5 maneras de enmascarar el pescado para que los niños no lo rechacen

Imprescindible para una dieta equilibrada, no siempre son del gusto de los más pequeños

Niña comiendo frutos del mar

A los niños les cuesta comer los productos que vienen del mar. / Westend61 / Getty Images

Lidiar con la dieta de los más pequeños de la casa no siempre es fácil, sobre todo, si son niños de mal comer y reacios a probar diferentes alimentos y texturas. Suele ser un desgaste importante en la familia y hay que armarse de paciencia para conseguir que acaben comiendo un poco de todo.

Las verduras y el pescado suelen ser complicados, sobre todo, si no se les ha acostumbrado a ellos desde el principio. Cuando son bebés es más fácil hacérselos comer porque van metidos en el puré. Pero cuando la intención es que el pequeño empiece a comer como los adultos, el problema aparece para acabar con nuestros nervios.

Así que, hay que tirar de imaginación y pequeños trucos para que no dejen de comer productos del mar sin crear una revolución en casa. Aquí te dejamos 5 maneras de enmascarar el pescado para que no pongan demasiadas pegas.

#1. Pizza

Habrá excepciones, pero lo normal es que a los niños les guste las pizzas y, desde luego, siempre mejor hacerlas en casa que comprarlas prefabricadas. Las pizzas te permiten añadir una gran variedad de ingredientes y uno de ellos puede ser pescado. El salmón o el atún les va a las mil maravillas.

La pizza admite todo tipo de ingredientes. / Getty Images

#2. Albóndigas

Cuando los niños son pequeños todavía no saben distinguir muy bien lo que comen y la vista es fundamental. Por eso, si les pones el pescado tal cual, y no les gusta, cada vez que lo vean lo van a rechazar. Así que lo mejor es que lo coman sin saber que lo están comiendo y una de las mejores formas de conseguirlo es convertirlo en albóndigas que, entre la salsa y un poco de arroz si lo pones de acompañamiento, entrará solo.

#3. Empanadillas

Nada como desmenuzar el pescado y convertirlo en relleno de algo. Por ejemplo, de empanadillas. Si el pescado lo mezclas con tomate pasará desapercibido y, si además convences al niño para que te ayude a hacerlas, conseguirás un plus porque no hay nada que les guste más que presumir de haber cocinado ellos. Además, ¿a qué niño no le gustan las empanadillas?

#4. Croquetas

Si seguimos con el tema de enmascarar, nada como una masa de croquetas que admite casi cualquier ingrediente. Basta con desmenuzar cualquier pescado que hayas elegido y hacer la masa. Bacalao, merluza… en realidad, cualquiera de los que se te pase por la cabeza puede funcionar.

Las croquetas son una buena excusa para comer pescado. / quintanilla / Getty Images

#5. Sopa

Los niños suelen ser grandes amantes de la sopa. Una buena idea es desmenuzar el pescado y añadirlo a la sopa de turno, sin duda, les resultará mucho más fácil comerlo así.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad