'Vogue' de Madonna: 30 años de la canción que visibilizó a toda una comunidad

Esta canción sacó al voguing de la clandestinidad y solidificó la posición de Madonna como un icono en la comunidad gay

'Vogue' de Madonna: 30 años de la canción que visibilizó a toda una comunidad

Madonna, actuando en directo en 1990. / Michel Linssen/Redferns

Hay grandes canciones en la historia de la música que no solo son importantes por su mensaje o lo que significan, sino que se han convertido en un himno para defender una causa o crear un sentimiento de pertenencia. Y probablemente sea la máxima meta a la que pueda aspirar una composición.

Es lo que ocurrió con Vogue, la canción que Madonna estrenó un 20 de marzo de 1990 bajo un contexto social muy determinado y orientado a un público que se sintió mucho más representado y respaldado gracias a ella.

A principios de los años 60, la comunidad gay y transexual de Nueva York comenzaron a popularizar el voguing, un baile que rápidamente se consolidó como una forma de comundidad y familia en medio de un clima de hostilidad, homofobia y xenofobia en el que se veían obligados a malvivir. Cuando nos acercamos a la década de los 80, la de máxima expresión de este movimiento, ya se había consolidado en las salas de baile e incluso en las academias, concebido por esa comunidad queer negra y latina del Harlem. Todo ello se llevaba a cabo en los balls, epicentros de la creatividad en los que se realizaban competiciones para ser el que mejor contaba una historia a través de estos pasos de baile.

Su nombre estaba ligado al de la revista Vogue, porque los miembros de esa comunidad a menudo se inspiraban en la famosa revista de moda con movimientos o gestos congelados que se replicaban con un gesto o un peinado. En definitiva, un baile inspirado por las poses de las modelos que aparecían en el interior de la revista, siempre con una intención de sátira, comedia y exageración. Un reflejo muy fiel de este movimiento es el que muestra la serie Pose de Ryan Murphy.

Madonna - 'Vogue'

En este contexto, el mejor amigo en aquella época de la ambición rubia, Debi Mazar, se percató del éxito del voguing y se lo compartió, convencido de que podían hacerlo suyo, además de darle más visibilidad y sacarlo de la oscuridad de los locales donde se celebraba. Madonna, encantada con la idea, llevó la idea al productor Shep Pettibone, con quien había comenzado a trabajar recientemente, y escribieron la canción juntos. Pettibone era DJ en Sound Factory, uno de los clubs donde se celebraban estos balls multitudinarios.

Originalmente, el tema fue escrito como el lado B de Keep It Together y lanzado únicamente en Estados Unidos. Sin embargo, cuando Shep Pettibone reprodujo Vogue para los ejecutivos de la compañía discográfica en Sire, decidieron que la canción era demasiado buena para desperdiciarla de esa manera.

Por eso, se incluyó en el álbum I'm Breathless, inspirado por la película Dick Tracy de la que Madonna era protagonista junto a Warren Beatty, después de la cual se convirtieron en pareja. En una entrevista hablando de esta canción en la revista Rolling Stone en 2009, así hablaba Madonna de la canción: "La escribí cuando estaba haciendo Dick Tracy. Después de filmar la película, Warren Beatty me preguntó si podía escribir una canción que se ajustara a la de mi personaje. Estaba obsesionada con los bares clandestinos y las estrellas de cine y cosas así. La idea de la letra surgió de esa solicitud".

Warren Beatty y Madonna, juntos en el set de rodaje de la película 'Dick Tracy' en 1990. / Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images

Madonna menciona en la letra muchos actores y actrices llenos de glamour, entre los que se incluyen Ginger Rogers, Fred Astaire ,Greta Garbo, Marlene Dietrich, Joe DiMaggio, Marlon Brando, Gene Kelly y Jean Harlow.

El videoclip está lleno de referencias. Representaba la Casa de la Extravagancia, un grupo de bailarines que actuaba con Madonna y llegaron hasta la primera línea de los programas televisivos norteamericanos cuando el fenómeno ganó más fama. Un vídeo dirigido por David Fincher, uno de los cineastas con más renombre, detrás de títulos como Seven (1995), El club de la lucha (1999) y Zodiac (2007). No fue la única vez que trabajó con Madonna, también dirigió Express Yourself, Oh Father y Bad Girl.

La canción fue el mayor éxito internacional de Madonna hasta entonces, llegando al número 1 de las principales listas de éxitos del mundo. Además, ocupa el puesto número 64 de las canciones con más ventas de todos los tiempos y ganó tres premios MTV Video Music Awards y fue líder en ventas en más de 30 países.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?