Blue Monday: 9 consejos para combatir el día más triste del año

Escribir tus reflexiones en un papel, exprimir los beneficios de la lectura o acudir a espacios verdes, entre otras actividades que incorporar a la rutina

Leer como terapia contra la tristeza

Leer como terapia contra la tristeza / Unsplash / David Lezcano

Este lunes 18 de enero es el Blue Monday, el día más triste e infeliz del año. Una fecha que se fijó en 2005, por el psicólogo Cliff Arnald. Y aunque no está probado con principios metodológicos, el tercer lunes de enero puede ser complicado entre otras cosas por el fin de las fiestas, el comienzo de un frío invierno o los aprietos económicos que sufrimos a principios de año. Por no mencionar la llegada de Filomena y sobrevivir en medio de una pandemia.

La tristeza es una emoción básica que caracteriza este día, que aparece con frecuencia y que es necesario sentir al igual que el resto de las emociones. Sin embargo, es de vital importancia saber identificarla y tener unos pasos clave para gestionarla. Desde TherapyChat, plataforma de psicología online, nos cuentan cómo combatirlo con algunos consejos que puedes adaptar a tu rutina de hoy y cuando lo necesites.

Rodéate de tus personas favoritas. Aunque sabemos que es difícil estar físicamente con los que queremos estos días, la tecnología puede ayudarnos a escuchar la voz de las personas que necesitas. Una videollamada levantará tu estado de ánimo casi de forma instantánea.

Juega con los colores de vestir. A veces, cuando estamos tristes, elegimos colores apagados como si quisiéramos pasar desapercibidos. Los colores alegres en cambio generarán un estímulo visual que cambiarán tu estado de ánimo. Que el teletrabajo no te frene de arreglarte como si fueras a salir a la calle y míralo como una forma de expresión personal.

Piensa en algo en el día de hoy que te motive (aunque sea un detalle). Es un error esperar al fin de semana para ilusionarnos. El momento de la merienda, la sesión de yoga, hacer un ángel en la nieve... pueden motivarte a seguir con el lunes.

Mantén una actitud consciente. A veces entramos en la rutina sin pararnos a pensar en las sensaciones que generan nuestras acciones. Disfruta del aroma y el tacto de las sábanas al acostarte, degusta la textura de tu desayuno por la mañana o camina descalzo por la alfombra de tu habitación. El estrés de nuestro día a día puede hacer que estos detalles tan placenteros sean inexistentes. ¡Devuélveles la vida!

Acude a un sitio verde. Sea la estación que sea, escaparte a la naturaleza es una buena decisión para desconectar de un agitado día. El bienestar después de estar un rato en el aire limpio y la belleza de la madre tierra está 100% confirmado.

Escribe tus reflexiones y tu gratitud. Las palabras pueden ser curativas, especialmente cuando el sentimiento que te inunda es el de la soledad. Como en la música, esta emoción puede generar cosas bellas. Déjate llevar por la inspiración y escríbelo en un papel. También puedes hacer un ejercicio de gratitud en el que detallas un recuerdo por el que estés agradecido. Aunque lo mejor es hablar del presente, puedes rememorar momentos del pasado también.

Imagina que eres el protagonista de una comedia. Elige ver la vida con un filtro divertido, a lo Fleabag. Phoebe Waller-Bridge interpretando este personaje es un buen modelo a seguir: piensa qué puede hacer tu jornada más feliz y concéntrate en conseguirlo. Este es un ejercicio que puedes repetir a diario.

No juzgues tus sentimientos. Uno de los principales problemas es pensar que lo que sientes está fuera de lugar. Sea lo que sea que te genere tristeza, déjalo fluir para que esa sensación negativa se dispense poco a poco. Aléjate por tanto de ese pensamiento de “lo que debería sentir y por cuánto tiempo debería sentirlo”.

La lectura como herramienta

¿Por qué leer afecta en nuestro estado de ánimo? Esta actividad reduce el estrés gracias a su poder de trasladarnos a otros mundos alejados de nuestra ansiedad y nuestras preocupaciones diarias. Además, esta provoca que liberemos dopamina de nuestro cerebro haciendo que nos sintamos bien, regulando nuestro humor y el sueño. Nos ayuda a ser más empáticos, una herramienta súper útil para la inteligencia emocional, con la que somos conscientes de las necesidades, problemas y preocupaciones de los demás. Y, por último, frena nuestro deterioro cognitivo, es decir, es gimnasia mental para nuestro cerebro.

Recomendaciones

Desde Amazon Kindle y con ayuda de la psicóloga Elena Fuentes Moreno recomiendan estos libros con el que practicar este ejercicio.

 

 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?