Bunbury: “Si Elvis Presley hubiera tocado el bajo, yo hubiera sido bajista”

El artista zaragozano ha mencionado las influencias de El Rey en varias ocasiones a lo largo de su carrera. Recordamos algunas de ellas.

Bunbury: “Si Elvis Presley hubiera tocado el bajo, yo hubiera sido bajista”

Enrique Bunbury, vestido de riguroso blanco, durante un concierto en el WiZink Center, en 2017. / Angel Manzano/Redferns

La influencia que Elvis Presley ha ejercido en cantantes y músicos de varias generaciones es incalculable. Hasta John Lennon reconoció que “si no hubiera existido Elvis, no habrían existido los Beatles". Bunbury tampoco... o al menos, eso es lo que él dice. Para el artista zaragozano fue determinante King Creole. La película provocó en él un gran impacto cuando solo era un crío: “fue el primer momento que dije ‘yo quiero cantar rock and roll’”.

King Creole, también conocida como El barrio contra mí, es una película de 1958 dirigida por Michael Curtiz (el mismo de Casablanca). Era el cuarto filme que hacía Elvis Presley - el tercero como protagonista – y su interpretación de Danny Fisher fue siempre su favorita de las más de 30 que hizo para el cine.

Bunbury coincide con Elvis. Para él, King Creole también es la mejor. La vio en televisión “cuando era un crío”, tenía entre 9 y 11 años (no lo recuerda muy bien) y se convirtió en su primera imagen del rock and roll: “Elvis meneando las caderas y yo diciendo ‘a lo mejor yo puedo hacer esto, a lo mejor puedo parecerme en algo a este hombre que lo hace tan maravillosamente bien y tiene esta voz tan varonil’”.

En LOS40, en una entrevista realizada por Sira Fernández para ‘Los Principales de los Principales’ (en el 40º aniversario de la cadena en 2006), Bunbury contaba: “Para mí, la primera imagen es la de Elvis cantando en una película que se llamaba King Creole, que de hecho, la he vuelto a ver posteriormente y me parece la mejor película de Elvis. Que Elvis, gran cantante, no es muy buen actor, pero gran cantante. Y recuerdo King Creole, y esa película a mí me marcó totalmente, de verla y ese fue el primer momento que dije yo quiero cantar rock and roll”.

Y le marcó definitivamente, porque a los 8 años a Enrique lo que le gustaba era “tocar la batería” con lo que encontraba por casa. Después de King Creole, cambió su vocación por la de cantante… “Si, claro, porque Elvis lo que hacía era cantar, si hubiera tocado el bajo, yo hubiera sido bajista”.

Bunbury: “Elvis canta bien y yo no”

Bunbury quiso cantar, aunque al principio parece ser que lo hacía “fatal”. En la entrevista para LOS40 era cuestionado por sus dotes como vocalista en los comienzos: "No sé. Yo no recuerdo cómo cantaba, pero me imagino que sí, que cantaba fatal, yo no lo recuerdo. Pero no sé, a los 11 años me imagino que cantaba fatal. Todavía creo que no lo hago ni remotamente cercano a como lo hace Elvis Presley o cómo lo hacía Elvis Presley, luego me imagino que entonces debía ser terrorífico, como para taparse los oídos”. Cada uno en su estilo ¿no?, comenta Sira. “No, Elvis canta bien y yo no”.

De todo el repertorio del ‘rey del rock’, Enrique Bunbury se queda con If I can dream, una canción que Elvis grabó en Junio de 1968 como homenaje a Martin Luther King, asesinado dos meses antes. "En cierto modo habla de los sueños y habla de poder imaginar un mundo mejor para ti ¿no?. Y esa es un poco la primera imagen de rock and roll que yo tengo”.

La noche en que Elvis se reencarnó en Bunbury

Bunbury es, pues, un apasionado de la obra de Elvis Presley, aparte de gran conocedor de su vida. Aunque reconoce que no todas sus canciones son buenas o que no era buen actor, en la trayectoria del líder de Héroes del Silencio, la música del ‘rey del rock’ ha sido una constante. En muchas ocasiones ha interpretado versiones del ‘rey’ en sus conciertos, pero hubo una noche en concreto en la que se convirtió en el mismísimo Elvis.

Fue el 19 de Diciembre de 1996, en el Centro Cultural Delicias de Zaragoza. El evento se llamaba ‘Una cita con Elvis’… y Elvis esa noche se reencarnó en Enrique Bunbury. Cantó los clásicos: King Creole, In the ghetto, Fever, Blue moon of Kentucky o Viva la Vegas. El precio de las entradas: 1.100 pesetas (unos 6’5 €).

Y la nota curiosa de ‘Una cita con Elvis’, la puso Eva Amaral, quien participó haciendo los coros junto a otras dos vocalistas. En aquel momento, Bunbury la presentó como “una artista muy prometedora”. Aun faltaban dos años para que el dúo que formó junto a Juan Aguirre publicara su primer álbum (Amaral, 1998). Por su parte, Enrique había concluido un par de meses antes el Tour Avalancha junto a Héroes del Silencio... y también había anunciado su separación 'temporal'. Era su primer concierto tras la disolución del grupo.

Esa cita tan especial con ‘Elvis Bunbury’, fue también el germen de un libro de relatos llamado ‘La noche en que Bunbury fue Elvis y Eva Amaral hizo los coros’ que Javier Romero publicó en 2011.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?