La maldición de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ con sus tronistas en casa

De cuatro apuestas, los cuatro han traicionado al programa

La maldición de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ con sus tronistas en casa

Carmen y Josué en 'Mujeres y Hombres y Viceversa' / Mediaset

Para que Mujeres y Hombres y Viceversa pudiera seguir grabándose tras el confinamiento, encontraron como solución que tronistas y pretendientes convivieran en una misma casa tras hacerse los PCR y controlar que todos daban negativo.

Una solución práctica para todos, pero que ha provocado la maldición para unas normas que no dejan de saltarse sin sentido para el programa.

Si antes era algo insólito que los tronistas se fijaran entre ellos, y era casi prácticamente imposible porque los chicos grababan unos días y las chicas otros, ahora viven juntos, revueltos y... ¡duermen en la misma habitación!

Primero Miriam y Álex, y ahora Josué y Carmen

De esta forma, tronistas hombres y mujeres pasan la mayor parte de su tiempo juntos, lo que crea unos vínculos muy especiales que algunos confunden y pasan a mayores. Así ocurrió con Miriam y Álex que, mientras ambos fueron tronistas confesaron haberse liado y acostado durante semanas.

Finalmente el programa pidió que uno de los dos se convirtiera en pretendiente y cuando ella lo hizo, a Álex dejó de interesarle.

Y ahora se ha repetido la maldición entre Josué y Carmen. Ella había sido su pretendienta y él casi no le había dado bola, primero porque le interesaba Zoe, y segundo porque era la ex de Álex "su gran amigo".

Pero cuando ella ha pasado a ser tronista, y duermen juntos, se hacen masajes y comparten confidencias... la maldición se ha repetido y los pretendientes les han pillado besándose.

Esa es la maldición de los tronistas bajo el mismo techo, que además, tiene poco sentido porque ni siquiera acaban yéndose juntos. Solo caen en la tentación.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?