Amaral, en su gira más atípica: “La reacción del público es muy bestial”

En formato acústico, Eva y Juan recorren el país entre estrictas medidas de seguridad

Amaral, en su gira más atípica: “La reacción del público es muy bestial”

Eva y Juan, el pasado 11 de julio en Huesca. / Getty Images / Álvaro Calvo

Son días de verano para Amaral, pero de un verano extraño. Aplazados a 2021 varios conciertos de su gira Salto al color, Eva Amaral y Juan Aguirre decidieron que, pese a todo —pese al miedo al coronavirus, a la escalada de rebrotes—, tenían que ponerse delante de sus fans. Que la música no debía parar. Así, se enrolaron en la serie de conciertos Viva la vida, que reúne a 40 artistas y los reparte por 40 ciudades españolas estos meses estivales. El primero tuvo lugar en Bilbao el 10 de julio.

“Cuando nos ofrecieron participar en el ciclo Viva la vida, en el que está involucrada mucha gente que colabora con nosotros, nos pareció muy bien”, nos cuenta el guitarrista en un receso de la gira. Fueron dos las razones principales que les animaron a echarse a la carretera en tan adversas circunstancias: “Sobre todo, el poder mover a una parte de nuestro equipo técnico, y también, la curiosidad: puedes pasar este año en casa componiendo o en el estudio encerrado, probando cosas, que lo hacemos, pero también es interesante pasarlo tocando y recibiendo una energía que sabes positivamente que va a ser distinta”.

¿Cómo de distinta? ¿Hay más euforia, más agradecimiento, más emociones a flor de piel? “La reacción de la gente es muy bestial, tío”, dice. “Te puedo decir que hay que vivirlo, ¿eh? La gente te lleva, es una pasada. Para muchos puede ser el primer concierto al que van después de todo esto, y la gente… Es difícil de explicar. Las entradas vuelan. En algunas ciudades hemos tenido que tocar dos noches”.

En cuanto se bajaron del escenario en aquel primer concierto en Bilbao, dedicaron unas bonitas palabras a quienes habían ido a verlos: “Gracias por acompañarnos con tantísimo cariño y responsabilidad. No nos acostumbramos a veros con mascarillas pero agradecemos que hayáis sido tan respetuosos con las medidas de seguridad”, publicaron en Instagram. Cuando hablamos con Juan, aún tienen varias fechas por delante: el 28 de agosto en Alicante, el 29 en Benidorm, el 5 de septiembre en Alcalá de Henares, el 11 de Granada, el 12 en Almería, el 18 en Logroño, el 19 en Lugo y el 3 de octubre en Valencia.

Esta gira acústica les ha reportado a Eva y Juan alguna agradable sorpresa, como la posibilidad de tocar por primera vez en el Camp Nou de Barcelona dentro del Festival Cruïlla, que habilita la grada de uno de los fondos del estadio para la celebración de conciertos. “Mira que hemos tocado en todo tipo de lugares —dice Juan—, pero este ha sido verdaderamente atípico”. La luna llena y un espectacular sonido coronaron una noche para el recuerdo. Por otra parte, el acústico es un formato que Amaral dominan a la perfección, como demostraron en el concierto Básico de LOS40 de 2008 (que puedes disfrutar de nuevo íntegro aquí).

No lo están viviendo de un modo tan estresante (por la atención extra a la seguridad) como cabría esperar. La escueta comitiva con la que viajan hace todo más fácil. “Si en alguna comunidad autónoma hay un problema y se cae algún concierto, que les ha pasado a algunos compañeros pero a nosotros no, todavía…, toco madera…, tampoco pasa nada, porque somos un equipo muy pequeño: nuestros técnicos más cercanos (de sonido, de instrumentos, road manager, conductor) y Eva y yo. No estamos en tensión, porque hemos tenido la fortuna que tanto nosotros como nuestras familias y nuestro grupo de amigos estamos todos bien”.

¡Prueba superada! / Getty Images / Álvaro Calvo

El sector de la cultura está siendo uno de los más afectados por las restricciones derivadas de la pandemia; se le ha situado en el punto de mira, y los profesionales del gremio están extremando las medidas para demostrar que la música es necesaria y los conciertos pueden llevarse a cabo. “Hemos visto que hay un pedazo de organización a la hora de hacer los acomodos de la gente y el desalojo del recinto, la distancia social con muchísima separación…”, señala Juan Aguirre. “Una de las razones por las que decidimos que sí íbamos para delante con esto fue que nos aseguraron que las medidas sanitarias iban a ser superheavies. Y es lo que estamos viendo. Es una pasada. Y es bueno que así sea”.

La responsabilidad la tienen presente durante todo el tiempo que pasan fuera de casa. “Vivimos en una especie de confinamiento itinerante”, explica. “Llegamos a Barcelona o Bilbao, ciudades tochas en las que tenemos amigos, y les decimos: ‘Mira, tío, ya nos reuniremos, ya nos tomaremos algo cuando vengan tiempos mejores’. Ahora lo que toca es esto, y demostrar que se pueden hacer las cosas”.

Será el 31 de octubre cuando reanuden la gira a lo grande en Valladolid, con dos noches posteriores (18 y 19 de noviembre) en San Sebastián. El grueso de actuaciones ha pasado a la primavera de 2021, e incluye parada el 20 de marzo en el WiZink Center de Madrid. 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?