Joaquín Sabina se casa en secreto en Madrid

El músico jienense da el "sí, quiero" a su pareja de las dos últimas décadas: Jimena Coronado

Joaquín Sabina

Un día inolvidable para Joaquín Sabina. / Victor Chavez/WireImage

Uno siempre imagina las bodas secretas de las estrellas de la música rodeadas de glamour, entre palmeras tropicales y junto a acantilados o sobre la arena blanca de una playa paradisíaca. Pero también hay bodas secretas sin todas esas fastuosidades y que son igual de inolvidables para los novios. La última, la de Joaquín Sabina.

El músico jienense ha celebrado una ceremonia civil en la más estricta intimidad y secretismo. El diario El País ha captado al ya feliz matrimonio saliendo del registro civil de la calle Pradillo de Madrid tras haberse dado el "sí quiero" con la presencia de Joan Manuel Serrat o del ministro del interior Grande-Marlaska, como parte del pequeño grupo que ha acompañado a la pareja en este inolvidable día.

"El cantante llevaba mascarilla y un sombrero de paja, e iba vestido con un traje azul, una camiseta negra y zapatillas de deporte, además de llevar unas flores en la solapa. Coronado ayudaba a bajar las escaleras del juzgado a su ya esposo, con un vestido azul oscuro, sandalias planas negras y también con mascarilla. Entre sus amigos estaba presente el cantante Joan Manuel Serrat. Cuando ha llegado el coche, todos han salido rápidamente para evitar ser fotografiados. Después, se marcharon a almorzar junto al pequeño grupo que les acompañaba" relata la noticia del diario.

Hace unos meses, Serrat durante una gira por Argentina desvelaba la noticia en el programa Teleshow durante una charla con Sabina. El músico había hincado la rodilla y había hecho la propuesta de matrimonio con un anillo en el 50º cumpleaños de su compañera.. Algo más de medio año después su boda es ya una realidad.

Joaquín y Jimena se conocieron a finales del siglo XX en una suite del Hotel Sheraton de Lima, donde la fotógrafa había acudido como periodista del diario local El Comercio para realizarle un reportaje a Sabina. Han pasado casi 22 años desde entonces y el intérprete siempre ha destacado que tanto en sus buenos momentos como en los malos, su pareja siempre había estado ahí.

La segunda vez que el cantante y compositor da el "sí, quiero" aunque la primera tiene una curiosa intrahistoria: "Yo era un hippie total y me quería suicidar por tener que ir al ejército. Entonces me enteré de una fórmula: si te casabas, podías ir a dormir fuera del cuartel todas las noches. Inmediatamente llamé a todas las chicas que conocía. Y Lucía (Correa) fue la única que me dijo que sí. El matrimonio duró lo que duró la milicia: muy poquito".

 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?