20 curiosidades de Pedro Alonso by Pedro Alonso

“Este sueño de que mi hermano se moría lo he tenido varias veces en la vida, es un marrón”

Pedro Alonso

Pedro Alonso nos descubre algunas curiosidades sobre él. / Pablo Cuadra/WireImage

Pedro Alonso ha debutado en la literatura con El libro de Filipo. Una autobiografía nada convencional que surgió cuando su chica le propuso hacer una regresión. Fue entonces cuando conoció una de sus vidas pasadas cuando fue soldado en la época del Imperio romano. Está tan volcado en este proyecto, que nos descubre su mente abierta hacia vías de comunicación alternativas, que está planeando, incluso, grabar un documental.

Luis M. Ortiz

Para muchos, descubrir esta versión mística y espiritual del actor habrá sido todo un descubrimiento, otros, le habrán comparado con su enigmático personaje en La casa de papel. Berlín ha supuesto un punto de inflexión en su carrera y todo un regalo con el que disfrutar.

Ya ha empezado a dar los primeros pasos para comenzar a grabar la quinta temporada de una historia que comenzó con vocación nacional y ha trascendido a la escena internacional multiplicando la popularidad global de su elenco.

Lleva casi 30 años dedicado a la interpretación, pero todavía hay muchas curiosidades sobre él que desconocemos. Él mismo nos ha ayudado a conocer algunos nuevos aspectos sobre su vida.

20 CURIOSIDADES DE PEDRO ALONSO

1. El personaje que más te ha hecho sufrir. Claramente hice Panorama desde el puente de Arthur Miller y tengo tendencia más a engordar que a adelgazar y me puse muy delgado del sufrimiento de aquel personaje.

2. El que más has disfrutado. Recuerdo el Padre Casares que fue un personaje maravilloso que yo hacía de cura en la televisión de Galicia que fue una reconciliación con la profesión, y aparte, haciendo de cura. Fue un regalo increíble, fue una especie entre Tintín y Chanquete, en clave de cuento que me dio muchísimas alegrías. Y por supuesto, no puedo olvidarme de Berlín que es un parque recreativo, subirse ahí es una alegría. A veces también me hace pasar mucho miedo.

3. La canción que te lleva a tu adolescencia. Yo canté el Ti amo porque me empeñé. Dije, ‘quiero cantar el Ti amo, por favor’. Yo canto mal, pero esta cosa de descubrir que uno, si encuentra su manera, uno puede cantar. Y el Ti amo es una canción que yo había cantado cuando yo era adolescente.

4. La serie en la que no salías a la que te has enganchado. Me acuerdo que me gustaba mucho El ministerio del tiempo y luego hice un episódico y me dio una alegría inmensa. Fue el destino porque me he hecho muy amigo de Marc Vigil, que fue le director, que fue el director que luego me dirigió en su primera película, El silencio del pantano y con el que ahora estoy de la mano levantando el proyecto documental. A veces esperar el momento adecuado, mola.

5. Lo que te gusta comprar en el supermercado. Queso fresco. Como mucho queso fresco y tomate.

6. Lo que más has echado de menos durante el confinamiento. (Risas) Una cierta tensión en mi trasero porque una vez salí al super y llevaba varios días sin ir y dije ‘creo que se me está destensando todo’. Hace un poquito de ejercicio, jugar un poco, ya no digo hacer ejercicio, que no es que yo sea un atleta, ni mucho menos, pero jugar y salir y pegarse un salto, una carrerita. En algún momento me di cuenta de que me hacía falta.

7. El último descubrimiento musical que has hecho. Es una aplicación que se llama Radiooooo y que ofrece el mapa del mundo por décadas y puedes ir diciendo Senegal, años 30, y casi todas las opciones tienes. Quién lo haya hecho, me parece una maravilla.

8. El concierto que más has disfrutado. No he ido a muchos conciertos, soy bastante lerdo musicalmente y es algo que me duele porque la música me duele mucho. Casi siempre es ‘ah, pues este no lo conozco’. Pero recuerdo que casi más que por su música, por su personalidad, moría por ver a Bob Dylan y fui a verlo y lo vi ahí, a seis metros, y me generó emoción verlo en directo.

9. La noticia que más te ha impactado en los últimos tiempos. Estoy impresionado por la toxicidad de muchos de los dirigentes occidentales. Mi perplejidad es pronunciada ante gente tan ciega, tan egoísta y tan aferrada a intereses de partido y rastreros. Hay muchos motivos por los que echarse las manos a la cabeza. Hago un esfuerzo muy grande por filtrarme la información e intentar solo leer. No he visto ningún telediario en directo durante el confinamiento y no lo voy a hacer porque te vas enterando por las reacciones de la gente, las barbaridades que dicen te van llegando a través de la gente. Pero quiero poner el foco en que hay gente lista, talentosa, amorosa, capaz y seguramente igual de harta que yo o más que está haciendo cosas. En el confinamiento ha habido mucha gente que ha hecho cosas.

10. Lo primero que te llama la atención de una persona. Depende. Cada vez me fijo más en la energía y no es una forma de hablar porque hay un primer golpe que a veces es muy sabio y que muchas veces no oímos. Yo procuro recibir la energía.

11. El objeto más raro que podríamos encontrar en tu casa. Ahora le he enseñado a mi hija este, un diapasón, que lo compré el otro día en una tienda porque da la frecuencia del Om, la frecuencia del corazón. No es que sea raro, pero me ha parecido un objeto precioso, maravilloso.

12. Tu libro de cabecera. Como acabo de publicar El libro de Filippo, más que al libro de cabecera, quiero hacer mención a esos autores que me han marcado mucho: Emmanuel Carrere, Carl Ove Knausgard, Gay Talese, que, aunque es periodista me dio una clave y todos tienen que ver con la no ficción. Pero antes de ellos hubo un autor que me pegó un bofetón, que me dio la vuelta a la cabeza en un momento en el que me vino muy bien y que, básicamente me impresionó por su brutal honestidad que es, yo lo pronuncio mal, el Nobel sudafricano, John Maxwell Coetzee. Este tipo, me lo leí todo luego, es alguien a veces áspero, pero yo me lo creía todo y hablaba y enseñaba cosas que habitualmente enseñaba cosas que normalmente no se suelen enseñar. Yo soy muy crítico con esto de la comunicación basura y en gran parte por la exposición bochornosa de lo íntimo y, de repente, yo me estoy yendo al otro polo, pero para hacer una exposición de lo íntimo, espero que no sea muy bochornoso.

13. El mejor consejo que te han dado nunca. Si no tienes nada que decir, mejor estar callado. Básicamente es hacer silencio. Quién haya ido apareciendo que me ha invitado a hacer silencio de verdad, no es solo quedarse callado, hacer silencio de verdad. Todos los que hayan influido para que yo haga silencio tienen mi agradecimiento para esta vida y las próximas porque es muy buena cosa.

14. Tu vía de escape cuando estás estresado. Hacer silencio. Si veo que estoy pum pum, me hago una meditación. Si puedo, pinto y me ayuda y si, además, puede ser en la naturaleza, mejor.

15. El plato de comida con el que te conquistaríamos. Estoy últimamente enamoradísimo de la comida peruana. Un ceviche rico… me gusta mucho también la cocina japonesa, me gusta comer. Últimamente comerse un huevo frito de verdad, con un tomate de verdad puede ser una experiencia increíble.

16. Una pesadilla recurrente. Tengo un hermano mellizo que se llama Pablo y el otro día tenía El libro de Filipo en su escritorio y dije, se lo voy a dedicar y de repente le puse algo que seguramente él no sabe. Le digo, ‘a veces sueño que te mueres en mis sueños y lloro mucho’. Se lo dije a mi hermano. Este sueño de que mi hermano se moría lo he tenido varias veces en la vida, es un marrón. Pero se supone que le va a alargar la vida a mi hermano.

17. El premio que más ilusión te haría. Tengo una relación con los premios… el premio para mí es tener trabajo. Y luego, ganarse el respeto de tus iguales de una manera profunda y genuina porque has hecho un esfuerzo digno de mención en el tiempo. Que me reconozcan algún día que he puesto la energía en una dirección que mereció la pena. Yo lo de la popularidad procuro mirarlo con distancia porque puede ser un regalo envenenado.

18. El personaje público que te gustaría que leyera tu libro. El otro día una periodista que se metió en una zona…da igual…de repente planteó algo a propósito de la Iglesia y, de pronto, dije, ‘ya me molaría que se leyese este libro el Papa Francisco’. ¿Qué le pasaría por el cuerpo? Digo en la distancia corta, no de una manera pública, a él. Me gustaría tener una charla con él después de que se lo leyese.

19. El mejor talismán. De vez en cuando llego con mis fetiches y tengo una pequeña cornamenta de un ciervito que me regaló una mujer que había sido monja de clausura y a la que enviaron a hacer vida eremítica a una montaña, en el desierto, de San Luis Potosí, en México. Yo estaba ahí con un gran tipo y me dijo, ‘ves ahí, en la montaña, vive Nancy’ y me cuenta toda esta historia. Y nos fuimos a verla. Como San Francisco de Asís, pero en tía, que había sido monja viviendo sola y durante 8 años vivió en una cueva. Cuando yo la fui a conocer vivía en una casita muy pequeñita, tenía muchos animales, era una mujer de lo más impresionante que he conocido en mi vida y ella me lo regaló. Ella bailaba con las libélulas, pero no era una libélula.

20. El reality televisivo en el que podrías participar. Yo soy el reality. De hecho, el documental va a tener algo de reality, pero de otro orden. En principio, ahora mismo, no creo que me pudieseis ver en ningún reality. No veo la tele mucho, consumo sobre todo tele a la carta y veo, sobre todo, ficción y mucho documental, pero realities no consumo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?