El cine despide a Ron Cobb, diseñador del DeLorean de ‘Regreso al futuro’ y la Nostromo de ‘Alien’

Colaboró estrechamente con Steven Spielberg para desarrollar la idea de 'E.T.' e ideó algunos de los personajes de 'Star Wars'

Ron Cobb diseñador Regreso al futuro y Alien muere

Ron Cobb sostiene un dibuto de su último libro en Australia, el 7 de agosto de 1981 / Fairfax Media vía Getty Images / Gerrit Alan Fokkema

El mundo del cine está de luto. Hollywood ha perdido a uno de sus mejores diseñadores, aquel hombre que ideó sobre el papel cómo debía lucir el DeLorean de Marty y Doc en Regreso al futuro y el mismo que creó la terrorífica nave de carga comercial de Alien, el octavo pasajero: la Nostromo. Ron Cobb ha fallecido a los 83 años tras meses de lucha contra una grave enfermedad neurodegenerativa.

Entre sus diseños más insignes están algunos de los personajes de las cantinas de Star Wars, los sets de Conan, el bárbaro, el complejo colonial de Aliens, el regreso y la increíble indumentaria que llevaban los protagonistas de Abyss. Precisamente fue con Ridley Scott y con James Cameron con quienes mantuvo una de sus relaciones creativas más prolíficas.

Aunque quizás su partener más querido fuera Steven Spielberg, con quien llegó a colaborar en Encuentros en la tercera fase, Indiana Jones: En busca del Arca perdida y en E.T., El extraterrestre. De hecho, iba a ser Cobb quien dirigiera la historia del extraterrestre, solo que en una película llamada Night Skies (lit. Cielos nocturnos) e inspirándose en la historia real de una familia de granjeros de Kentucky que afirmó haber mantenido un encuentro con cinco extraterrestres en su granja.

La familia amenazó a la productora con demandarla en caso de llevar a cabo el rodaje y la producción fue cancelada. Como Spielberg se quedó con ganas de llevar la historia al cine, en 1982 rodó E.T. El extraterrestre. Cobb, buen compañero de Spielberg, tuvo un cameo como uno de los doctores de la película.

Sin embargo, el diseñador no acabó del todo satisfecho con el resultado, que consideraba "banal" a la hora de "recrear la historia de Cristo" y muy "sentimental y autoindulgente". Era tal su compromiso con Night Skies y la historia de los alienígenas cuellilargos que cuando sus amigos le preguntaban qué había hecho durante el rodaje de E.T., él contestaba, algo sarcástico: "No la dirigí".

Otro de sus trabajos más famosos fue el DeLorean de Regreso al futuro. Spielberg era productor de la película. Un día cogió a Cobb y le preguntó cómo transformaría un DeLorean en una máquina del tiempo. Él respondió que lo mejor sería que pareciera hecho a mano, un poco cutre. Propuso un diseño que después fue retocado por el ilustrador oficial de la película, pero la esencia de su trabajo es la que todos conocemos.

Más allá de su paso por E.T. o Regreso al futuro, Cobb fue también uno de los genios detrás de Alien, el octavo pasajero, la terrorífica obra maestra de ciencia-ficción de Ridley Scott sobre un grupo de mineros espaciales que recoge por error a un violento alienígena en un planeta desierto.

Cobb trabajó codo con codo con el pintor sueco Hans Rudi Giger y con el guionista Dan O'Bannon (con quien ya había colaborado en Dark Star de John Carpenter) para diseñar los interiores de la nave Nostromo y tratar de solventar algunos callejones sin salida de la trama. Por ejemplo, propuso que la sangre del alien fuese corrosiva, una idea que finalmente se incluyó en todas las películas del universo extraterrestre.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?