Susana Molina confiesa que tras salir de ‘Gran Hermano’ estuvo en busca y captura

“Lo pasé bastante mal”

Susana Molina

Susana Molina fue perseguida por la policía. / Tristan Fewings/MTV 2019/Getty Images for MTV

Las historias de los concursantes de realities nunca dejarán de sorprendernos. Lo suyo parece una vida de ficción en las que ocurren casos que al mortal de a pie no le suelen suceder. Y buena prueba es la última confesión que ha hecho Susana Molina en Mtmad. El relato de un suceso que ocurrió poco después de salir de Gran Hermano. Y obviamente antes de su repunte mediático con La isla de las tentaciones. Una denuncia falsa que provocó el asedio policial cada vez que viajaba por España.

“Cuando yo salgo de Gran Hermano organizamos unas fiestas con nuestros fans más cercanos. Fui a una cena con unas ciento y poco personas organizada por una persona externa”, empieza explicando, “a mí esta persona no me gustaba porque cuando empecé a coger confianza con los fans me di cuenta de que los números no cuadraban”.

Cuenta que durante la fiesta vio que el organizador estaba discutiendo con un hombre: “Ni corta ni perezosa, le pregunto. Me comenta que este hombre le había estafado. Una movida, un entramado…”, continúa. En ese momento ya se dio cuenta de que algo no iba a salir bien como finalmente ocurrió.

“No sé qué tipo de entramado hubo ahí, pero al día siguiente o a los dos días me llega que este hombre tiene una serie de lesiones”, relata. El organizador de la fiesta le había denunciado y aseguraba “tener una contusión en la cabeza, una costilla lesionada y que yo era la culpable. Me denunció, como que yo le había hecho esas lesiones a este hombre”.

Continúa explicando que al hacer la denuncia no conseguían localizarla, “una de esas veces me llamaron para ir a un juicio a la ciudad, pero yo vivía a 600 km. y era imposible ir. Di mi teléfono. Di todas las facilidades del mundo para que esto se solucionase”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Susana Molina (@susana_bicho90) el

Llegó a ir a un juicio sin ser consciente de que era la demandada, pensaba que iba en calidad de testigo. “Yo pensaba que la cosa se quedaría ahí, pero no. Fue surrealista”. Hubo un momento en el que los agentes se presentaban a cada lugar en el que estaba. La primera vez ocurrió en Mojácar: “Me dio un ataque de risa porque no entendía nada. Eran las ocho de la mañana y yo en bragas. Estos agentes me comentan básicamente que estoy en busca y captura. No daba crédito a lo que estaba pasando. Me comentan que no es una cosa tan rara porque no me podían localizar y que ellos tienen la obligación de ir al hotel”.

Ese tipo de episodios se fueron repitiendo cada vez que viajaba a un lugar distinto en España. “Empezó a ser desagradable”, asegura. Lo cuenta ahora que el caso ya está resuelto y puede reírse de la situación, pero llegó a pasarlo realmente mal: “Parece una tontería, pero me trajo muchos problemas. A veces me pasaba con gente que no me conocía tanto y era un marrón. Una vez me pasó en una despedida de soltera. Y al llegar a casa estaba la policía esperando ¡Imaginaos la vergüenza que pasé!”.

¡NUEVA APP DE LOS40! YA DISPONIBLE PARA ANDROID E IOS. ¡DESCÁRGATELA YA!


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad