Alfred García: “Los espabilados también habla de mi época oscura que pasó a ser brillante”

Hablamos con el artista que reflexiona sobre el tiempo alejado de los medios y su regreso musical

Alfred García: “Los espabilados también habla de mi época oscura que pasó a ser brillante”

Alfred García / Universal

Alfred García ha vuelto por todo lo alto y lo ha hecho componiendo su música, por primera vez, para una serie de televisión: Los Espabilados, canción que ya está disponible en todas las plataformas, del mismo título de la ficción (que se estrena el 29 de enero en Movistar+)

De este regreso, tras un tiempo retirado del foco mediático (y no de la música porque ha estado componiendo su segundo LP) hemos hablado con él. 

El artista reflexiona sobre la necesidad de frenar que tuvo tras la vorágine que supuso entrar en Operación Triunfo, sobre lo "injusto" de las redes sociales, lo importante de cuidar la vida privada, rodearse de gente a la que admiras, la inspiración en tiempos de pandemia y nos pone al día de su relación con sus antiguos compañeros de Academia:

¿Cómo te llega la propuesta para poner tu música a 'Los Espabilados'?

Conocí a Albert Espinosa (director de la serie) en 2016, en un concierto de Tony Bennett que nunca sucedió porque se suspendió, pero gracias a eso pudimos estar 45 minutos hablando sobre nuestros sueños. Le confesé que quería componer una banda sonora para alguna película o serie suya. En ese momento no me conocía nadie y él me dijo que mi suerte iba a cambiar. Tres meses después entré en Operación Triunfo, hice giras, saqué un álbum y un año más tarde me llamó porque estaba escribiendo una serie sobre enfermedades mentales y que quería que hiciera la canción original.

Fue algo sorprendente hacer balance de cómo la vida había alineado los astros para que todo ocurriera así. Estoy muy contento de haberlo hecho, porque creo que va a ser una de las mejores series de 2021, la ha comprado Disney para emitirla en más países y siento que va a ser un viaje increíble que solo acaba de empezar.

¿Qué quisiste transmitir cuando escribiste la canción para la serie?

Los Espabilados habla sobre mi mundo interior, desde la infancia, pasando por la adolescencia hasta el cambio que sufrí durante el 2016, tras el cuadro ansioso-depresivo que tuve por la mezcla de muchas cosas. Fue la época que más crecí personalmente y entendí a mi mente, la salud mental, un mundo que desconocía y del que habla la serie.

No me fue difícil componer la canción porque mi vida también habla de eso, de una época oscura que pasó a ser brillante y muy luminosa. El imaginario del tema habla sobre ese imaginario de un mundo interior que es difícil de hacerlo exterior.

A nivel musical creo que es la transición entre mi primer proyecto discográfico y el próximo. He producido la canción pero ha habido mucha gente trabajando en ella como Pablo Cebrián, Michael Freeman, Aaron Sterling, Brendan Dekora...

Te has rodeado de algunos de los mejores talentos musicales...

Tenía ganas de contar sónicamente cómo quiero definirme y luchar por la independencia artística. He producido este tema con toda la gente que he admirado toda mi vida y tener a alguien que te respalde con eso ha sido increíble. Universal y Movistar+ han creído en mí para crear todo este mundo del que estoy tan orgulloso y que ojalá nos dé muchas alegrías.

En el videoclip te rodeas de varios protagonistas de la serie, ¿te has planteado dar el salto a la interpretación?

No puedo contar muchas cosas pero ojalá suceda [risas] estoy abierto a todo. Mucha gente me ha preguntado por el pelo, porque lo llevo muy largo en el videoclip y era porque estaba metido en un proyecto más cinematográfico de lo normal. Estoy muy emocionado pero no puedo hablar mucho. Tengo muchas ganas de ver lo que ocurre este año porque hay mucho por sacar y tantos proyectos...

¿Qué nos puedes adelantar sobre tu nuevo disco?

Estoy muy bien rodeado y tengo el disco que quería tener. Es precioso y aunque aún no lo he acabado de cerrar creo que va a gustar mucho. Va más allá de lo que imaginaba que podía llegar yo. Tampoco tenía claro a dónde quería llegar. Con mi primer álbum estaba muy disperso y con este va a estar más definido el sonido Alfred.

Lo compuse antes del confinamiento, parte de él durante la gira 1016.

Entre un disco y otro has estado alejado del foco mediático, dices que por "salud mental", ¿qué te ocurrió?

Pasé de estar en un bar tocando a grandes estadios haciendo una gira propia por las mejores salas de España, festivales, Eurovisión, Operación Triunfo con cuotas de 3 millones de espectadores... no es un cambio fácil, aunque de cara al público parezca que sí. Hay cosas que vale la pena explicar y otras que es mejor poner remedio.

Este año me ha servido para vivir sin una cámara delante, para dedicármelo a mí y volver una vida que no recordaba: con mis colegas, mi familia, con un hogar porque antes todo eran hoteles y promociones. Con nuevos hábitos, ir al gimnasio y hasta hacer lo que me diera la gana. No había tenido vacaciones en 5 años. No me arrepiento para nada porque lo he pasado increíble, pero necesitaba parar. 

Aún así, he descansado pero he estado haciendo el disco. He viajado por placer y no por trabajo. Por eso cada vez comparto menos de mi vida personal porque es algo muy valioso que al final debes decidir a quién se la confías.

Sobre esa decisión de "compartir" tu vida en redes, ¿cómo manejas esa interacción tan pública?

La palabra es lástima por un modelo injusto de las redes sociales. Con ellas llegas a mucha gente pero cualquier hace una cuenta sin su nombre y puede poner lo que quiera. Es duro para las personas públicas porque nosotros damos la cara mientras otros dedican las redes para expulsar toda su bilis sin poner su identidad. Me parece triste.

Con las redes estoy bien pero tengo un equipo detrás que las gestiona porque no sería capaz de llevarlas. Sí decido lo que cuelgo y lo que no, lo que veo y lo que no, pero hay una parte ejecutora que no soy yo porque me volvería loco. A veces entro, lo miro pero me aburro en seguida. La vida se tiene que mirar con los ojos, no a través de una pantalla.

Aún así gracias a las redes conoces a gente increíble, hay muchos fans de los que estoy muy contento, que me siguen por la música porque no tengo nada más que ofrecer que mi arte.

Volviendo a la música, ¿en qué te inspiras en estos momentos en los que parece que todo es negativo?

Desde luego en lo negativo no me inspiro. He escrito sobre el confinamiento y le he sacado la parte positiva. Soy muy nostálgico y romántico y pensar en la libertad completa, en mirarnos sin el bozal, y besarnos y abrazarnos es una fantasía tan cercana y lejana a la vez que me ha dado para muchas letras.

Esta situación la he visto como algo inédita, como una rareza grande. He perdido a dos personas y no es fácil sentir que se hayan ido tan rápido, por lo que me ha dado tristeza que muchas personas nieguen la realidad de muertes por este virus. Eso no lo he vivido bien porque hacia la muerte de un ser querido no hay más argumentos.

¿Qué música suena en tu casa ultimamente?

Suena The National, Bon Iver, Leonard Cohen, Nick Cave... está sonando mucho Anthony and the Johnsons y mi nuevo disco porque le doy mucho a la cabeza [risas].

 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?