica que hasta hace bien poco era un auténtico tabú.

El ejemplo de gente conocida, como ella, está ayudando a que este tema no permanezca en la sombra. “Nunca he tenido expectativas concretas, ni objetivos, ni demasiados planes. Siempre he ido fluyendo. Hasta los 18 meses o así ha sido una maravilla. Desde hace poco más de un mes, se me empezó a hacer cuesta arriba. Él seguía tan feliz siempre que podía enganchado, pero yo quise bajar las tomas”, explicaba sobre su propia experiencia.

Llegó un momento en el que Boscá se planteó ir bajando el ritmo: “Nos costó un poquito porque él no estaba preparado. Pero con paciencia, distracción y porque entiendo que para él empieza a llegar ya su momento, hemos conseguido hacer sólo una toma al día. Ya os contaré cuando la retire del todo”.

Es una etapa nueva y eso conlleva despedidas de las rutinas que se han llevado a cabo. “La verdad es que me da penita pero al mismo tiempo da un gusto verle interesado en la comida. Su apetito ha mejorado muchísimo. Ahora come muy bien. ¿Era la teta la que le quitaba el hambre? Nunca lo vería así. La teta le alimentaba mucho”, explicaba.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Cristina Boscá (@cristinabosca) el

Aunque a muchos padres les cueste asumirlo, los niños van creciendo y sus necesidades van cambiando. “Y ha llegado SU momento de destetarse. Yo lo intento facilitar desde los 6 meses. No es que ahora haya sido mucho más estricta. Yo opino que es que ahora es él el que está más preparado. Y antes, por muchas horas que pasara sin mamar, no comía. Así que, yo seguía dándole porque a pesar de lo que puede pensar mucha gente, siento que lo necesitaba”, confiesa Boscá.

“A ver, obvio que si la hubiéramos quitado habría sobrevivido... Jajajaj pero haber estado hasta los 20 meses que tiene, ha sido genial también y opino que mejor para él. Así que me siento feliz”, aseguraba contenta con los ritmos que ha llevado con el pequeño Gabriel.

Eso sí, nadie tiene que tomar sus palabras como dogma, que cada caso es un mundo y ella lo tiene claro: “Es mi experiencia sin más. Ni pretendo dar ejemplo, ni juzgar a nadie, ni tampoco ser juzgada... Cada familia que haga como mejor le convenga y por supuesto, con libertad, nadie es mejor que nadie por hacer una u otra cosa”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?