De Los Tudor al calabozo: la lenta decadencia del actor Jonathan Rhys Meyers

El intérprete, al que hemos visto recientemente en la serie 'Vikingos', ha sido detenido después de provocar un accidente por ir borracho al volante

Jonathan Rhys Meyers actor arrestado

Jonathan Rhys Meyers durante el estreno de 'Match Point' / FilmMagic vía Getty Images / Jason Merritt

Las autoridades de Malibú han detenido al actor Jonathan Rhys Meyers (Los Tudor; Vikingos) por conducir borracho y provocar un accidente de tráfico. Así lo ha confirmado el portal TMZ, que señala que el actor presentaba síntomas evidentes de embriaguez. El test de alcoholemia solamente confirmó lo evidente.

La policía ha llevado a Meyers al calabozo y espera que pague una fianza en las próximas horas para salir de entre rejas. Lamentablemente, este no es el primer incidente en el historial del que fuera protagonista de Los Tudor y Match Point.

Hace tan solo dos años la policía lo detuvo por insultar a su esposa en un vuelo de American Airlines. Toda la disputa comenzó cuando Meyers, que tiene prohibido beber, decidió tomarse una copa en un vuelo de Perú a Los Ángeles mientras su esposa dormía.

El actor Jonathan Rhys Meyers acude a un evento benéfico completamente desaliñado y con la camiseta rota en octubre de 2018 / WireImage vía Getty Images / JB Lacroix

Cuando ella se enteró, empezaron a discutir. Él la acabó increpando violentamente y obviando las advertencias de los azafatos y azafatas. Hasta rompió la normativa de vuelo fumando un cigarrillo electrónico dentro del avión, lo cual está terminantemente prohibido. Cuando aterrizaron, las autoridades lo esperaban, y no precisamente para darle la bienvenida.

Un actor que reconoce su problema

Jonathan Rhys Meyers es un adicto. Lleva 15 años luchando contra su alcoholismo y ha pasado hasta seis veces (que conozcamos) por rehabilitación, pero parece que no acaba de dejar atrás sus fantasmas.

Quien haya seguido la trayectoria del actor sabrá que esto es solo un apartado más en una larga lista de incidentes desafortunados. Otro de ellos ocurrió en 2009, cuando lo detuvieron en París por amenazar con matar a tres policías después de que nadie quisiera servirle una copa de alcohol.

Rhys Meyers no esconde su trauma y, de hecho, en varias entrevistas ha reconocido que tiene serios problemas de adicción. Cuando Larry King le preguntó en su show sobre aquel incidente con su mujer, él no tuvo reparos en reconocer que tiene una adicción a la bebida, para después pedir perdón a todas aquellas personas a las que pudiera haber ofendido por su mala conducta.

Por culpa de sus adicciones Rhys Meyers ha perdido numerosos papeles en cine y televisión. Después de protagonizar en 2007 la serie Los Tudor apareció en Desde París con Amor y en la serie Vikingos, donde dio vida al obispo Heahmund.

Sin embargo, en los últimos años la carrera del actor no parece despegar, probablemente por la mala imagen que ha dado de él encontrarlo en fotografías y vídeos de paparazzis o fans que lo han cazado bebiendo en la calle o tambaleándose después de una fiesta.

Proyectos como El efecto sombra, Operación en Damasco, Mariposa negra, Los papeles de Aspern y Jaque al asesino tan solo certifican que Rhys Meyers, quien suma ya 43 años, no está en el mejor momento de su carrera profesional.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad