Todo lo que debes saber sobre la vuelta a los cines: cambios, distancias, normativas y fechas

El coronavirus ha trastocado los planes de la industria cinematográfica, que debe renovarse inmediatamente para no quedarse atrás

Vuelta a los cines Mulan

Imagen promocional de 'Mulán' / Disney / Cartel promocional

Decenas de distribuidoras ya se están preparando para la vuelta a las salas tras la crisis del coronavirus y los cines están trabajando, bajo las recomendaciones del Gobierno, en los protocolos sanitarios correspondientes para garantizar la seguridad. El retorno se hará de manera progresiva y con un decálogo de nuevas medidas de seguridad que todos los usuarios, independientemente de su edad, deberán cumplir a rajatabla.

La Federación de Cines de España (FECE) ha sido la encargada de confeccionar ese decálogo de medidas de actuación necesarias para garantizar la seguridad tanto de los trabajadores de los establecimientos como de los espectadores que vayan a disfrutar del cine en pantalla grande.

Aunque muchos de esos avances son de sentido común –mantener las distancias, el control de aforo y la desinfección de las instalaciones–, sí destacan algunos puntos que los usuarios deberían tener en cuenta para que no les pille por sorpresa: primero, que se fomentará la compra de entradas vía Internet y que, de comprarse en taquilla, se deberá pagar con tarjeta contactless y sin PIN (máx. 50€).

Otra de las medidas destacadas es que empezaremos a encontrar dispensadores de gel hidroalcohólico en prácticamentes todos los lugares de acceso, así como mamparas en la taquilla para reforzar el distancimiento físico entre trabajadores y clientes.

Además, parece que encontramos respuesta a una de las grandes preguntas que se han hecho muchas personas: ¿nos separarán al entrar en la sala si vamos con nuestra pareja? En principio, según indica FECE, se facilitará la agrupación de convivientes, manteniendo la distancia con el resto de espectadores. Si vamos con nuestra pareja lo más probable es que podamos sentarnos juntos sin ningún problema, aunque manteniendo el protocolo de distanciameiento con el resto de personas.

Primeros estrenos

Las primeras –y más destacadas– películas que volverán a las salas de cine son las siguientes:

  • Matthias y Maxime (2019), Xavier Dolan (19 junio)
  • Personal Assistant (2020), Nisha Ganatra (26 junio)
  • La cinta de Álex (2019), Irene Zoe Alameda (26 junio)
  • Cinema Paradiso (1988), Giuseppe Tornatore (26 junio)
  • Pinocho (2019), Matteo Garrone (3 julio)
  • La verdadera historia de la banda de Kelly (2019), Justin Kurzel (26 junio)
  • La lista de los deseos (2020), Álvaro Díaz Lorenzo (26 junio)
  • Apocalypse Now (1979), Francis Ford Coppola (3 julio)
  • Dónde estás, Bernadette (2019), Richard Linklater (10 julio)
  • Dersu Uzala (1975), Akira Kurosawa (10 julio)
  • Tenet (2020), Christopher Nolan (17 julio)
  • Superagente Makey (2020), Alfonso Sánchez (17 julio)
  • Mulán (2020), Niki Caro (24 julio)
  • Wonder Woman 1984 (2020), Patty Jenkins (14 agosto)

Más streaming, menos estrenos

Uno de los colectivos cinematográficos más afectados será el de las pequeñas y medianas producciones. La crisis del coronavirus ha obligado a los cines a reducir el aforo a un tercio, por lo que se espera que los beneficios de las grandes superproducciones se reduzcan a esa misma cantidad.

Una película producida y distribuida por Universal Pictures puede permitirse un menor recorrido en taquilla, pues vive también de lo que queda después del estreno –vídeo bajo demanda, merchandising, acciones de marketing, home videos– pero una película de bajo presupuesto o con una financiación limitada no tiene esas mismas posibilidad, y su éxito o fracaso depende mucho de la taquilla que haga el poco tiempo que esté en salas.

"Un blockbuster, una película que ha costado 200 millones, se tiene que estrenar en cines porque no se puede amortizar en vídeo bajo demanda, ya que está pensada para generar un gran impacto económico en la primera ventana de los cines y después toda una serie de beneficios adicionales que están vinculados al hecho de que se ha convertido en un taquillazo", explica Elena Neira, profesora colaboradora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Precisamente ese es el miedo que tienen las pequeñas distribuidoras: que las grandes producciones acaparen todo el mercado. Una productora independiente no puede competir contra Disney. "Eso hace que no sean lo suficientemente rentables para sobrevivir en este contexto, especialmente a finales de este año y principios del que viene, cuando los cines van a estar saturados de grandes estrenos", explica Neira en declaraciones recogidas por la UOC.

Una situación que vuelve a poner en jaque al cine independiente, que deberá abonar el terreno para lanzar muchos de sus títulos diretamente en Vídeo Bajo Demanda (VOD) a través de plataformas digitales en streaming.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?