'Superman Año Uno' cuenta la historia que quieres volver a leer.

Frank Miller y Romita Jr. repasan el origen del super-héroe.

'Superman Año Uno' cuenta la historia que quieres volver a leer.

Superman Año Uno / DC Comics

El sello ‘Black Label’ de DC Comics, ese nuevo ‘contenedor’ que pretende identificar el valor añadido que suponen sus mejores historias e historietistas, sigue registrando joyas en su catálogo.

Todo bajo este nuevo sello es mejor; mejor encuadernado (con lomitos en lugar de grapas) y de formato superior al habitual. Y la buena noticia es que ‘Black Label’ sólo acoge series con un número limitado de entregas, por lo que la economía del lector peligra pero no de forma alarmante.

Una de las primeras entregas de “gran formato” de esta serie Black Label fue “Superman: Año Uno” de Frank Miller (300, Sin City) y John Romita Jr (Kick-Ass), que vio su publicación terminada hace algunos meses con la tercera entrega y llega, por fin, recopilada en un tomo único de gran valor para los que han sabido esperar.

El pequeño Kal'El aterriza en el rancho Kent. / DC Comics

Superman: Año Uno comienza repasa la famosa explosión de Krypton y la escapada de su único hijo: Kal’El, que se convertirá en Clark Kent cuando caiga en manos de Jonathan y Marta Kent, tras el aterrizaje forzoso en su rancho ‘aquí en la tierra’.

El equipo creativo de excepción que forman Miller y Romita Jr. (del que ahora hablaremos) utiliza el primer número de la serie para pasar algo más de tiempo con el joven Clark; acompañando al (todavía aprendiz de) super-héroe en sus pasos como estudiante de instituto, viviendo el dilema propio de aquel que puede defender a sus amigos de un episodio de bullying utilizando su fuerza sobrenatural o viviendo su primera historia de amor con Lana Lang.

Miller y Romita Jr. te cuentan su primera historia de Superman / DC Comics

Tras los días de instituto, Clark emprenderá un viaje de auto-descubrimiento que empezará con su alistamiento en el ejército con el divertido contraste que puede traer ver a un super-héroe entrenando con humanos. A partir de ahí la cosa cogerá el colorcito azul que todo esperáis, con encontronazos de origen sobre-natural que llevarán a Clark hasta el mismo reino de Atlantis en las profundidades marinas y trayendo de vuelta caras conocidas como la de su archi-enemigo Lex Luthor e, incluso, alguna viñeta para el mismísimo Batman.

Destripar más haría un flaco favor a nuestros lectores, por lo que vamos a parar aquí.

El Frank Miller de Año Uno brilla con una lectura amable, sin romper el tono tradicional como hacía en sus comienzos, pero con acentos propios del que ha sido uno de los mejores guionistas del sector. Si bien no hemos tenido todo lo que esperábamos de historias como ‘La Raza Superior’ o ‘El Chico Dorado’ (en parte debido al agravio comparativo que trae consigo el pasado del guionista), resulta reconfortante saber que Frank Miller sigue en activo en esta industria.

Por su parte, John Romita Jr. sigue viviendo su mejor momento, es el dibujante que recordáis de una de las mejores etapas de Amazing Spider-Man; algo más tranquilo con las líneas, menos barroco que en su etapa en Kick-Ass, junto a Mark Millar. Un dibujante sin igual, con una linea de diseños propia e irremplazable y que resuelve diálogos y acción con una soltura que invita a lectura sin descanso.

Este “Superman: Año Uno” es, sin duda, una de los primeras recomendaciones que haría dentro de la linea Black Label. Es un ‘Año Uno’, por lo que todo el mundo está invitado a leerla (sin necesidad de conocimientos previos), y el equipo creativo es de esos que hace historia desde su anuncio.

Superman Año Uno, regalo perfecto de para Navidad. / ECC Comics


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?