La escena de ‘El señor de los anillos’ que siempre hace llorar a Sean Astin

El actor ha revelado cuál es su momento lacrimal de la saga de Tolkien

Sean Astin Señor de los Anillos escena llorar

Retrato del actor Sean Astin, quien interpreta a Samsagaz en 'El señor de los anillos', en Nueva York, en mayo de 2001 / ImageDirect vía Getty Images / Todd Plitt

Siempre ha habido mucho cachondeo con la sensibilidad de Samsagaz Gamly. Algunos lo han tachado de ser estar enamorado –y no querer reconocerlo– de Frodo Bolsón (una idea absurda que fue desechada por Tolkien en las novelas y por Peter Jackson). Otros simplemente han achacado su actitud protectora y cariñosa a que es un tipo bastante inocente, más bueno que un pan, con un concepto de amistad verdadera y sin filtros.

Lo cierto es que el actor tras este personaje, Sean Astin, también es un tipo muy sensible. Durante un encuentro con el medio Cinema Blend para promocionar la reedición de las películas de El señor de los anillos y El Hobbit en formato 4K, el actor ha explicado a los periodistas cuál es su momento preferido de la saga y el que siempre le hace llorar.

Se refiere a una escena que ocurre hacia el final de la tercera parte de la trilogía, El retorno del Rey, en la que Aragorn le dice a los hobbits que no deben arrodillarse nunca ante nadie e inmediatamente el resto de personas a su alrededor se arrodillan ante los pequeños protagonistas, incluyendo al propio Rey Aragorn (VIggo Mortensen) y su esposa, Arwen (Liv Tyler).

"La última [escena] que rodamos es la que siempre me hace llorar, cuando Aragorn se da la vuelta, nos mira y nos dice: 'Oh, mis queridos amigos, vosotros no os arrodilláis ante nadie'. Esa fue la última toma de los cuatro hobbits. Mi última toma. La película todavía seguía, pero para los cuatro Hobbits ya había terminado básicamente: nos pusimos frente a la pantalla verde o azul, o como fuera, y lo hicimos. La cámara se acercó ligeramente y todos nosotros tuvimos esa actitud tímida de 'Oh, ¿se están arrodillando ante nosotros?'.

No podemos juzgar a Sean Astin por emocionarse con ese momento. Es, con diferencia, una de las secuencias más poderosas de todo El señor de los anillos, el momento culminante de un viaje que obtiene su merecido reconocimiento.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?