No todos los días un hombre puede hacer historia y convertirse, de la noche a la mañana, en una leyenda del cine, en un icono popular a través de cuyos trabajos consigue insertar en el imaginario colectivo toda suerte de imágenes y motivos artísticos y sonoros. Francis Ford Coppola supo aprovechar todo su talento para rodar algunas de las mejores películas de todos los tiempos: El Padrino, Apocalypse Now, La conversación y La ley de la calle, entre otras, y consiguió lo que muy pocos han logrado: abrir los libros de historia con su nombre en mayúsculas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
redes_sociales redes_sociales

Comentar