Salvatore Corsitto (i) y Marlon Brando (d) caracterizados como Bonasera y Vito Corleone, respectivamente, en una escena de 'El Padrino' (1972) / CBS vía Getty Images / Foto © Fotograma de la película

El padrino (1972)

1 de 5 Aunque antes de El Padrino Francis Ford Coppola ya había demostrado un talento incipiente en películas como Dementia 13 y Llueve sobre mi corazón, con esta adaptación de la novela de Mario Puzo confirmó lo que muchos ya auguraban: tras ese imponente joven corpulento de barba espesa y gafas redondas se escondía un genio. Con tan solo 32 años Coppola, por cuyas venas corría la misma sangre italoamericana que la de Martin Scorsese, firmó la que para muchos sigue siendo la mejor película de la historia del cine. Un Marlon Brando en estado de gracia y un jovencísimo Al Pacino protagonizaban esta violenta historia sobre los Corleone, una de las familias mafiosas más poderosas de Nueva York. Historia de traiciones y venganzas orquestada bajo la batuta de Nino Rota y la magnífica fotografía con claroscuros de Gordon Willis. Puedes encontrarla en Netflix.

Gene Hackman caracterizado como Harry Caul en la película 'La conversación' / Getty Images / Foto: © Imagen promocional

La conversación (1974)

2 de 5 Tras el éxito descomunal de El Padrino Coppola firmó un contrato para rodar su secuela, pero antes, entre medias de los dos rodajes, dirigió esta pequeña obra maestra sobre un detective, Harry Caul, al que le encargan investigar a una misteriosa pareja que, aparentemente, no tiene nada de especial. El cineasta escogió a Gene Hackman y John Cazale (con este último ya había colaborado en El Padrino, donde interpretó a Fredo Corleone) para protagonizar un frío thriller psicológico con tintes documentales que, lamentablemente, pasó desaparecibido al estrenarse entre las dos partes de la saga Corleone. De hecho, la segunda parte de El Padrino llegó a los cines pocos meses después de La conversación y hasta compitió con La conversación en algunas categorías de los Óscar. No todos los días un director tiene dos películas nominadas en un mismo año. Disponible en Filmin.

John Cazale (i) y Al Pacino (d) caracterizados como Fredo y Michael Corleone en un fotograma de la película 'El padrino, parte II' (1974) / CBS vía Getty Images / Foto: © Fotograma de la película

El padrino, parte II (1974)

3 de 5 Resulta una tarea fútil tratar de comparar la primera parte de El Padrino con la segunda. Hay quien aún debate sobre cuál de las dos es mejor cuando realmente una es continuación de la otra. En El partido, parte II Coppola profundizaba en la historia de la familia Corleone y nos transportaba a sus inicios, donde un jovencísimo Vito Corleone, al que interpretó Robert De Niro en sustitución de Marlon Brando, buscaba hacerse paso entre las mafias callejeras de los barrios bajos de Nueva York. Una película descomunal donde De Niro y Pacino vuelven a regalar sendas interpretaciones magistrales y que incluye algunas de las secuencias más estremecedoras de la historia del cine, como aquella en la que Michael Corleone (Pacino) agarra por el cuello a su hermano Fredo (John Cazale) y lo sentencia a muerte con un beso: "Fuiste tú, Fredo". Disponible en Netflix junto a la primera parte.

Martin Sheen caracterizado como el capitán Willard en una escena de 'Apocalypse Now' (1979) / CBS vía Getty Images / Foto: © Fotograma de la película

Apocalypse Now (1979)

4 de 5 Y para mastodontes el que Coppola rodó en 1979: Apocalypse Now, la bajada a los infiernos de la desquiciada Guerra de Vietnam bajo el oscuro leit motiv de la novela de Joseph Conrad El corazón de las tinieblas. El cineasta desplegó todo su talento y economía (tras esta película quedó endeudado) para rodar la que aún hoy sigue siendo la mejor cinta bélica de todos los tiempos. El hiperrealismo del combate, la Cabalgata de las Valkirias de Wagner resonando desde unos altavoces mientras los soldados norteamericanos destrozan un pueblo vietnamita, planos demenciales de unos soldados capitaneados por el capitán Willard (Martin Sheen) adentrándose en una jungla de la que nunca podrán escapar, la metáfora del caracol que se desliza por una navaja de afeitar y aquel misterioso coronel Kurz (Marlon Brando), hombre alienado por los horrores de la guerra que espera al final de un periplo que muchos han comparado con la bajada progresiva a los infiernos de Dante Alghieri: todo esto y mucho más consagró Apocalypse Now como una de las películas más importantes de todos los tiempos. Y también como uno de los rodajes más complejos, técnicamente extremos y caros de la historia. Puedes verla en Filmin.

Matt Dillon (i) y Mickey Rourke (d) en una escena de 'La ley de la calle' (1983) / Sunset Boulevard/Corbis vía Getty Images / Foto: © Imagen promocional

La ley de la calle (1983)

5 de 5 A pesar del exhaustivo rodaje de Apocalypse Now en 1979, Francis Ford Coppola volvió a la carga cuatro años después con esta historia de matones y violentos pandilleros de barrio bajo que tratan de sobrevivir en un submundo de corrupción y violencia. Para ello se rodeó de algunas de las mejores estrellas incipientes de Hollywood: Matt Dillon, Mickey Rourke, Nicolas Cage (nieto del cineasta), Chris Penn y Laurence Fishburne. Una película de culto (como todas las de Coppola) que destacó por la limpieza de su estilo y su blanco y negro rayano en lo expresionista. Para muchos La ley de la calle fue la última gran cinta del cineasta. Después de ella sus mejores trabajos fueron Rebeldes (que rodó y estrenó ese mismo año, 1983), Cotton Club (1984), Jardines de piedra (1987) y la tercera parte de El Padrino (1990), que si bien sigue siendo una lección de cine magistral, poco tiene que ver con el magnetismo y oscuridad de sus dos primeras entregas. La ley de la calle la tienes disponible en el catálogo Filmin.

No todos los días un hombre puede hacer historia y convertirse, de la noche a la mañana, en una leyenda del cine, en un icono popular a través de cuyos trabajos consigue insertar en el imaginario colectivo toda suerte de imágenes y motivos artísticos y sonoros. Francis Ford Coppola supo aprovechar todo su talento para rodar algunas de las mejores películas de todos los tiempos: El Padrino, Apocalypse Now, La conversación y La ley de la calle, entre otras, y consiguió lo que muy pocos han logrado: abrir los libros de historia con su nombre en mayúsculas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar