Pablo Alborán: “El amor de verdad creo que se confirma un domingo por la mañana”

El malagueño habla con Tony Aguilar de 'Si hubieras querido', un tema de desamor. "Pocas palabras, pero que fueran como cuchillitos que van directos al alma”

Si tuviéramos que decir cómo se encuentra Pablo Alborán en esta semana tan especial para él, acertaríamos diciendo que feliz y agradecido. Eso es lo que ha transmitido en su charla con Tony Aguilar. Se siente bien pese a que es consciente de la situación que estamos atravesando, o, podríamos decir, que precisamente por eso. “Creo que el momento que estamos viviendo, nosotros, que trabajamos en el espectáculo, en el ocio, en la cultura, el periodismo, el entretenimiento… yo creo que no debemos parar porque estamos acompañando a la gente, porque esto es un desahogo para nosotros, pero también para mucha gente”.

Él no ha parado y ha dado forma a Vértigo, un disco que ya empezamos a conocer gracias a Si hubieras querido, un single que parte de un giro del cantante.

Sale de una canción del disco anterior que se llama Lo nuestro y es un giro que aparecía al final de la canción, en un momento como muy atrás de lo que yo estaba cantando y Julio Reyes lo rescató. A partir de ahí, empezamos a loopearlo, metimos un beat súper sencillo, que se repite durante toda la canción, que por eso es ese rollo mantra, ese rollo hipnótico”, explica mientras expresa su admiración por la gente que ha sido capaz de identificarlo.

UNA CANCIÓN DE DESAMOR

Teníamos muchas ganas de escribir una canción de desamor, de liberación en cierto modo, con las palabras justas, pocas palabras, pero que fueran como cuchillitos que van directos al alma”, cuenta sobre la intención de esta canción cuando se pusieron a hacerla.

Un amor que podría haber sido más. Al malagueño le ha servido como terapia: “Me ha ayudado a pasar página porque todos hemos sufrido un desamor en algún momento de nuestra vida, o varias veces. Todos hemos querido bien, hemos querido mal, nos han querido bien o nos han querido mal, y esta canción es como una especie, no de reproche, pero sí una terapia de que me estoy diciendo a mí mismo todo el rato una especie de mantra, de no dejarme nada en el tintero, el no dejarme ninguna asignatura pendiente y ese proceso empieza cuando le dices al pasado, ‘si hubieras querido nos hubiéramos comido el mundo’. Cuando te das cuenta de que hubo un momento en el que se rompió todo. Que la gente te tenía envidia por amar tanto, o por creer que os queríais tanto y, de repente, sientes envidia de esa gente que te miraba”.

El objetivo de la canción con el estribillo era que fuera liberador, que pasáramos página

“Son un montón de frases que resumen muchas cosas en pocas palabras. Hay una frase que dice ‘quién nos iba a decir que en un día se iban a morir tantos años’, en un solo día se van al carajo años de amor”, añade.

Pero que nadie piense en negativo cuando se habla de desamor porque la intención era otra: “El objetivo de la canción con el estribillo era que fuera liberador, que pasáramos página”.

LA PRIMERA VEZ

Por primera vez, Alborán ha compuesto con alguien. Esta canción la ha hecho con la cubana Diana Fuentes y con Julio Reyes, uno de los productores del disco, con el que también trabajó en Prometo.

Pablo Alborán, en una imagen promocional de Vértigo (2020). / Warner Music

“Me tiré al barro. Yo estaba en contra, yo pensaba que mi música no la iba a entender todo el mundo, que mis giros flamencos, étnicos, no encajaban en todos sitios y mi manera de escribir, mis metáforas, a veces eran demasiado rebuscadas para algunas personas… y, de repente, un día dije, ‘si no pruebas, si no vas y te reúnes con más músicos a ver qué pasa, nunca lo vas a saber’”, explica sobre sus reticencias iniciales.

Finalmente, salió Si hubieras querido. Y la ha estado cebando en redes estos últimos días. De hecho, llamaba la atención una foto de una cama con las sábanas revueltas que tenían cierto toque provocador.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pablo Alborán (@pabloalboran) el

Esa cama del domingo que todavía puede que quepa un poquito de amor por las mañanas, todavía te queda la resaca del sábado si es que has salido, te queda ese rollo de un ojo abierto y otro cerrado… El amor de vedad creo que se confirma un domingo por la mañana”, admite sobre esa foto.

EL DISCO

Ya ha comenzado la cuenta atrás para conocer Vértigo, su nuevo álbum del que ya le ha avanzado algún detalle a Aguilar. “Tiene idas de pinza, pero es haber cogido todas las partes más mías de los discos anteriores: flamenco, jazz, giros étnicos, el susurro… creo que era muy importante la contención en este disco, no hacer un alarde constante de nada, ni musical, ni vocal”, explica sobre el equilibrio que han buscado.

“Por otro lado, hay canciones donde me he tirado a la piscina, no he tenido filtros. En un disco que viene sin prisas. Me he divertido como un niño chico gracias a Julio Reyes. Era como, ¿qué hacemos hoy? ¿Qué quieres hacer hoy? ¿Quieres un caballo verde? Pues toma un caballo verde. Cualquier cosa que tu imaginación te pusiera por delante lo puedes hacer, nadie nos va a decir nada”, añade.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar