Jason Momoa sufrió bullying y pasó hambre: “Me llevé muchas palizas por ser diferente”

El actor que interpretó al gran Khal Drogo en 'Juego de Tronos' también reveló que tras rodar la serie estaba endeudado y tanto él como su familia llegaron a pasar hambre

Jason Momoa actor hambre bullying

El actor de 'Aquaman' y 'Juego de Tronos' Jason Momoa acude al estreno de 'La liga de la justicia' en noviembre de 2017 / FilmMagic vía Getty Images / Axelle/Bauer-Griffin

Jason Momoa es el rostro del éxito. Todos lo recordamos por ser aquel misterioso y bruto Khal Drogo en la primera temporada de Juego de Tronos, un personaje que marcó definitivamente su carrera. Pero lo cierto es que su paso por la serie más famosa de HBO no consiguió sacarle de la miseria y, según revela en una entrevista con la revista InStyle, tras aparecer en la ficción en 2011 llegó a estar endeudado y él su familia pasaron mucho hambre.

"Tras Juego de Tronos nos estábamos muriendo de hambre. No encontraba trabajo. Es un reto tener dos niños pequeños y estar completamente endeudado", explica el actor, de origen hawaiano, quien revela que después de la serie trabajó en la película Una bala en la cabeza y tuvo que esperar otros dos años hasta que lo contrataran para un nuevo proyecto.

Trabajó en proyectos muy pequeños hasta que DC le dio la oportunidad de meterse en el traje de Aquaman, uno de los mayores blockbusters de los últimos años. De la noche a la mañana pasó de ser un actor endeudado y hambriento a una de las estrellas mejor pagadas de todo Hollywood. Hoy en día comparte cartel con Oscar Isaac, Javier Bardem y Josh Brolin en Dune, lo nuevo de Denis Villeneuve.

Durante la entrevista Momoa también habló sobre su pasado. Sus padres estaban separados, así que se crió en dos lugares muy diferentes: en los vastos parajes desérticos de Iowa en los que vivía su madre y en la hermosa isla de Oahu, en Hawaii, con un ritmo de vida marcado por las tradiciones locales, donde se encontraba su padre. "Soy producto de dos lugares muy diferentes", explica.

Una infancia dura

Momoa también revela que fue víctima del bullying durante su infancia, probablemente por esa mezcla de culturas que lo hizo ser tan peculiar. "Me llevé muchas palizas por ser diferente. Fue algo muy retorcido. Quiero decir... llevaba Birkenstocks [un tipo de sandalias] en secundaria, y eso era algo así como 'eres un friki'"

La suerte del futuro Khal cambió cuando él y sus primos decidieron presentarse al casting de Los vigilantes de la playa: "Nosotros íbamos a conocer chicas. Se presentaron unas 1.300 personas". Lo que comenzó siendo una broma acabó dándole transformándose en uno los papeles principales de la serie, el de Jason Ioane, y un contrato por 44 episodios. Momoa dejó su aspiración a convertirse en un ingeniero marino y se volcó en la interpretación.

Hoy en día este actor "hambriento" es uno de los rostros más conocidos de Hollywood. Solo entre 2021 y 2022 tiene previsto lanzar Dune, la nueva serie de La liga de la justicia de Zack Snyder para HBO y la secuela de Aquaman.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?