Se filtra el audio de la disputa en la que Amber Heard le arranca un dedo a Johnny Depp

Si se demuestra que Heard acusó a su expareja con pruebas falsas, podría enfrentarse hasta a tres años de cárcel

Heard Depp abusos

Johnny Depp (i) y Amber Heard (d) durante la presentación de 'La chica danesa' en Hollywood, California (Estados Unidos), el 21 de noviembre de 2015 / Getty Images / S/A

Hoy nos llegan dos noticias interesantes relacionadas con el polémico caso que rodea a Amber Heard y Johnny Depp, uno de los ex-matrimonios más turbulentos de Hollywood (os contamos aquí de qué va todo).

La primera es que se ha filtrado a través del diario británico Daily Mail un audio en el que se escucha lo que ocurrió aquella noche en la que él y Heard tuvieron una seria disputa en su domicilio. Lo que no queda claro es quién agredió a quién.

En este nuevo audio se escucha a Depp decir, angustiado: "No encuentro el dedo. No soy capaz de encontrarlo", mientras busca y rebusca. Heard le lanzó, supuestamente, una botella que al golpear contra él le rajó el dedo, seccionándole una pequeña parte del mismo.

Depp y Heard contaban con un equipo de enfermería en su domicilio que, al parecer, les acompañaba habitualmente. En el audio, que dura varias horas (casi cinco), se escucha a una enfermera y a un doctor rebuscar el dedo y hasta preguntar si han mirado bien en la basura, pero nada, nadie lo encuentra. "Mira toda esa sangre, qué horror", exclama la enfermera. Una situación surrealista y absolutamente dantesca.

Mientras Depp y los sanitarios buscan el dedo, Heard, de fondo, llora desconsolada. Según las acusaciones de Heard, Depp iba drogado de éxtasis y otras sustancias y la agredió físicamente, a lo que ella respondió defendiéndose a botellazos.

Pero la versión de Depp difiere, y él sostiene que Heard tiene serios trastornos mentales, problemas de adicciones y que es extremadamente agresiva en momentos de tensión.

De hecho, Samantha McMillen, la estilista de la actriz, dijo que nunca había tenido lesiones físicas palpables, algo que Heard había denunciado en varias ocasiones. Hasta se había fotografiado con supuestos moratones que podrían ser falsos. "No tenía marcas visibles ni contusiones", dijo McMillen el día en el que supuestamente se produjo esta violenta disputa en el domicilio de los Depp-Heard.

Uno de los guardaespaldas de la pareja entró en el lugar después de la pelea. En el audio, que nadie sabe quién lo grabó (aunque se rumorea que la pareja solía grabarse discutiendo para luego escucharse, en una suerte de autoterapia enfermiza), se le escucha decir que estaba sorprendido por cómo había quedado el domicilio.

"Está destrozado. Ventanas rotas, una televisión, botellas", explica. "Hay sangre por todos lados. Tenemos que arreglarlo antes de que nadie lo vea [...] Ella no para de llorar, están los dos cubiertos en sangre", dice el hombre. El domicilio en el que estaban, una mansión en Australia, era de alquiler.

Tras este suceso Depp fue llevado al hospital para que le desinfectasen la herida y tratasen de salvar parte del dedo. Hoy mismo el Daily Mail filtraba un vídeo en el que Depp hablaba por primera vez del suceso y donde confesaba que la herida se le había infectado con SARM hasta en dos ocasiones.

Desde que ocurrieron los hechos Depp ha interpuesto dos denuncias: una por difamación al medio británico The Sun, que publicó que el actor de Piratas del Caribe había maltratado físicamente a Heard, y otra contra su expareja por haber escrito una columna en The Washington Post relatando cómo la había agredido físicamente.

Si se demuestra que las pruebas que ofreció Heard fueron falsas, la actriz podría enfrentarse a tres años de cárcel.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?