Britney Spears pierde la demanda contra su padre para que deje de ser su tutor legal

La diva estadounidense asegura que no volverá a cantar mientras él controle su carrera

Britney Spears

Britney Spears, la diva del pop / Ethan Miller/Getty Images

Un nuevo golpe para la diva del pop. Britney Spears pierde el juicio contra su padre para que dejara de ser su gestor y administrador de los más de 60 millones de euros que posee la artista.

Los representantes de la celebrity alegaron que su progenitor despidió al gerente de negocios de su hija y contrató a uno nuevo sin avisarle. Sin embargo, la jueza siguió firme y negó esto. Ante esto, el abogado de Spears declaró que "Britney tiene miedo de su padre y no volverá a actuar si él sigue a cargo de su carrera".

Britney tiene miedo de su padre y no volverá a actuar si él sigue a cargo de su carrera".

Incluso la madre de la artista, Lynne, que está separada de su padre, hizo una declaración a través de su abogado afirmando que la relación entre su hija y su exmarido era "tóxica" . "A Lynne se le ha roto el corazón que las cosas hayan llegado a este punto. "La conflictividad no es infrecuente en las familias, pero esta no es una familia habitual", menciona el comunicado.

A pesar de esto, la jueza, Brenda Pennyse, se ha mostrado contraria a suspender al padre de Spears, aunque sí abre la puerta a escuchar los futuros argumentos para su expulsión o suspensión en una nueva audiencia el próximo 16 de diciembre. El abogado de la Celebrity, Samuel D. Ingham III, ha asegurado que tendrán esos argumentos y los volverán a presentar.

Esto supone un mazazo para la diva del pop que intenta recuperar el control de su vida y de su dinero tras 12 años de tutela judicial ejecutada mayoritariamente por su padre.

Esta pesadilla comenzó en 2008 en medio de una época de inestabilidad emocional y mientras la artista luchaba contra sus problemas de salud mental. En este periódo, Britney perdió la custodia de sus dos hijos, sin embargo, gracias a la tutela judicial de su padre, la joven mejoró. Ella misma ha reconocido que esta medida fue necesaria en su momento, ya que probablemente fue la que salvó su carrera artística.

Sin embargo, en agosto, Britney comenzó a luchar para que su padre dejará de ser quien supervisaba su dinero y su vida, incluso pidió una mayor transparencia en las acciones que realizaba su padre. Esto último provocó un movimiento en las redes sociales bajo el lema: #Free Britney.

Imagen de la manifestación de Los Ángeles bajo el lema: #FreeBritney / Frazer Harrison/Getty Images

En su defensa, James Spears alegó que él hizo correctamente su trabajo llevando el patrimonio de su hija después de haber estado en deuda y de haber estado al frente de demandas por varios millones de euros. A esto, su abogada respondió que el relevo de su padre podría poner en riesgo la fortuna de la cantante.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?