Las mejores canciones de electrónica en Bandas Sonoras

Desde Matrix y Trainspotting a Blade o Drive

Las mejores canciones de electrónica en Bandas Sonoras

Carrie-Anne Moss y Keanu Reeves, en una de las escenas más recordadas de Matrix. / Ronald Siemoneit/Sygma/Sygma via Getty Images

Recopilamos en esta playlist algunas de las mejores canciones electrónicas que hemos escuchado a lo largo de los años en películas emblemáticas. Sin duda, una playlist muy cinéfila, pero también para ponernos las pilas. ¿Por qué no?

Sky and sand, de Paul Kalkbrenner (Berlin Calling). Todo un himno en la noche techno berlinesa el de esta película de culto que consiguió mantener el tema 121 semanas entre los más escuchados.

Porcelain, de Moby (La Playa). La canción de Moby transmite a la perfección la sensación del personaje de DiCaprio cuando llega a esa playa.

Born Slippy, de Underworld. Hay canciones que al escucharlas no podemos evitar asociarlas directamente a una película. Éste es un claro ejemplo.

Charlie´s Angels 2000, de Apollo 440. La versión que hicieron Apollo 440 de la sintonía de la serie de televisión Los Ángeles de Charlie era tan fabulosa como el trío protagonista.

Where´s your head at, de Basement Jaxx. Angelina Jolie se metió en la piel de Lara Croft, y nos entretenía con sus aventuras mientras sonaban temas como éste. A reivindicar también los temazos que podían escucharse en otra peli que protagonizó, Hackers.

Rockafeller Skank, de Fatboy Slim (American Pie). La original de la saga, inspirada en el tema de Don McLean, contaba con canciones de blink-182, Sum 41 o ésta de Norman Cook.

Nightcall, de Kavinsky (Drive). Un temazo tan fantástico como la chaqueta que lleva Ryan Gosling en la peli. Pero es que, caray, la banda sonora al completo es espectacular.

Angel, de Massive Attack (Snatch, cerdos y diamantes). La escena de la quema de la caravana con este tema de fondo es una demostración del buen uso de la música en la filmografía de Guy Ritchie.

Relax, de Frankie goes to Hollywood (Zoolander). Censurada por hablar sobre la eyaculación, en Zoolander al personaje de Ben Stiller le viene al pelo.

Suspiria, de Goblin. Una de las obras maestras del terror creada por Dario Argento, contenía este tema macabro que logra adentrarnos en su sobrenatural clímax, tan imprescindible como lo son su fotografía y decorados.

Everything in it´s right place, de Radiohead (Vanilla Sky). Cameron Crowe hizo el remake de Abre los ojos de Amenábar con Tom Cruise como protagonista, e incluyó este temazo de la banda de Thom Yorke al comienzo de una historia que termina con Sigur Ròs.

In Motion, de Trent Reznor (La Red Social). El creador de la banda sonora es el músico de Nin Inch Nails, junto a Atticus Ros, que pasó a ser miembro del grupo después de más de una década colaborando en la composición de varios soundtracks.

Smack my bitch up, de Prodigy (Closer). Clowe Owen, Natalie Portman, Jude Law y Julia Roberts son las dobles parejas de esta maravillosa historia que ya es un clásico moderno, y que cuenta en su banda sonora con joyas como ésta de Prodigy, elegido el tema más controvertido en 2010.

Blade Runner End Theme, de Vangelis. Ridley Scott contó con el compositor griego, maestro de los zintetizadores, y artífice de otras bandas sonoras, como la de Carros de Fuego.

Summer Overture, de Clint Mansell (Requiem por un sueño). Peliculón de Darren Aronofsky, protagonizado por Jared Leto, con una brutal banda sonora de Clint Mansell (creador también del soundtrack del episodio de Black Mirror San Junipero), que es ya imprescindible.

My Elastic Eye, de Chemical Brothers (El Efecto Mariposa). No entréis en paranoia como Ashton Kutcher en la escena de esta fantástica peli sobre viajes en el tiempo en la que suena este tema.

Fall, de Daft Punk. M83 (que también aparecen en otra gran banda sonora como Oblivion), son los encargados de este remix de Daft Punk para la película de Disney TRON.

Clubbed to the death, de Rob Dougan (Matrix). Una de las películas más influyentes de los últimos tiempos, con una banda sonora épica.

About her, de Malcolm Mclaren (Kill Bill 2). El final de la historia de Beatrix Kiddo siempre sonará a esta versión de The Zombies.

Confusion (Pump Panel Reconstruction Mix), de New Order (Blade). La fiesta que da comienzo a la película Blade, en la que brotaba sangre de aspersores, tenía este musicón.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?