Jordi Cruz, en el ‘funeral’ de Pepe Rodríguez: “Espero que donde esté tengan buen vino”

El cocinero presenció su propio sepelio con sus familiares, amigos y compañeros de 'Masterchef'

Jordi Cruz, en el ‘funeral’ de Pepe Rodríguez: “Espero que donde esté tengan buen vino”

Jordi Cruz, en 'El cielo puede esperar' / Movistar+

'El cielo puede esperar' ha vuelto a Movistar+ y lo ha hecho con el funeral imaginario de Pepe Rodríguez.

El programa lo "mató" de risa cuando un cliente de su restaurante le pidió pagar la cuenta a través de publicidad en sus redes sociales. Así llegó al cielo y desde allí presenció la ceremonia.

En ella, varios compañeros y amigos de 'Masterchef' tomaron la palabra. Como, por ejemplo, su "mano izquierda" Jordi Cruz:

"Lo siento un montón, es un palo muy duro saber que el aspirante que deja las cocinas de la vida es Pepe. El condenado era como los perrillos esos que huelen el miedo, ese perfil de persona, que detecta cuando estás jorobado y te daba. Y seguía y seguía...", decía en tono de humor sobre lo "tocapelotas" que es. 

"¿Estamos seguros de que ha muerto Pepe?" Y empezó a hablar de su afición por los Rolling Stones: "Quería parecerse a Mick Jagger pero no, su baile encajaba tanto a Satisfaction como al Aserejé".

Un tío que era tímido pero sin vergüenza

Para añadir: "¿Sabéis lo que es 8 años cambiarse con un tío que era tímido pero sin vergüenza? Iba con sus calzoncillos, su pelito en el pecho, su cadenita de la comunión, la tripita de maestro cervecero. El mundo ha perdido un cocinero importante, que hablaba mal de mi restaurante, como si en el suyo se comiera bien. Solo espero que donde esté tengan buen vino y echen bien las cañas. Hermano, te echaré de menos", acababa diciendo mirando al cielo.

También Samantha tuvo palabras para Pepe: "No sé como me siento. Tengo un trampantojo de pena. Pepe era un encanto pero no sabéis lo que es aguantarle todo el día. En estos últimos 8 años he visto más a Pepe y a Jordi que a mi familia. Era agotador".

He visto más a Pepe y a Jordi que a mi familia

Y acababa con un toque de humor: "Ahora por fin Jordi y yo nos vamos a quedar tranquilos. Cada uno con un camerino". Aunque también había una parte mala: "Estoy preocupada porque no sé quién va a pagar los restaurantes. Hay que reconocer que era un tipo generoso y divertido".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?