Recordamos la noche que Mecano saltó por los aires (en audiostories)

Un 26 de Noviembre de 1998, en la gala de los Premios Amigo, el grupo más importante del pop español se rompió para siempre

Recordamos la noche que Mecano saltó por los aires (en audiostories)

Mecano. / Rafa Samano/Cover/Getty Images

Fue el 26 de Noviembre de 1998, en el transcurso de la gala de los Premios Amigos. Mecano recibió esa noche el reconocimiento a su Trayectoria Artística de manos de Carlos Sainz. Y en el tiempo de los agradecimientos, José María Cano soltó la inesperada bomba: “Voy a dejar de estar con Mecano”. Nadie sabía nada. Ni su hermano Nacho, ni Ana Torroja, ni su manager, ni su sello discográfico. Han pasado 22 años de esa gala que marcó el final de Mecano.

Después de Aidalai en 1991, Mecano dijo “hasta luego” para regresar siete años después con Ana|José|Nacho (23/03/1998), un recopilatorio de éxitos con siete temas nuevos. Aunque parecía que habían vuelto para quedarse, es obvio que no fue así. Justo ocho meses y tres días después, el mayor de los Cano decidió acabar con lo que se había convertido en todo un fenómeno en el pop español.

Una gala con pocas sorpresas… hasta que llegó Mecano

Esa noche de finales de Noviembre del 98, se celebraba la segunda edición de los Premios Amigos en el Palacio de Congresos de Madrid. Una gran gala benéfica que estuvo presidida por el hoy rey de España, Felipe VI, y en la que el gran triunfador fue el cantante cubano Francisco Céspedes. En general, fue una noche con pocas sorpresas en cuanto a premios se refiere. Todo transcurría con normalidad… hasta que llegó Mecano.

Después de que el grupo saliera al escenario para cantar Otro muerto, uno de los temas inéditos del recopilatorio Ana|José|Nacho, la presentadora del evento, Assumpta Serna, les pidió que se acercaran al estrado: “Qué bonita canción, muchísimas gracias por estar otra vez juntos... y ahora, por favor, venid a mi lado, porque tenemos algo muy especial para Ana, José y Nacho. Y os lo trae alguien que, como vosotros, siempre será nuestro campeón: Carlos Sainz”.

El campeón del mundo de rally fue recibido con una gran ovación por parte del público que llenaba el recinto. Acababa de sufrir un incidente recordado como de ‘auténtica mala suerte’ cuando su coche se paró en el Rally de Gran Bretaña: “Todos sabemos lo difícil que es recibir un premio”, dijo Sáinz en su discurso. “Yo creo que en este caso vosotros sí habéis cruzado la meta, no como yo. De sobra merecéis este premio que tengo el honor de entregaros, este Premio Amigo a vuestra trayectoria artística, que creo que os merecéis... nos conocemos desde hace muchos años y es para mí un honor”.

Yo os quiero decir una cosa que os va a sonar un poco especial hoy. Voy a dejar de estar con Mecano

Ana Torroja, nerviosa, agradeció el galardón: “Cuando a uno le dan un premio de este tipo, yo no sé Nacho y José, pero yo me pongo muy nerviosa y no sé por dónde empezar a dar las gracias a toda la gente que ha tenido algo que ver en la carrera, quiero dar las gracias a todos los seguidores, los de ayer, los de hoy, los de mañana. Mis últimas gracias son para Nacho y para José, por haberme permitido durante tantos años disfrutar de su mundo mágico, que son sus canciones, gracias”.

José María Cano se acercó entonces al micro. Tenía algo que decir. Algo que afectaba al grupo, a sus millones de fans y a los cientos de personas que dependían económicamente de ellos. Algo que solo él sabía. Empezó recordando que llevaban 20 años “trabajando juntos, que no es poco”, y después de dar las gracias a sus compañeros y a todo el público de Mecano… soltó la exclusiva: “Yo os quiero decir una cosa que os va a sonar un poco especial hoy. Voy a dejar de estar con Mecano. Porque bueno, pues para mí esta etapa hasta ahora ha sido bellísima, yo la quiero recordar como tal. Me cuesta ya estar en un grupo de pop, tengo que reconocerlo, la disciplina en un grupo de pop es altísima, y voy perdiendo la elasticidad. Ahora que no estoy puedo decir que es el grupo español más grande de todos los tiempos, y muchas gracias a ustedes y que Dios les bendiga”.

Mecano, cuando presentaron Ana / Jose / Nacho. / Jose R. Platon/Cover/Getty Images

El arte del disimulo

Para Ana Torroja fue un jarro de agua fría. Nada más bajar del escenario se fue a llorar. Pero en ese momento, después de oír a José María decir que “dejaba de estar en Mecano”, puso en marcha sus dotes en el arte del disimulo. Con una sonrisa confesó: “no es el final que todos hubiéramos deseado, no es el final más agradable”. Por su parte, Nacho, igual de descolocado que Ana, pero también sonriente, bromeaba “ha quedado patente que mi hermano y yo nunca estamos de acuerdo”. Torroja concluyó: “En cualquier caso, solos, juntos, siempre vamos a estar con vosotros, y gracias por estar ahí, gracias”.

Posteriormente, Torroja confesó que el anuncio de José María la dejó descolocada. En 2015, cuando se sentó en el Chester con Pepa Bueno (Cuatro), declaró que fue un ‘shock’ para Nacho y para ella porque se enteraron en el mismo momento en el que lo anunció en público. “La ruptura de Mecano fue un shock. Cuando salimos fuera, yo me puse a llorar. Fue como cuando se rompe una pareja, como cuando te dejan sin saber que había algún problema. Ninguno de los dos, ni Nacho ni yo, teníamos ni idea de que realmente José estaba pensando en tirar por otro lado y, claro, fue una ducha de agua fría”.

Los motivos reales

Que los hermanos Cano discutían, que “nunca estaban de acuerdo”, que la tensión entre ambos se masticaba… es algo que siempre se ha dicho. El propio Miguel Ángel Arenas, ‘Capi’, oficialmente el descubridor del grupo, declaró: “José María y Nacho han llegado a darse de hostias, aunque luego se quisieran muchísimo”. Durante estos 22 años, se han vertido todo tipo de opiniones sobre los verdaderos motivos que llevaron a José María Cano a desmontar el ‘mecano’ que él mismo había ensamblado dos décadas antes.

En Febrero de 2019, desde su mansión en Malta, José María acabó con todos los ‘dimes y diretes’ en una entrevista para El Mundo. Desmintió que su decisión se debió a su permanente competición artística y personal con Nacho: “Si lo hubiera sido, probablemente aún seguiríamos haciendo música juntos”. Sin embargo, añade que los gustos de Ana y Nacho eran similares y, a la vez, muy diferentes a los suyos: “Sus gustos y los míos cada vez estaban más distantes. Lo que escuchaban, leían, pensaban... Lo que opinaban en las entrevistas. Fuimos pasando de distintos y complementarios a opuestos y difíciles de conciliar”.

Pero, además de ‘la disparidad de gustos’, hubo algo mucho más importante para Cano. A su hijo Dani, que tenía entonces tres añitos, le acababan de diagnosticar Síndrome de Asperger: “…con el diagnostico de Dani recientito en mi cabeza… lo siguiente fue mi despedida en la ceremonia de los Premios Amigo”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?