Plantas de interior: ¿Cuáles son las mejores si lo tuyo no es la jardinería?

No tienes por qué prescindir de ellas

Plantas de interior

Las plantas de interior no tienen por qué ser tu asignatura pendiente. / LOUISE BEAUMONT / Getty Images

Hay quién ha intentado, en más de una ocasión, hacer crecer una planta en casa. Por eso de que dan alegría, es sano y siempre le hace sentir bien a uno cuidar de un ser vivo. Pero no todos lo han conseguido. ¡Qué mala mano tengo para las plantas! ¿Cuántas veces has oído decir eso a alguien? Normalmente son esas personas a las que todas las plantas se le acaban muriendo.

Puede que no hayan escogido la que más les conviene, porque en esto de las plantas hay que tener claro dónde están tus límites y si son muy bajos, lo mejor es optar por una planta de esas que casi se cuidan solas. Una planta resistente que aguante todo. Hemos hecho una selección de las que podrías tener en casa sin necesidad de convertir la jardinería en una de tus pasiones.

#Helechos. Son muy típicos por algo, resisten muy bien y decoran mucho. Hay que colocarlos en un lugar con semisombra porque no es bueno que les del sol directo. Le gusta la humedad, pero tampoco hay que pasarse porque acabarán poniéndose las hojas amarillas. Lo mejor es pulverizar las hojas de vez en cuando y ponerla sobre un plato con piedrecitas.

#Peperomia o corazón de hombre. Hojas con forma de corazón, ¿puede haber algo más romántico? Esta planta tiene un color verde muy intenso y unas hojas grandes y carnosas. Esta también necesita una exposición al sol indirecta y no puede pasar mucho frío. A diferencia del helecho, no necesita tanta agua.

#Violeta africana. Sin duda, una de las más resistentes. Con que le de un poco el sol conseguirá hacerla florecer más de una vez al año. Y como procede del desierto, no necesita mucho riego, algo que agradecerán los despistados y olvidadizos. Eso sí, no eches el agua por encima sino en un plato del que ella misma la absorverá.

La violeta africana es muy resistente. / Lusyaya / Getty Images

#Costilla de Adán. La Montera deliciosa es una de esas plantas trepadoras que puedes poner en un lugar con poca luz. Viene de la selva y puede sobrevivir sin mucho sol pero con mucha agua.

#La sansevieria. Muchos la conocen como lengua de suegra porque tiene unas hojas largas y afiladas, ¿hace falta decir más? Puedes someterla a condiciones extremas que sobrevivirá. En invierno, incluso, podrás prescindir de regarla.

#Anturio rojo. Habrás visto sus flores rojas en forma de corazón con una espiga en el centro, en muchos ramos y centros porque florece casi todo el año. Por cierto, que también puedes encontrar esas hojas en otros colores como el blanco, púrpura, naranja e, incluso, negro. Necesita luz indirecta, tierra humedecida y hojas pulverizadas.

#Ficus. Es una de las plantas reina de muchos hogares. Es la que escogen todos aquellos que quieren un poco de verde en casa, pero sin tener que preocuparse demasiado. Basta con regar cuando la tierra deje de estar húmeda.

#Poto. La planta ideal para una cesta colgante porque sus tallos caen y forman un efecto cascada que queda muy decorativo. Es muy longeva y ayuda a purificar el aire. Prueba a poner un tallo en un recipiente con agua y verás cómo van saliendo raíces y va creciendo sin darte cuenta.

El poto, una de las plantas colgantes más resistentes. / Jordan Lye / Getty Images

#Cintas. También se conoce como malamadre o lazo de amor. También es de las que cuelgan. Le salen hijos en algunos de sus tallos que hacen su fácil reproducción. Las que son totalmente verdes necesitan menos luz que las que están ribeteadas.

#Espatifilo. Si no te conformas con el verde y quieres algo de flor, esta planta las tiene blancas y recuerdan a las calas o lirios de agua, pero, en su caso, lo aguantan todo. Tambén es de las recomendadas para limpiar el aire.

#Árbol de jade. Una de las plantas más inmortales que te puedas echar a la cara. Si se te muere una de estas, háztelo mirar porque necesita casi cero cuidados. Puede vivir dentro, fuera, en maceta, en el suelo… es super agradecida.

#Drácena. Puede que esta opción sea una de las más decorativas porque ofrece un toque exótico con su aspecto elegante. Aunque cuidado si tienes mascotas porque sus hojas pueden ser tóxicas para perros y gatos. Eso sí, filtra los gases de la contaminación. Una de las variedades más comunes es el Tronco de Brasil.

#Espina de cristo. Talles grises y con espinas. Necesita mucha luz natural y un riego moderado que es casi nulo en invierno. Puede vivir meses sin agua. Es otra de las plantas con flores, en su caso, casi todo el año, generalmente, rojas.

#Palmera de salón. Otra de las que suele encontrarse habitualmente en las casas porque tiene una gran resistencia. Si lo tuyo son las plantas altas, esta es tu reina. Crece lento, pero crece. Nada de corrientes ni calefacción cerca y lo demás será pan comido.

Si quieras altura la palmera de salón es tu planta. / Johner Images / Getty Images

#Planta del dinero. Otra de las plantas colgantes más habituales. Necesita una temperatura cálida y poco riego, aunque lo que no podemos garantizar es la leyenda que asegura que si consigues hacerla crecer a partir de un esqueje atraerá dinero a tu casa.

#Aloe vera. Cuidado con pasarte regándola que no necesita mucha agua. La conocemos por sus propiedades curativas y los beneficios que le aporta a la piel, así que, además de aportar verde a tu casa, te proporcionará un botiquín natural.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad