La Iglesia de Inglaterra, copropietaria de éxitos como 'Umbrella' o 'Single Ladies'

Esta institución se convierte en inversora a través de Hipgnosis, la empresa encargada de obtener los derechos de las canciones más famosas

Rihanna

La cantante y empresaria, Rihanna / Kevin Mazur/Getty Images for Savage X Fenty Show Vol. 2 Presented by Amazon Prime Video

Sabemos que Rihanna  y Beyoncé tienen millones de fans y que a todo el mundo le encanta bailar las canciones de Single Ladies y Umbrella, lo que no sabíamos es que esta adoración era compartida por la Iglesia de Inglaterra.

Cuando una canción se convierte en un hit mundial, recibe un feedback en forma de beneficio económico. Normalmente son los propios autores y discográficas quienes se encuentran detrás de este reembolso, pero en esta ocasión, resulta que la Iglesia británica, a efectos legales, es copropietaria de estos dos temazos de Beyoncé y Rihanna.

Suena extraño, pero la institución es una de los cientos de inversores de una compañía llamada Hipgnosis, que durante los últimos tres años ha estado adquiriendo uno a uno los derechos de miles de canciones exitosas.

Hasta ahora, ha gastado más de 1.000 millones de dólares en música de Mark Ronson, Chic, Barry Manilow y Blondie.

Su última adquisición es el catálogo de canciones de LA Reid, lo que significa que tiene participación en temas como End Of The Road de Boyz II Men's, I'm Your Baby Tonight de Whitney Houston y Don't Be Cruel de Bobby Brown.

"Son más valiosas que el oro y el petróleo"

Merck Mercuriadis es el fundador de Hipgnosis, tal y como afirma la BBC, la música que ha comprado es "más valiosa que el oro o el petróleo". Además de constituir una fuente segura de ingresos que no se ven afectados por los cambios de la economía "Estas excelentes y exitosas canciones son muy predecibles y fiables en sus fuentes de ingresos", explicó en el medio de comunicación británico. "Si tomas una canción como Sweet Dreams de Eurythmics o Livin 'On A Prayer de Bon Jovi, estás hablando de tres o cuatro décadas de ingresos seguros", concluyó.

Si tomas una canción como Sweet Dreams de Eurythmics o Livin 'On A Prayer de Bon Jovi, estás hablando de tres o cuatro décadas de ingresos seguros

Durante la pandemia, plataformas de Streaming como Apple Music, Youtube o Spotify vieron como sus usuarios aumentaron significativamente durante los meses de confinamiento. Algo que supuso un duro golpe para la industria discográfica, pero que permitió que empresas como en la que invierte la Iglesia de Inglaterra ganaran más y más dinero. "Las canciones reconfortan y ayudan a escapar, así que cada vez que se consume música, se generan ingresos", confesó Mercuriadis.

Canciones que perviven a lo largo del tiempo

El creador de Hipgnosis quiso dejar clara la diferencia que existe entre su modelo de negocio y el de una discográfica al uso. "No nos centramos en encontrar el próximo súperventas. Lo único que tienen todas mis canciones en común es que son culturalmente importantes". Y es que, como apunta la BBC, un tercio de los temas que posee tienen más de 10 años, casi el 60%, tienen menos de una decada y menos del 10% son versiones actuales.

"Creemos que es hora de que las compañías discográficas den un paso al frente y reconozcan que existe un desequilibrio real entre lo que se paga por grabar la música y lo que se paga por la canción", afirmó su fundador.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?