Marina Jade: “Sin mi psicóloga, ahora mismo no sería nadie”

La triunfita se abre en su primer libre: ‘Ruido azul’

Marina Jade

Marina Jade cuenta su vida en un libro. / Foto cedida por Penguin Random House

Marina Jade fue una de las concursantes de Operación Triunfo que vivió el boom que tuvo este formato en 2017. La edición que ganó Amaia Romero y que tuvo a Aitana, Alfred, Lola Índigo, Ana Guerra o Cepeda, entre otros. Nadie se imaginaba que fuera a tener la repercusión que tuvo tras varios años de ausencia. Pero explotó y ellos lo vivieron encerrados en la Academia, ajenos a lo que sucedía fuera.

Se encontraron el pastel al salir y, de una manera u otra, les cambió la vida a todos. Marina Jade fue la cuarta expulsada y vivió el programa más fuera que dentro, pero, aun así, todo lo que sucedió lo vivió con intensidad.

Todavía no ha publicado un álbum, pero está en ello, la cuarentena ha vuelto a cambiar sus planes. Lo que sí ha lanzado es un libro, Ruido azul, en el que habla de sí misma. Del bullying que sufrió en el instituto, del complicado divorcio de sus padres, de su salida del armario, de cómo vivió su paso por OT y de lo que sucedió cuando descubrió que la fama era algo efímero. Y de todo eso, hemos podido hablar con ella.

Seguramente lo habrás explicado muchas veces, pero, ¿qué es el azul para ti?

Es todo porque yo soy muy azul en general. Es un color que no solo me representa, sino que me lleva acompañando desde que salí de OT en toda mi etapa de Marina Jade. Me parece que cada persona y cada cosa y cada momento en la vida, tienen sus colores y sus olores y yo creo que soy muy color azul.

Cada momento de la vida tiene su color, ¿en qué color estás ahora?

Morado.

¿Cuántas vueltas le diste a la propuesta de escribir un libro?

La verdad es que no muchas porque me llegó la oferta y siempre me ha gustado escribir y ahora me están dando una oportunidad increíble. No me lo pensé demasiado, la verdad, me llevó un par de días decir que sí.

¿Qué es lo que más te asustaba de empezar a escribir sobre ti?

Un poco el hecho de abrirme al público porque yo soy una persona muy sensible y es verdad que a día de hoy todavía tengo un poco de miedo en el sentido de que he dado mucha información y tal vez alguien pueda utilizarla en mi contra. No sé, los miedos que tenemos todos cuando nos abrimos un poco.

Dices que no es un libro de autoayuda que quien tenga problemas, acuda a los profesionales de la salud mental, ¿a ti en qué te han ayudado?

Llevo desde muy pequeña yendo al psicólogo, entonces como que lo tengo muy normalizado realmente. Sin mi psicóloga, ahora mismo no sería nadie porque hace que vea las cosas con mucha más claridad, que no me destruya en ciertos momentos y realmente estoy encantada.

El libro tiene 15 capítulos y cada uno encabezado por una canción, ¿cómo has hecho la selección?

Quería que llevara algo de música porque, en realidad, a lo que me dedico desde muy pequeña, es a la música. Fue por ponerme canciones mientras escribía. La canción que iba sonando mientras iba escribiendo es la que lleva el capítulo. Ponía un poco el aleatorio de las pistas que me gustan y así.

En el capítulo de la adolescencia pones a Harry Styles con Falling, ¿por qué?

Esta canción, la del capítulo de mi abuelo y alguna más tienen las canciones escogidas porque realmente quería que fueran esas. Falling es una canción que me representa mucho, me siento así muchas veces y yo creo que en la adolescencia me he sentido muy así.

Y acabas con Adele a la que mencionas alguna otra vez en el libro, ¿esperando su nuevo disco con ganas?

Por supuesto, me muero de ganas.

De ella últimamente se ha hablado más de su cambio físico, ¿entiendes cuando los titulares van por ahí?

No mucho. Creo que ella es una de las personas que más nos ha enseñado el hecho de que ser una persona no normativa te puede hacer llegar muy lejos igualmente y que, aunque sea difícil, ahí está y sigue luchando. A veces me da un poco de rabia que se sigan haciendo comentarios como los que he leído en redes sobre si está gorda porque está gorda, si está delgada porque está delgada, pero nunca estamos hablando de que es una mujer super fuerte. Para mí es un ejemplo.

Hablas de Montequinto, pueblo que muchos han descubierto porque una de las últimas concursantes de La isla de las tentaciones era de allí, ¿lo seguiste?

No, pero me dijeron unas amigas que había una chica de Montequinto, fue muy gracioso.

Por cierto, que calificas OT como reality, no como talent show, ¿por qué?

Aparte de ser un talent show no podemos negar la parte de reality que tiene. Ya sea porque lo haga el público o porque en la productora se ve el proyecto de esa manera, pero realmente OT es un reality porque somos personas conviviendo en una casa mientras nos graban. Realmente nos están viendo siendo nosotros, por completo, sin que haya la privacidad que pueden tener otros artistas a los que no ves ensayando en su casa o no ves cómo componen. Lo veo reality por eso. Es ver una parte más íntima del artista desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

Sin esa parte de reality, ¿crees que la Academia sería lo mismo?

No, yo creo que no porque lo guay que tiene OT y lo impresionante que tiene es eso, el hecho de mezclar la música y la vida en general de cada persona. Cómo vivimos y cómo luchamos contra nosotros mismos en ciertos aspectos. Se nos ve en nuestros mejores y nuestros peores momentos, no sería igual.

Hablaremos de la Academia, pero vamos a esa infancia, adolescencia en la que hablas de bullying, ¿se supera en algún momento?

No sabría decirte. Cuando creces, a lo largo de tu vida, vas a volver a tener personas que te van a hacer daño, quizás en el trabajo o si eres un personaje público… Puedes aprender a vivir con ello y a superarlo día a día, pero no sé si se supera del todo. Es algo que siempre se va a quedar ahí.

¿Te ha ensañado algo pasar por eso?

Tristemente, a ser más fuerte, que nadie debería aprender a ser más fuerte porque le acosen. Sí es verdad que, con ayuda, pasar por bullying es algo que te hace más fuerte.

También hablas de un divorcio complicado, algo que cada vez es más habitual, ¿qué fue lo más difícil?

Todo en general fue muy difícil. También que éramos muy pequeñas… no fue muy fácil.

En el libro hay varios momentos en los que dejas plasmada la adoración que sientes por tu hermana, ¿cuánto ha llorado leyendo el libro?

(Risas) La verdad es que no lo sé porque ella vive en Sevilla y yo en Madrid. Sé que ha llorado mucho leyendo el capítulo que va de ella porque me llamó después de leerlo. Es la persona más bonita del mundo. Si mi hermana no existiera, yo no existiría. Aprendo muchísimo de ella. Es una mujer muy fuerte y muy divertida, muy inteligente, tiene muchas cualidades buenas y es algo que me aporta muchísimo en todos los aspectos.

En cambio, dices que tu persona favorita era tu abuelo que murió no hace mucho, ¿qué es lo que más echas de menos?

Muchas cosas. Dentro de unos días hace un año y a veces es como que no me creo que haya pasado. No tiene que sentido que se vaya… bueno, sí lo tiene, pero para mí no porque me pone muy triste. Lo que más echo de menos… que me contara sus historias y que me quisiera como me quería.

¿Qué hubiera dicho de tu libro?

Se habría quedado flipando, yo creo. Hubiese estado super orgulloso.

Afirmas que dos elementos clave en tu madurez fueron el feminismo y la causa LGTB, ¿en cuál de los dos campos hemos avanzado más?

Guauuuu… la verdad es que creo que en ambos. Cada día aprendo cosas nuevas, ya sea por redes sociales, por activistas, por situaciones que me planteo yo a mí misma, es una deconstrucción que no para. No podría decir que en una he avanzado más que en la otra porque me queda mucho por avanzar todavía en ambas y, sin duda, van de la mano.

Tu beso en OT llegó incluso a instancias políticas, ¿te molestó que se diera tanta repercusión a algo así?

Me pareció muy bien el hecho de que sirviera para algo, pero sí que es verdad que me daba rabia cuando ya había pasado un año o dos y la gente todavía me preguntaba por ese beso. Era como, ya, le estamos dado demasiada importancia a algo que no la tiene. Obviamente la tiene, pero no como para que dos años después siga siendo noticia.

Últimamente la transexualidad ha aumentado visibilidad. La serie de Los Javis, Cristini en La casa fuerte… ¿ayudan este tipo de casos?

Por supuesto, sin duda alguna. Es super importante tener referentes en todo momento y la sociedad va creciendo en ese sentido y las personas trans no paran de luchar y de educarnos a las personas cis y es super interesantes y super bonito ver cómo Los Javis han cogido a mujeres trans para hacer de mujeres trans, que no hayan decidido poner a hombres disfrazándose de mujeres, por así decirlo. Me parece que está tan bien hecha la serie, eso es lo que hay que hacer.

Dices que el motor de todo es el amor. Romántica y dices que también cursi, ¿eso es bueno o malo?

(Risas) Es que yo soy muy cursi, todo el rato, soy muy pastelosa. A mí me gusta mucho el amor, lo mueve todo. Sin amor no hay nada. Amor por tu familia, por tus amigos, por tus animales, por tu pareja, por tus hobbies, todo.

Fue tu entorno el que te animó a presentarte a Operación Triunfo. En el libro reflejas un sentimiento positivo a esta etapa de tu vida, ¿qué es lo que más echas de menos de lo que viviste en aquel entonces?

Ahora mismo lo que más echo de menos es la gira con mis compañeros.

Bailabas reguetón con Mireya para liberar tensión, ¿lo seguís haciendo?

En la distancia un poco. Me acuerdo de ella cada vez que escucho una canción que bailábamos juntas y se la mando.

El urban latino en los últimos años se ha impuesto a cualquier otro género, ¿cómo lo ves?

Bien, yo creo que el mundo de la música va fluyendo muchísimo y en cada momento está cambiando. Ahora es una cosa y mañana puede ser otra completamente distinta. Es algo super interesante el hecho de ver cómo sea del tipo que sea, la música mueve gente.

Volvemos a OT. Tu primera pareja fue Alfred, ¿qué relación mantenéis a día de hoy?

Muy buena, es que yo me llevo muy bien con todos mis compañeros, la verdad. Nos llevamos entre todos muy bien, somos amigos, somos una familia.

Después de tres años, ¿está muy activo vuestro grupo de whatsapp?

No tan activo, pero sí está activo, no ha muerto.

Dices que chocabas con Cepeda, ¿en qué cosas no encontrabais un punto en común?

Con Cepeda es muy gracioso porque al principio es como que congeniábamos muchísimo, de pronto hubo una época en la que parecía que ninguno de los dos nos soportábamos y ahora, otra vez, congeniamos bastante. Es un poco, en general, el hecho de que estamos encerrados, hay mucha presión y es muy difícil. Y es normal que no en todo tengas los mismos pensamientos con todo el mundo.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de tu paso por OT?

No podría escoger uno, hay muchos. Creo que una de las mejores cosas que me llevo de OT es el hecho de haber crecido tanto artísticamente y poder encontrar mi sitio y poder decir ‘esta soy yo y estoy orgullosa de lo que soy’.

¿Y el momento que te gustaría borrar de tu recuerdo?

Ninguno, no hay nada que no volviera a hacer. Si mañana tuviera que volver a entrar de la misma manera, volvería a entrar de la misma manera porque, si no, la experiencia no sería la misma.

¿Volverías a pasar por un reality de este tipo?

Por supuesto. Si fuese OT otra vez, sí,

¿Con cuál de tus compañeros te hubiera gustado cantar, pero no hubo oportunidad?

Con Juan Antonio me hubiera gustado mucho. Somos muy iguales en realidad y creo que nuestras voces pegan muchísimo y que hubiese salido un dúo bastante interesante.

De las carreras en solitario que emprendieron cada uno de ellos, ¿cuál te sorprendió más?

Yo creo que todas me han sorprendido mucho porque me pongo a mirar y cada uno, aparte de haber seguido por su caminito, y haber logrado las cosas ya sea a pasos gigantes o pasos más pequeños, absolutamente todos estamos ahora mismo, haciendo música. Estoy muy orgullosa de todos ellos porque son una panda de luchadores.

Hablas del momento post academia. El primer día, todavía intentando asimilar todo lo que sucedía, te sometes a una rueda de entrevistas y hablas de las preguntas trampa que te hacían, ¿a qué te refieres?

Me acuerdo cuando salí de OT que me preguntaban por cosas que no sabía que habían pasado. Cuando me preguntaban por parejas que ellos creían que había y era como ‘no estoy entendiendo nada’ porque no había visto nada.

“Nadie te avisa de que la fama es efímera”. Tú la has conocido a lo bestia tras tu salida y la gira de OT, ¿qué es lo mejor y lo peor de tanta popularidad?

Lo mejor son las oportunidades que tienes en todos los ámbitos y el hecho de que la gente te quiera tanto y todo sea tan bonito. Lo peor es que estás expuesto a que todo el mundo pueda opinar de todo y tienes que estar muy bien mentalmente.

¿Qué te hizo mantener los pies en el suelo en aquellos momentos?

Mi familia, sin duda.

¿Hubo riesgo de que esa cabeza se fuera?

No, porque sé de dónde vengo y sé a dónde quiero llegar y no he olvidado en ningún momento quién soy y cómo comenzó todo.

Con el tiempo esa euforia va desapareciendo, ¿qué es más fácil de asimilar, la fama repentina o la pérdida igual de rápido?

Yo creo que la pérdida es más difícil de asimilar. Acabas en una nube. Sales de OT, tienes tanta fama y están en una nube que, de pronto, explota. Las cosas empiezan a no ser tan fáciles, hay que luchar por encontrar tu sitio, por poder seguir dedicándote a la música, es muy difícil. Y el hecho de creerte la mayor estrella del mundo y luego darte cuenta de que, en realidad, no lo eres.

Hablas de ansiedad y depresión, enfermedades cada vez con más visibilidad y en parte por los muchos artistas que hablan de ellas. J Balvin, últimamente lo hace mucho, ¿es una lucha con fin?

Espero que sí. Trabajo cada día para que tenga un fin. Es muy jodido. Que haya tantos artistas que hablen de ellos hace que se vea la importancia que tiene la salud mental.

Hablas de Ruth Lorenzo, ¿qué ha significado en tu vida?

Un empujón muy fuerte en mi carrera y en mi vida personal. Es una persona a la que admiro muchísimo y es una persona que, si he necesitado llorar en su hombre porque no estaba bien, ahí estaba. Aparte de cariño, he tenido muy buenos consejos. Es una persona a la que quiero muchísimo y a la que quiere mogollón.

Dime alguno de esos consejos que te haya dado y te haya servido.

Una de las cosas que más recuerdo de ella y muchas veces lo pienso, fue una vez que me dijo que no tenía que ser tan rebelde ni tan cabezota conmigo misma.

¿Te ha escrito alguno de tus compañeros de OT con algún feedback del libro?

Todos prácticamente.

¿Ya les ha dado tiempo a leerlo?

No, todavía no les ha llegado. Tengo muchas ganas de que les llegue.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad