Heather O'Rourke durante una escena de la película de 1982 'Poltergeist' / MGM vía Getty Images / Foto © Imagen promocional

Heather O'Rourke (1975 – 1988) / Shock séptico

1 de 20 La pequeña O'Rourke se dio a conocer gracias al clásico de Tobe Hooper Poltergeist. Lamentablemente no pudimos verla en más proyectos: a los 12 años pereció por culpa de un parásito intestinal llamado Giardia. El mal diagnóstico de los doctores, un tratamiento poco efectivo y una infección de la sangre dieron como resultado una estenosis aguda que le provocó un choque séptico.

River Phoenix en una imagen de archivo tomada en 1991 / Getty Images / Foto: © Nancy R. SChiff

River Phoenix (1970 – 1993) / Sobredosis

2 de 20 El hermano mayor de Joaquin Phoenix fue una de las estrellas más prometedoras de los ochenta y noventa y un comprometido activista medioambiental. Falleció en 1993 por culpa de una sobredosis combinada de cocaína y morfina, y lo hizo en la calle, frente a The Viper Room, el club nocturno que por aquel entonces regentaba Johnny Depp.

James Dean en el set de la película 'Gigante' en 1955 / Getty Images / Foto: © Hulton Archive

James Dean (1931 – 1955) / Accidente de tráfico

3 de 20 James Dean tan solo había hecho tres películas, pero las tres fueron mastodónticas: Rebelde sin causa, Al este del Edén y Gigante. Tenía todo Hollywood por delante. Sin embargo, murió con 24 años después de que su coche, un Porsche Spyder 550 al que llamaban el 'Pequeño Bastardo', se estrellase contra el Ford de un estudiante. Ni el joven conductor de aquel Ford ni el acompañante de Dean, su mecánico personal, fallecieron en el suceso. Sin embargo, Dean se partió el cuello en el acto, acabando así con una de las mayores leyendas del cine.

Brad Renfro en una foto de archivo / Corbis vía Getty Images / Foto: © Kurt Krieger

Brad Renfro (1982 – 2008) / Sobredosis

4 de 20 Cuando Brad Renfro no tenía ni veinte años ya había trabajado con Robert De Niro, Brad Pitt, Dustin Hoffman, Mickey Rourke, Winona Ryder, Billy Bob Thornton e Ian McKellen. Debutó en El cliente con Tommy Lee Jones y participó en películas como Sleepers y The Jacket. Sin embargo, su rápido ascenso a la fama se truncó cuando empezó a tomar drogas. En 1998 fue acusado de posesión de cocaína y marihuana y en 2005 fue capturado por la policía en una redada contra el narcotráfico. Encontraron su cuerpo sin vida en su apartamento en enero de 2008. Había muerto por una sobredosis de heroína y morfina.

Sharon Tate en una imagen de archivo / Getty Images / Foto: © Bettmann

Sharon Tate (1934 – 1969) / Asesinato

5 de 20 Sharon Tate tenía 26 años y estaba embarazada de ocho meses cuando los acólitos de Charles Manson irrumpieron en su mansión de Cielo Drive, en Hollywood, y la torturaron y asesinaron junto a todos sus acompañantes, la mayoría amigos cercanos de la familia. Roman Polanski, su marido, que por aquel entonces estaba en Europa buscando localizaciones para su próxima película, se enteró al día siguiente de todo lo que ocurrió y entró en shock. Aquel truculento caso, del que aún pueden encontrarse horribles imágenes en Internet, provocó una de las mayores avalanchas mediáticas de la historia del cine.

Brandon Lee acude al estreno de 'Los blancos no la saben meter' en Westwood, California (Estados Unidos), el 23 de marzo de 1993 / Getty Images / Foto: © Ron Galella Archive

Brandon Lee (1965 – 1993) / Accidente de rodaje

6 de 20 La muerte de Brandon Lee es una de las que más ha dado de qué hablar. El actor, hijo de Bruce Lee, estaba rodando una escena de la película El cuervo en la que el actor Michael Massee tenía que dispararle con un revólver. Sin embargo, alguien olvidó quitar el fulminante del arma y al disparar el gatillo una bala salió disparada, impactándole en el abdomen. Lee no murió en el acto, pero la herida fue fatal y falleció en el quirófano poco después. Este hecho fue considerado una negligencia por parte equipo técnico de la película. El material grabado que mostraba la escena real de su muerte se utilizó en el juicio y posteriormente fue quemado por el propio director de El cuervo, Alex Proyas. Lee tenía 28 años y toda una carrera por delante. De hecho, se rumorea que las hermanas Wachowski lo querían a él para protagonizar Matrix.

Heath Ledger durante la 78 edición de los premios Óscar, celebrados el 5 de marzo de 2006 en Hollywood, California (Estados Unidos) / AFP vía Getty Images / Foto: © Robyn Beck

Heath Ledger (1979 – 2008) / Sobredosis

7 de 20 La vida personal de Heath Ledger era bastante turbulenta, y después de meterse en papeles tan complejos como los de I'm Not There y El caballero oscuro el actor empezó a tener problemas para conciliar el sueño. Una combinación de insomnio, ansiedad, depresión y otros síntomas físicos le llevaron a recibir prescripciones medicas variadas que, combinadas, fueron letales para su cuerpo. El informe del forense dijo que murió accidentalmente tras combinar "oxicodona, hidrocodona, diazepam, temazepam, alprazolamdoxilamina". Tenía 28 años. En la gala de los Óscar de 2009 recibió una estatuilla póstuma a mejor actor secundario por encarnar a su personaje más famoso: el Joker.

Cory Monteith caracterizado como Finn Hudson en una imagen promocional de la quinta temporada de 'Glee' / FOX Image Collection vía Getty Images / Foto: © Imagen promocional

Cory Monteith (1982 – 2013) / Sobredosis

8 de 20 La estrella de Glee también sufría problemas de adicción desde muy joven. De hecho, cuando tenía 19 años su familia y amigos le obligaron a meterse en un programa de rehabilitación. Su recaída en 2013, cuando tenía solo 31 años, le llevó a un destino fatal: el 13 de julio los empleados del hotel Fairmont Pacific Rim de Vancouver (Canadá) se lo encontraron tumbado en el suelo de la habitación, en posición fetal. Monteith había muerto de una sobredosis de heroína y alcohol.

Bruce Lee en el set de la película 'Kárate a muerte en Bangkok' (1971) / Corbis vía Getty Images / Foto: © Golden Harvest Company / Sunset Blvd.

Bruce Lee (1940 – 1973) / Controversia

9 de 20 Existe una fuerte controversia sobre la causa de la muerte de Bruce Lee. Unos dicen que fue una reacción alérgica al meprobamato, un componente habitual de los analgésicos que le provocó un shock que lo sumió en un coma irreparable. Esa es, al menos, la versión oficial. Sin embargo, algunos médicos de prestigio apuntaron años después a que Lee pudo sufrir una muerte súbita debido a una epilepsia de Sudep (patología no descubierta hasta 1995) o que incluso podría padecer algún tipo de aneurisma que le hubiese provocado una inflamación en el cerebro (de ahí que el actor tuviese reiterados dolores de cabeza) y, por tanto, la muerte. El maestro del cine de artes marciales y padre de Brandon Lee tenía solo 32 años.

Rodolfo Valentino en una imagen de archivo / Getty Images / Foto: © Bettmann

Rodolfo Valentino (1895 – 1926) / Peritonitis

10 de 20 Probablemente os sonará una anécdota tan excéntrica como inquietante: decenas de fans de Rodolfo Valentino, la primera estrella del Star-System de Hollywood y el galán italiano más famoso de todos los tiempos, amenazaron con suicidarse –quizás alguna lo hiciera– después de oír que su actor favorito había muerto, a los 31 años, por culpa de una peritonitis. Su funeral fue un espectáculo tan grande como su fama: acudieron 50.000 personas, hubo 100 heridos y su mujer, Pola Negri, se desmayó varias veces de forma dramática sobre la corona de flores que descansaba sobre el cuerpo inerte de Valentino. Un regalo de despedida que le había enviado el propio Benito Mussolini. Todo un show para despedir a este latin lover del cine mudo.

La actriz Brittany Murphy acude a un evento benéfico celebrado en Los Angeles, California (Estados Unidos), el 7 de noviembre de 2007 / WireImage vía Getty Images / Foto: © Gregg DeGuire

Birttany Murphy (1977 – 2009) / Posible neumonía

11 de 20 ¿Fue una neumonía mal curada? ¿Un envenenamiento? ¿Un hongo en las paredes de su apartamento? La autopsia parecía indicar lo primero, los rumores lo segundo y algunos familiares lo tercero. Luego, todo empezó a cambiar, y el padre de Bettany acusó a su madre de haberla envenenado por estar celosa de su relación de pareja. ¡A su madre! Otros acusaron a su marido, que era un judío ultraortodoxo que al principio se negó a que la hicieran una autopsia porque estarían mancillando su cuerpo. Lo cierto es que nunca sabremos qué le pasó realmente a la joven actriz de Sin City. Lo más raro de todo es que un mes más tarde su marido moría en el mismo apartamento bajo las mismas circunstancias. ¿Casualidad?

Marilyn Monroe en una imagen de archivo / Getty Images / Foto: © Bettmann

Marilyn Monroe (1926 – 1962) / ¿Sobredosis o asesinato?

12 de 20 ¿Asesinato o sobredosis de pastillas? Otro caso que, parece, quedará siempre sin resolver. Marilyn Monroe, la mayor estrella femenina del cine, aquella que le cantó Happy Birthday, Mr. President a Kennedy, la protagonista de Niágara, Vidas rebeldes, Con faldas y a lo loco y La tentación vive arriba, nos dejaba con tan solo 36 años envuelta en una enorme polémica. La autopsia oficial decía que murió por sobredosis de barbitúricos, pero investigaciones periodísticas posteriores lanzaron una peligrosa hipótesis (algo conspiranoica): Bobby Kennedy, hermano de John Fitzgerald Kennedy, presidente de los Estados Unidos, habría ordenado matarla después de que Monroe amenazase con revelar que mantenía un romance con ambos políticos. Viendo el mundo en el que vivimos... ¿Es tan descabellado?

Paul Walker en el estreno británico de 'Fast & Furious' el 18 de marzo de 2009, en Londres (Reino Unido) / WireImage vía Getty Images / Foto: © Ferdaus Shamim

Paul Walker (1973 – 2013) / Accidente de tráfico

13 de 20 El caso de Paul Walker es uno de los más trágicos: en pleno apogeo de su carrera y unos meses antes de terminar de rodar la séptima entrega de la exitosa saga Fast & Furious, el actor fallecía en un accidente de tráfico. Su Porsche Carrera GT se salió de la carretera en plena curva y chocó contra un poste eléctrico y un árbol, dejando el coche hecho trizas y provocando unas llamaradas que lo consumieron a él y a su acompañante, su amigo Roger Rodas.

Chadwick Boseman posa en los American Music Awards de noviembre de 2019 en Los Ángeles, California (Estados Unidos) / FilmMagic vía Getty Images / Foto: © Sarah Morris

Chadwick Boseman (1976 – 2020) / Cáncer de colon

14 de 20 La gran estrella de Black Panther nos dejó hace poco menos de una semana tras lidiar durante cuatro años con un cáncer de colon. Tenía 43 años. Hasta el último minuto lo mantuvo en secreto. Trabajó en decenas de proyectos y participó en infinidad de eventos sin que nadie supiera que llevaba consigo esa dura carga. Hasta una semana antes de morir, Chadwick Boseman creía que iba a superar el cáncer. No lo logró. Su recuerdo, sin embargo, será eterno.

Retrato de la actriz Natalie Wood / Corbis vía Getty Images / Foto: © Herbert Dorfman

Natalie Wood (1938 – 1981) / Ahogamiento

15 de 20 Rebelde sin causa, Esplendor en la hierba y Amores con un extraño fueron tres de los mejores trabajos de Natalie Wood, por los que fue nominada a tres premios Óscar. Su carrera se truncó cuando terminó de rodar Proyecto Brainstorm junto a Christopher Walken (Pulp FictionEl cazador). Ella, Walken y Robert Wagner, esposo de Wood, fueron a celebrar el fin de rodaje en su barco. Tras beber champán toda la noche, Natalie salió de su camarote en plena noche y cayó por la borda, ahogándose en cuestión de minutos. Algunos dicen que su marido la mató después de pillarle a él manteniendo relaciones sexuales con Walken. Otros, que les escucharon discutir y que, tras caerse, Wagner no avisó a nadie ni se molestó en rescatarla. Eso explicaría por qué tardaron hora y media en denunciar su "desaparición". Walken nunca se pronunció sobre el suceso y por mucho que Lana Wood, hermana de Natalie, denunciara que todos ocultaban algo, oficialmente el suceso quedó en un mero accidente.

Montgomery Clift en una imagen promocional de 'La heredera' tomara en 1949 / Getty Images / Foto: © Hulton Archive

Montgomery Clift (1920 – 1966) / Infarto

16 de 20 Uno de los casos más trágicos y de lenta degradación física y psíquica de un actor. Montgomery Clift, estrella de Hitchcock en Yo acuso y sex-symbol gracias a su participación en películas como La heredera, Un lugar en el sol y De aquí a la eternidad, era una persona atormentada. Primero, porque todo apunta a que era bisexual, algo inaudito en un mundo en el que se requería una masculinidad testosterónica. Segundo, porque todos los que lo conocían decían que era un hombre extraño, callado y reflexivo que prefería sentarse frente al fuego y leer a Aristóteles que ir a las fiestas en Beverly Hills. En 1956 sufrió un accidente de tráfico que le dejó la cara destrozada. Tuvo que someterse a numerosas cirugías, y aunque los apaños fueron excelentes, ya nada volvería a ser igual para él. Empezó a tomar alcohol y medicamentos como norma general y en sus últimos años ni siquiera era capaz de recordar una línea de un guion. Una decadencia tan lenta y trágica que parece sacada de aquellas páginas de Shakespeare que seguro tanto disfrutaba. Le dio un infarto a los 45 años, probablemente debido a sus adicciones.

philip Seymour Hoffman durante la 78 edición de los premios Óscar en Hollywood, California (Estados Unidos), en marzo de 2020 / WireImage vía Getty Images / Foto: © Dan MacMedan

Philip Seymour Hoffman (1967 – 2014) / Sobredosis

17 de 20 Aunque la vida personal de Philip Seymour Hoffman no era especialmente sosegada, era un padre cariñoso que adoraba a sus hijos. Todos los que lo conocían lo querían y lo consideraban un tipo respetable y con muchísimo talento. Cuando era joven había sido adicto a las drogas, pero lo dejó, estuvo limpio durante décadas y nunca tuvo vergüenza de confesar el infierno por el que había pasado en su veintena. Era, en esencia, un ejemplo de autosuperación. Sin embargo, en 2013 volvió a las andadas sin que nadie se enterara. Por eso sorprendió tanto que lo encontraran con una aguja de heroína pinchada en el brazo y varias papelinas vacías a su alrededor. Había muerto por una sobredosis. El actor había ganado un Óscar por su brillante interpretación en Capote y recibido otras tres nominaciones por The Master, La duda y La guerra de Charlie Wilson. Tenía 46 años y una carrera brillante por delante.

Judy Garland caracterizado como Dorothy Gale en una imagen promocional de 'El mago de Oz' (1939) / MGM vía Getty Images / Foto: © Imagen promocional

Judy Garland (1922 – 1969) / Sobredosis

18 de 20 Judy Garland, madre de Liza Minneli, tuvo una vida complicada desde su paso por El mago de Oz, la película que la lanzó a la fama. Se dice que sufrió reiterados abusos sexuales durante aquel rodaje, lo que le causó numerosos traumas. Cuando tenía 47 años y firmados varios proyectos con grandes productoras, contrajo matrimonio por quinta vez. Garland era por aquel entonces adicta a las pastillas para dormir, los conocidos como barbitúricos. Un exceso de ellos durante una noche le provocó una parada cardiorrespiratoria. Fue accidental, pero inconscientemente había llevado su cuerpo al límite.

James Gandolfini durante el rodaje de la serie 'Los Soprano', en Nueva York (Estados Unidos), el 21 de agosto de 2006 / FilmMagic vía Getty Images / Foto: © Marcel Thomas

James Gandolfini (1961 – 2013) / Infarto

19 de 20 La estrella de Los Soprano, uno de los mejores actores que ha dado la televisión, fallecía a los 51 años debido a un infarto. Poco se puede decir sobre su muerte: fue una trágica noticia que nadie esperaba y que dejó en shock a todos sus seguidores y familiares.

Robin Williams gesticula durante un espectáculo humorístico celebrado en Washington (Estados Unidos) el 1 de octubre de 2008 / WireImage vía Getty Images / Foto: © Paul Morigi

Robin Williams (1951 – 2014) / Suicidio

20 de 20 Han pasado seis años desde que Robin McLaurin Williams fuera diagnosticado de demencia con cuerpos de Lewy. La incapacidad psicológica de hacer frente a una enfermedad neurodegenerativa tan grave e incapacitante le llevó al borde del colapso emocional y, desesperado, se quitó la vida ahorcándose con un cinturón.

La fama y el glamour nunca han sido una barrera contra la tragedia, aunque muchas veces Hollywood nos ha tratado de vender la moto: su idealización de las celebrities nos ha hecho creer que son una suerte de semidioses intocables, modelos a seguir y admirar. Pero la realidad siempre es mucho más cruda, y decenas de iconos del Séptimo Arte se fueron demasiado pronto por culpa del azar y la mala suerte, demostrando que el cine es, en esencia, una fábrica de sueños y que tras ella está la realidad. Ya fuera por adicciones a las drogas, accidentes de tráfico, enfermedades o asesinatos, ni siquiera la alta élie del Bosque de Acebos está exenta de las peores jugarretas de la vida.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar