Rozalén descubre los secretos de su disco: Borracheras, reivindicación de arrugas, feminismo, muerte, amor…

‘El árbol y el bosque’ ya está a la venta

Rozalén

Rozalén tiene nuevo disco. / Patricia J. Garcinuno/WireImage

El árbol y el bosque. Así se llama el nuevo disco de Rozalén que ha salido a la venta este 30 de octubre y que supone una mirada hacia su interior.

“Como pasaron tantas cosas con el disco anterior habiendo contado todo lo de mi familia y todo eso, ahora me tocaba adentrarme en mí. Hay como mucho de búsqueda, de interior, de mirar para dentro, de autocuidado. Cuando estaba componiendo canciones y me iban saliendo veía que el hilo conductor era ese. Me estaba mirando al espejo más que nunca”, nos confesó en un encuentro con LOS40.

Las canciones las compuso hace casi un año y medio, dos años y terminó el disco en el confinamiento, pero lejos de traer pesimismo viene con aires muy bailables.

“En la producción hay un paso adelante, muy bailable, es aún más cajón desastre. Me he atrevido hasta con el funky. La versión de Silvio Rodríguez porque he querido seguir con esa tradición de cantar una gran canción de autor. El árbol y el bosque era como el individuo y el colectivo. Estaba viendo el documental de Aute, y yo para poner títulos soy lo peor de la vida, y vi que tenía pensamientos de ponerle a su próximo disco algo parecido como que el bosque te permita ver los árboles. Por eso, a mí me gustaba que el subtítulo de este disco fuera que toda la rapidez, que toda la sociedad que nos envuelve, nos permita ver a todas las personas”, cuenta sobre este nuevo trabajo.

Conexión con la naturaleza

Llega acompañado con un trabajo de arte que nos remite a la naturaleza. “Me gustan todos mis discos, pero este está como más cuidado que nunca. Son todo fotos mías de partes desnudas de mi cuerpo de las que brotan cosas de la naturaleza porque, como bien sabéis soy de pueblo y la cabra cada vez tira más para el monte. Hay mucha inspiración de lo natural”, asegura.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de RozalenMusic (@rozalenmusic) el

Y como no podía ser de otra manera, ha puesto mucha dedicación en las letras: “Me he fijado más en las letras que nunca, les he dado millones de vueltas, es la primera vez que está todo, todo muy cuidado y estoy contenta. Con miedos también. Estoy convencida de que, si llega, va a hacer bien, sobre todo para los que están en momento de pérdida”.

Track by track

Ella misma nos contó lo que había detrás de cada una de sus nuevas canciones y lo hizo con esa cercanía, humildad y naturalidad que la identifican.

Este tren

Nos molaba ponerla la primera porque es como la más vitalista en el sentido del carpe diem, súbete al tren de posibilidades que te brinda la vida y como tiene tanta caña la producción con esas baterías a lo AC/DC y eso, a mí como que se me hincha mucho el pecho cuando la canto y me parecía como una buena manera de decir como súbete a este tren de emociones.

A tu vida

Es la única canción de amor que he hecho. Aunque sé que el amor es un poco lo que mueve el mundo, yo soy un poco cenuza en cuanto al romanticismo y eso. Amor nostálgico, un recuerdo de los lugares donde una fue feliz pero ahora, aunque regrese, como ya no soy la misma ni el sitio es tampoco el mismo… es querer volver a una época, un lugar.

Casi todos tenemos alguna espinita y la vamos a tener siempre, o muchas espinas sentimentalmente. Yo soy muy orgullosa y no digo ‘te quiero’ o ‘te echo de menos’ por orgullo. A veces no digo nada, pero olismeo en las redes cómo le va la vida a la gente. He bloqueado a veces a algún chaval, pero luego estoy vigilando y algún corazón se me escapa y eso es tragedia. Es como que hoy te vuelvo a ver después de que ha pasado mucho tiempo, se me ensanchará el orgullo y te diré que no te pensé, pero te estoy mintiendo porque me acordé de ti cada día.

Fue la primera que compuse de este disco y cuando se la canto a mis amigos me dicen ‘has contado mi vida’ y eso es buena señal. Me pone tierna. Parece que no tengo alma, pero un poquito de alma tengo, con lo de las relaciones, digo.

Y busqué

Es la más mística porque es una metáfora del camino de la vida con la subida al templo Tepozteco en Tepotzlan, en México, que me costó mucho subir por lo de la altura y por la inclinación y al final, cuando una está en lo alto de la montaña, que también últimamente hago mucha montaña porque me sienta bien y me quita las ansiedades, y los estreses y las mierdas, te das cuenta de que lo único que te encuentras es a ti misma contigo, y ya está. Te das cuenta de que cuando te aguantas y te soportas en soledad es cuando te puedes enfrentar a todo en la vida.

En la subida al templo había un señor que era mexicano, el guía nos estaba contando la subida al templo como metáfora de la vida y el camino empieza con un árbol super antiguo, partido en dos, que está muerte, pero es como la entrada a otra dimensión, es una cosa muy mágica. Nos decía que el sendero tiene forma de serpiente y yo creo que se inventó más de la mitad de lo que nos contó, pero era muy inspirador. Yo me quedé con lo que me dio la gana e hice mi propia peli.

El vídeo es místico de cojones, pero mola. Y las dos chicas, que una en realidad no existe, para que luego la gente se haga sus películas, que eso está muy bien. Pero que sean dos historias diferentes. De producción es como la más internacional de todo el disco. Cuando entra la batería es como un puñetazo.

El día que yo me muera

Son cubano. Es una canción alegre, pero me da unas ganas de llorar brutal. Quería dejar un testamento de lo que quiero que haga la gente si yo me muero mañana mismo, que con la vida que estoy llevando he vivido cosas que hay gente que no ha vivido en dos días. He tirado mucho de folklore, aunque sea un ritmo latino, pero hay coplillas están inspiradas en coplas populares que hablan sobre la muerte. Por ejemplo, ‘que me entierren en un prao’ pa’ que mi cuerpo sea alimento pa’ la hierba del ganao’’. Muchas tenían connotaciones de la Iglesia y las he modificado un poquito. Me ha inspirado mucho Rodrigo Cuevas, las rondallas de Albacete que también he preguntado, y de Cuenca.

Estoy muy contenta con el tema porque, además, como este año la muerte ha estado tan presente y parece que deberíamos hablar más de la muerte como parte de la vida y de esa manera, cantando con esa alegría, creo que es una manera bonita de quitarle hierro a algo tan natural como morirse.

La línea

Es la primera social bestia. Quería hacer una canción que te reventara por dentro cuando la escucharas sobre el problema de la gente que muere en las fronteras y en el Mediterráneo.

Amiga

El duo con Mon Laferte que, básicamente nos emborrachamos en mi casa y salió la canción. Nos abrimos una copita de vino y se nos acabó la botella. Necesito una bombona de oxígeno para esta canción, o dos.

Es la típica canción que espero que se ponga todo el mundo cuando se emborrache y que tenga ese momento de exaltación de la amistad.

Ella vino el verano pasado y me dijo, ‘quiero ir a tu casa’, se vino y me dijo, ‘quiero hacer una canción que suene a super mexicana pero que la cantemos una española y una chilena y que la podamos tocar las dos con la guitarra’.

Tiene un vozarrón que cuando se la puse a mi madre creo que se convirtió en la favorita de ella de toda la vida. Y Mon le ha echado una energía que cuando yo la tuve que grabar, ufff. Me encanta como ha quedado.

Loba

Cañera de tema, contra el opresor. Comparo la historia de la loba con la historia de las mujeres y me he ido mucho al folk con la producción.

Tiene mucha chica cada frase. Parte desde la rabia que siento cada vez que alguien me dice que me calle la boca. Tú dedícate a cantar y no opines…no lo soporte. Toco demasiadas cosas en esta canción, hay feminismo, hay historia… Me acuerdo que cuando la estaba escribiendo, antes de que pasara con la pandemia, estaba viendo lo que ocurría en Chile que, un país como Chile con una historia reciente tan bestia, que estuvieran volviendo a reprimir a la gente en las calles y utilizar la violencia, es una torpeza. Creo que hay como mucha filosofía en esta canción, mucho de terapéutico.

Se me ha ido como mucho la cabeza con esta canción, pero cada frase tiene como mucha chicha. Lo de que hay que tolerar todas las ideas, tampoco me parece que sea así. Hay ideales que cuando atentan contra los derechos humanos, no es de respetar.

El paso del tiempo

Creo que está guay que las mujeres celebremos la vida, y nuestras arrugas, y que se nos caiga el pecho y las canas y todo eso y, encima, bailando en una discoteca.

Mola estar en una discoteca bailando, que se te vaya la vida en ello con canciones que digan cosas. Parte de un escrito que hice para el libro que saqué. Tengo una arruga que me atraviesa la frente y cuando la vi fue como ‘me estoy haciendo mayor, el tiempo está pasando’. Lo tomaba como ‘tengo una arruga porque me sorprendo mucho, porque abro mucho los ojos, porque vivo cosas, porque me río y eso hay que celebrarlo. Tenemos las mujeres unos cánones que parece que tenemos que sufrirlos y todo lo contario, las canas son sabiduría y las arrugas son de reírte mucho, así que, hay que reivindicarlo.

Tiene sonidos que te recuerdan a Dua Lipa, los soniditos así de electrónica.

Aves enjauladas

Es la que hice en el confinamiento. Estaba guay no perder ese momento histórico que tiene que ver con la salida del disco.

Ahora toca cantarlo en directo pero es otra historia llena de incertidumbres por los tiempos que estamos viviendo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?