El creador de ‘Cats’ se pronuncia por primera vez sobre la película

Andrew Lloyd Webber tiene algo que decir... y sí, es lo que todos esperábamos

Andrew Lloyd Webber Cats pronuncia

Andrew Lloyd Webber acude al estreno mundial de 'Cats' en el ALice Tully Hall de Nueva York (Estados Unidos), el 16 de diciembre de 2019 / Getty Images / Dia Dipasupil

Es difícil imaginarse qué se le pasaría por la cabeza a Andrew Lloyd Webber cuando vio por primera vez a Judi Dench escupiendo bolas de pelo en Cats. El que fuera uno de los musicales de Broadway más exitosos de todos los tiempos fue vilmente vapuleado por un director que no comprendió la esencia de la obra original y un estudio de cine que falló estrepitosamente en el cálculo de riesgos que suponía una adaptación de estas características.

"El problema con la película es que Tom Hooper [director] decidió que no quería alrededor a nadie que estuviera involucrado en el show original", expresó Lloyd Webber al diario The Hollywood Reporter. "Todo fue completamente ridículo", fulmina.

Y sí, es lo que todos pensamos, porque Cats se convirtió en uno de los mayores y más ridículos despropósitos de los últimos años. No solo fueron sus efectos especiales trasnochados que dieron como resultado a unos humanoides felinos tan inquietantes como inverosímiles, sino la falta de coherencia de la propia trama y lo ridículo que suponía ver a algunas de nuestras estrellas favoritas travestidas como gatos y con todo su talento desaprovechado.

Un casting compuesto por estrellas como Taylor Swift, Idris Elba, James Corden y los veteranos Ian McKellen y Judi Dench parecía augurar un éxito seguro, y más en las manos de un cineasta como Tom Hooper, capaz de sacarse de la manga una maravilla como El discurso del Rey como la excelente versión de Los miserables o la delicada La chica danesa. Un Óscar no siempre es garantía de éxito, y Hooper y Universal Pictures, el estudio detrás de Cats, ya lo saben.

El creador original del musical de Broadway, Andrew Lloyd Webber, achaca el mal resultado a Tom Hooper, quien quiso hacerlo todo a su forma. De hecho, durante la premiere de la película en Nueva York ya adelantó a los medios que el musical tenía "mucha [¿demasiada?] visión" de Hooper, augurando el batacazo monumental que se pegaría en taquilla.

Porque recordemos que Cats le costó a Universal Pictures la friolera de 100 millones de dólares sin incluir los gastos de marketing y distribución. En su primer fin de semana en Estados Unidos a duras penas consiguió recaudar 6 millones y medio. ¡Y el coronavirus ni siquiera había comenzado a golpear Occidente! En todo el mundo, a día de hoy, aún no ha recuperado el desembolso inicial total, y lleva 73 millones de dólares ganados. Probablemente nunca recupere el resto. Y, sintiéndolo mucho, sería lo justo, porque Cats fue un auténtico despropósito.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?